viernes, 28 de agosto de 2009

Ana Prada – Brillantina de agua



una chalana deriva
en las curvas del río Queguay
la orilla le irá mostrando
que rumbo tomar

brillantina de agua
rompe en el roquedal
corre, corre
y otro río más

puente de quebracho
a ningún lugar
montecito guacho
sordo de trinar

brillantina de agua
rompe en el roquedal
corre, corre, corre
y otro río más

será que me enseña a contar
el dolor que llevo dentro
será que me obliga a escuchar
sabe que no voy a hablar

sólo por el sauce
se deja acariciar
cerca el río grande
donde morirá

será que me enseña a escuchar
el dolor que lleva adentro
será que me obliga a contar
que no va a llegar al mar

canto y me lleva…


Mi amigo Martín Raninqueo me regaló “Soy sola”, hermoso disco de Ana Prada (foto). Comparto con los amigos esta brillantina de agua, que me recuerda a mi viejo, que debe andar, seguramente, corriendo entre quebrachales en su amado Chaco. Pa´vos, Viejo, siempre vivo en la memoria.


jueves, 27 de agosto de 2009

Delfina Goldaracena – Siempre que te sientes a leer es el principio de una nueva vida



LA VIDA PASA ALUMBRANDO EL SOL…

La vida pasa alumbrando el sol
conquistando las aguas grises
y sin que la luz roja atrape tus sentimientos

Siempre que te sientes a leer es el principio de una nueva vida

a papá, 7/5/2000


ALBORES DE LA BLANCURA

Convertirse en pájaro
el día que te sentí
absuelto


SILENCIO

El pincel se desliza sobre la mancha
la ventana cae
las memorias vuelven
las mentiras
caen sobre los charcos de las alas de un ave
El público aplaude
Silencio
¿Acaso piensas
recostarte en el agua?


LA CALVA NOCHE…

La calva noche
el día luminoso
un cuarto sin alas
un beso sin boca
un beso fuerte de amor
Madre ¿dónde está el día de la noche calva?


VIENTO

El viento volaba
en aquellas rocas se oía
el viento era fuerte, astuto, rencoroso
y con forma de caballo cansado por tinta roja.


ENTONCES NO ES EL GUSTO EL QUE GANA…

Entonces no es el gusto el que gana
sino un barco en otro barco más grande
si las aguas se enfurecen por el humo
o los peces deciden atacar y pescarnos, para la cena

17/6/2000


ALGUIEN ESPERA…

Alguien espera
en el final

Que no entiendan
el idioma del amor
y le teman
a lo desconocido
con uno
disuelto
entre las
sombras

Nadie escucha
nadie quiere entender


En: “Tiempo efímero”, 2007.

Delfina Goldaracena nació el 21 de septiembre de 1990. Murió, a los 16 años, el 8 de octubre de 2006. En el prólogo a “Tiempo efímero” escribe Leopoldo Castilla:
Cuando la conocí Delfina Goldaracena miraba y sonreía como si recién hubiera aparecido. Donde ella estaba era como si se hubiera abierto de golpe una ventana, un espacio sorprendido. Y es que su criatura era pura luz inteligente.
Desde muy niña escribía poemas asombrados y asombrosos. A los seis años decía: “Las flores que gritan el silencio / como los árboles que tiran / los gritos al silencio”.
Los poemas que aquí van a leer son todos los que escribió en su vida. Murió a los dieciséis años en un accidente de tránsito junto a otros adolescentes que venían del Chaco, de una escuelita donde compartieron los dones de la tierra. Cuatro años antes la muerte la buscó en la nieve. Pero no pudo verla. Delfina tenía demasiada claridad.
Ella sabía de esa acechanza cuando escribió: “Cuando quise / prender mi /luz negra / ya no existía / ya no era la de antes y / ahora soy el árbol”. Y en muchos versos más. Y es que lo oscuro engendra tanto como quiere exterminar el prodigio.
Su biología entera era la poesía. Tal vez por eso tuvo la extensión pequeña y la duración inolvidable que tiene una canción.
De Juan, su padre, había heredado la emoción por los campos y los caminos. De su madre, Cristina Domenech, poeta también, el ardor por las palabras.
No le dio tiempo el tiempo a salir del misterio de ellas. Recién venida del caos ardió dentro de su enigma, hechizada. Y se fue naciendo.
Aquí quedan fragmentos de esa insolación maravillosa. Un iluminado arrebato al sueño del mundo.
Ha muerto una niña poeta. Nos dejó tristes. Nos dejó cantando.


