lunes, 6 de febrero de 2017

Charly García, La máquina no puede dar


LA MÁQUINA DE SER FELIZ

Pedimos perdón,
corriendo, enmascarando el fin.
Por eso te busqué,
por eso diseñé
la máquina de ser feliz.

Plateada y lunar,
remotamente digital,
no tiene que hacer bien,
no tiene que hacer mal,
es inocencia artificial.

Prende y se apaga sola,
sale después de hora.

Hay tanta gente sola,
hoy tanta gente llora.

Con forma de un pez,
nadando en mares de Ravel,
no sé si la robé,
no sé si la pedí.
O simplemente estuvo ahí.

Un día se me fue.
Ese día yo volví a reír.
Y la felicidad
no existe en soledad.
La máquina no puede dar.

Prende y se apaga sola,
sale después de hora.
La máquina de ser feliz.

Hay tanta gente sola,
hoy tanta gente llora.
La máquina de ser feliz.

(La máquina de ser feliz
la tiene el Papa, la tengo yo).


Charly García, “La máquina de ser feliz”. Adelanto de su nuevo disco: Random, 2017.
Charly García (Buenos Aires, 23 de octubre de 1951).