martes, 25 de agosto de 2009

Leonardo Martínez – Hombre solo y otros poemas


_
MEDIASOMBRA


La mañana sol mediante
se mete en las grietas
pule las aristas
borra las pinceladas bárbaras de la noche.
El pasado avienta sombras que se enancan en sombras.
En el lugar de las casas
una sarta de sonrisas cuelga del aire.
El tornasol del mediodía
es una iguana soñolienta.
Mira desde sus ojos sin párpado
la embriaguez de la hermana
abierta en brasa de espumas
y el falo del príncipe y su simiente
en las ropas desgarradas.
El monte procrea sus hijos
a la mediasombra
como los poetas anónimos.

De: “Las tierras naturales”, Ediciones del Dock, 2007.

_
LA CASA


Mi padre
heredó de viejo
la casa y los alfalfares de mis abuelos.
La casa estaba en ruinas,
puertas y ventanas tapiadas.
Las hormigas habían levantado grandes túmulos
en los pisos.
Los techos filtraban el agua de las lluvias
y por los huecos de las tejuelas rotas
la luz caía en figuras cambiantes.
Mi herencia fue en otoño.
La iguana, que tenía su cueva
en la sala de sillones sombríos
empezaba a dormir su sueño de invierno.
Las comadrejas abandonaban el nido
hecho en la maraña del clarín de guerra
y en el patio
sólo se oía la embestida del viento.
Los alfalfares ya eran montes
de vegetación áspera y cerrada,
guarida secreta de habitantes
de la casa.

Ahora,
la casa está vencida
el tiempo clausurado.

_
HOMBRE SOLO


Todos han muerto.
Se han ido muriendo uno a uno.
Yo pude haberlos matado
pero dejé al tiempo la tarea.
Por segundos seré dueño,
dueño solo de la memoria
y desde mi sitial
abarcaré los sueños de los otros,
sus grandes desconsuelos,
sus vidas en pedazos.
Cuando me toque la muerte
seguiré sentado como en este instante,
bajo el tala,
mirando sin ver
los cerros,
allá lejos.

De: “El señor de Autigasta”, Último Reino, 1994.

_
Leonardo Martínez nació en Catamarca en 1937. Poeta y músico. Desde 1990 reside en Buenos Aires. Publicó los libros: “Tacana o los linajes del tiempo”, 1989; “Ojo de brasa”, 1991; “El señor de Autigasta”, 1994; “Asuntos de familia y otras imposturas”, 1997; “Rápido pasaje”, 1999; “Jaula viva”, 2004; “Estricta ceniza”, 2005; “Jardín volátil -antología-“ , 2007; y “Las tierras naturales”, 2007.
_

sábado, 22 de agosto de 2009

Antonin Artaud - Hace mucho frío y otros poemas



HACE MUCHO FRÍO…


Hace mucho frío
como cuando
es
Artaud
el muerto
quien sopla


YO ESTABA VIVO…


Yo estaba vivo
y estaba allí desde siempre
¿Comía yo?

No
pero cuando tenía hambre yo retrocedía con mi cuerpo y no me comía a mi mismo
pero todo esto se ha corrompido
una operación insólita se efectuaba
yo no estaba enfermo
yo reconquistaba la salud
siempre por un retorno hacia atrás del cuerpo
mi cuerpo me traicionó
él no me conocía bien aún
comer es llevar adelante aquello que debe quedar atrás
¿Dormía yo?

No, no dormía
hay que ser casto para saber no comer
Abrir la boca es ofrecerse a las miasmas
Entonces ¡nada de boca!
Nada de boca
nada de lengua
nada de dientes
nada de laringe
nada de esófago
nada de estómago
nada de vientre
nada de ano

Yo reconstruiré al hombre que soy


NO ES POSIBLE QUE AL FIN EL MILAGRO NO ESTALLE…


No es posible que al fin el milagro no estalle
He sido demasiado castigado
Me he atormentado demasiado en el mundo
He trabajado demasiado para ser puro y fuerte
He perseguido demasiado el mal
He buscado demasiado tener un cuerpo limpio


¿QUIÉN SOY?


¿Quién soy?
¿De dónde vengo?
Soy Antonin Artaud
y apenas yo lo diga
como sé decirlo
inmediatamente
verán mi cuerpo actual
estallar
y recogerse
bajo diez mil aspectos notorios
un cuerpo nuevo
en el que ustedes no podrán
nunca jamás
olvidarme.





En: Antonin Artaud. Textos. Traducción: Alejandra Pizarnik y Antonio López Crespo. López Crespo Editor, Buenos Aires, 1976. 
Antonin Artaud (Marsella, 1896 – París, 1948)

jueves, 20 de agosto de 2009

Jorge Money - En la exacta mitad de tu ombligo


_
ATIENDE…


Atiende:
si mi hijo
si nuestro hijo
fuera naciera sol o
luna homosexual poeta o
guerrillero ah si creciera
guerrillero o usurero al tanto %
o asesino oficinista vendedor de
peines en el subte o suicida flor
o cerdo violador de tumbas o impasible
espectador del mundo comprensible padre de
familia actor de cine Rita Haywort Tyrone Power
sacerdote verdugo militar terrorista puta carcelero
en la exacta mitad de tu ombligo te explico Manés que
si nuestro hijo recoge la bandera que dejamos o por
el contrario un ejemplo la olvida la traiciona la
veja la vende a razonable precio entendeme si
nuestro hijo mañana es muerto por ir más
allá de donde fuimos o por menos o por
error o por justicia o por lo que sea
si los muertos somos vos o yo o los
dos y él quien nos fusila de todos
modos Manés habremos ganado
porque la libertad es lo único
que debemos legarle a los
demás compañera amiga
mía no tiene mayor
relevancia.

_
PARALELOS


¿Has visto caer al pájaro?
¿Lo has visto caer como una fruta
madura del árbol?
Míralo plegarse
se distiende y luego se contrae
abre su pico
una
dos
tres veces
su pico muerde el aire

¿lo has visto comerse el aire?

ahora se queda quieto
ahora se queda quieto
ahora se queda quieto

míralo quedarse quieto
el pájaro caído se ha quedado quieto
y los cortesanos no lamentan
no consuelan no adolecen

¿has visto a los cortesanos
en los funerales del pájaro caído?

_
LECTOR


mira este pequeño poema mío
está muy lejos de los declamadores de la lengua
pero igual tienes que aprender a quererlo
es mi último poema mi poema mas nuevo
guarda en su interior olor a pan
recién sacado del horno no le falta levadura
tampoco sazón le falta hambre por eso tienes
que aprender a quererlo él muy pobre
y vos muy rico la relación entre ustedes
no debe ser una metáfora cruel
ni una broma de mal gusto

Poemas inéditos, 1972 / 1975

_
En la exacta mitad de tu ombligo” (Libros de la talita dorada / Colección “Los Detectives Salvajes”) de Jorge Money se presenta mañana viernes 21 de agosto, a las 19 hs., en la Sala Dubrovsky, ubicada en el 3º piso del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, Corrientes 1543, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Participarán: Matías Money (hijo de Jorge), Lalo Painceira, Julián Axat, José María Pallaoro, y todo amigo y compañero que se acerque a recordarlo. Micrófono abierto.
-
Foto: Jorge Alberto Money con su hijo Matías. Archivo de la talita dorada.
_

martes, 18 de agosto de 2009

Jorge Money - Donde la oscuridad silenciada calla


_
EL POEMA


Para iluminarte
me encendí en estrellas.

Pero yo no canto al cielo.

Le canto al charco
que me devuelve
mi imagen de barro.

_
LA ALIANZA PROMETIDA


Donde la oscuridad silenciada calla,
mientras un ansioso mercader
comercia con el tiempo,
aquel sutil argonauta
se sumerge temeroso,
para no tener que sellar
la alianza prometida.

_
ESTOY AUSENTE DE MÍ…


Estoy ausente de mí
en cada instante.

Busco en mi sombra
la flor caída.

_
EL HOMBRE NUEVO


He salido a buscar al hombre nuevo.
Buscándolo, quizás,
encuentre mi muerte.
No importa.
Lo que importa realmente
es la vida.

Aunque parezca absurdo,
yo moriré por ella.

De: “María Cuatropasos”, 1969.
_
“En la exacta mitad de tu ombligo” (Libros de la talita dorada / Colección “Los Detectives Salvajes”) de Jorge Money se presenta el viernes 21 de agosto, a las 19 hs., en la Sala Dubrovsky, ubicada en el 3º piso del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, Corrientes 1543, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
_
Foto: Archivo de la talita dorada.
_

lunes, 17 de agosto de 2009

Jorge Money - Voy a meterme adentro de las cosas




VIVENCIAL


Quiero
ir más allá de lo inmediato,
de lo sensible,
trascender los límites profanos.
Estar
donde no lleguen las voces,
donde no alcance el silencio.

Quiero
quebrar el vaso de las formas.
Un minuto.
Tan sólo un minuto de agujas inmutables
que detengan el círculo del tiempo.

Voy a meterme adentro de las cosas.

(Conoceré, por fin, el país de las esencias
rodeado de soles y de espejos,
inmerso en lo profundo de la sangre).


DESPUÉS DE MUERTO


Aún a riesgo
de que me llamen heresiarca,
quisiera que alguien
escriba sobre mi tumba
tan solo esta frase:

ego sum homo iste,
qui fuit in terra


yo soy ese hombre,
que estuvo en la tierra.



QUIZÁS


Quizás
cuando las aguas
regresen,
no encuentren
sino arbustos
calcinados
y el árido polvo
del miedo
y la derrota...

flotando en el viento.

De: “Nuevas elegías a mi mismo”, 1967




“En la exacta mitad de tu ombligo” de Jorge Money
se presenta el viernes 21 de agosto, a las 19 hs.,
en la Sala Dubrovsky, ubicada en el 3º piso
del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini,
Corrientes 1543, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Jorge Alberto Money nació el 5 de abril de 1946 en el barrio de Congreso, Buenos Aires. El 15 de mayo de 1975, a los 29 años, fue secuestrado por un grupo de tareas perteneciente a la Triple A; apareció asesinado tres días después en los bosques de Ezeiza. Publicó dos libros de poemas: “Nuevas elegías a mi mismo”, 1967; y “María Cuatropasos”, 1969. En 1975, Jorge Money entrega a su amigo Alberto Szpunberg algunos poemas inéditos que lograron sobrevivir a la dictadura militar. “En la exacta mitad de tu ombligo” (Libros de la talita dorada / Colección “Los Detectives Salvajes”, 2009) es una antología de todo este material.

Foto: Jorge Money en enero de 1970, en el balcón que da a Diagonal 80, de el diario El Día de La Plata. Gentileza Lalo Painceira. Archivo de la talita dorada.
_

sábado, 15 de agosto de 2009

Poesía Mapuche – Toda la tierra es una sola alma



TODA LA TIERRA ES UNA SOLA ALMA…


Toda la tierra es una sola alma,
somos parte de ella.
No podrán morir nuestras almas.
Cambiar, sí pueden;
pero no apagarse.
Somos una sola alma como
hay un solo mundo.



CAUSA TRISTEZA PROFETIZAR…


Causa tristeza profetizar:
dos veces se oscurecerá el sol.
Y después vamos a ser maltratados.
Indefensos estamos.
Como árboles estamos arraigados al suelo,
y como pájaros nos lleva el viento.
Presas de la tierra y el aire somos.
Ay, ¿cómo no va a dolernos el corazón?



De: Poesía oral, CEAL, 1981. Estudio preliminar y selección de textos: Daniel Freidemberg.
Foto: Tomada por el geógrafo Hans Steffen Hoffman en 1897.
_

jueves, 13 de agosto de 2009

Juan Desiderio – El juego de Dios y otros poemas


_
VOY A ESCRIBIR UNA HISTORIA…


Voy a escribir una historia,
para que leas lo que quiero que leas:
Los espacios entre palabras.
La rigidez de los márgenes.
La sombra de los signos.
La exacta representación de tu error.

De este lado, solo hay mugre.
Huellas de perfumes,
en un paseo por el parque.

De: Asuntos de fe, inédito.

_
VOY HACIA EL ESPEJO…


Voy hacia el espejo.
Una cabeza condenada al azar,
donde todo se proyecta
en un cerebro. La nariz, aceptable,
salvo por un hilo de sangre
desde que choqué contra una pared
queriendo meterme
en un cuadro del Bosco.

El juego de Dios.
Hacerme creer
en un cielo de espejos.

_
A LAS 2:30 HS. LA CARA DEL CHUECO…


A las 2:30 hs. la cara del Chueco
en la pantalla,
con naranjas en la cintura
creyéndose bombas.

Va a inmolarse por su fe,
va a fumar albahaca,
beber alcanfor,
parar con sus manos
mis palabras,
y conectarse con Alá.

El Chueco puso en su lengua
a la tierra
pensando que era el ácido
más grande de todos.
Se le hinchó la cara,
me pidió algo dulce.

Le mostré su foto antigua
quemando los portones
de la panificadora,
envuelto en un trapo sucio.

Ahora quiere una mujer
de arpillera,
rellena con arroz
para darle vida.

Fabrica pechos gigantes
con una vela,
pone ojos de sifón
brazos de manguera
y pies con dos ladrillos.

Mi novia, dice,
y su voz se repite
como un disco rayado.

De: Tos

_
BAJO LA AUTOPISTA…


Bajo la autopista,
saludo al hombre
que vive ahí.
Los autos se escuchan
pasar por arriba.
Homeless y automovilistas
a velocidades opuestas.

De: Hipnosis, inédito.

_
OTRA VEZ, UNA MANO APOYADA EN MI PECHO…


Otra vez, una mano apoyada en mi pecho.
En el entrecejo, un espiral,
y una gota sobre color azul.
Mareo, y el cráneo
que parece inundarse.
En su parte superior,
se realiza la alquimia.
La cabeza parece abrirse,
en la coronilla.
Un tubo se apoya
en el hueso.
No sé si sale de mi cabeza,
o viene desde el cielo.
Todo termina con un temblor
muy especial.

De: Asuntos de fe, inédito.

_
Juan Desiderio nació en Buenos Aires en 1962. Publicó “Barrio trucho” en 1990, “La Zanjita” en 1996 (ambos en Ediciones Trompa de Falopo) y “Ángeles parricidas”, Ediciones Del Diego, 1998. El poemario “Tos” fue publicado en Vox Virtual (2002, Bahía Blanca). Permanecen inéditos “Asuntos de fe” e “Hipnosis”.
Selección: Horacio Fiebelkorn.

_

martes, 11 de agosto de 2009

Reynaldo Uribe – Poemas de Casa de vidrio


_
NO SÉ...


no sé
si prostitución
es abrir las piernas
o cerrar los ojos

_
DESEOS DE MAÑANA


Una baba verde
crece
por las paredes viejas.

Tal vez un sueño
de futuro
o muertos
que resisten
el olvido.

_
CASA MATERNA


Los objetos
instalan personas en los cuartos
para asegurar su inmortalidad.

_
LOS TESTIGOS


El futuro esquiva mi mirada.
Entre sus ojos y los míos hay un espacio hueco
que desarticula todos los límites posibles.

No puedo condenarlo.
Yo no desciendo de los dioses
ni tengo la inmortalidad de la piedra:
apenas
soy capaz de vagar entre permanencias de otros
y mi memoria sirve
todavía
para reconstruir las ventanas
que me llevan de un mundo a otro
y regresar.

El futuro
tiene miedo a los testigos.

_
INSOMNIO


Los fantasmas de la noche
escalan el silencio
como gatos
y se acercan a mi cuarto
como un absurdo canto de borrachos.

Después
como si fueran de la casa
se instalan
en la mitad vacía de mi cama
leen libros olvidados en el suelo
o escriben poemas que te nombran.

_
De: Casa de vidrio, Ediciones Juglaria, 2002.
_
Reynaldo Uribe nació en Pergamino (Provincia de Buenos Aires) en 1951. Desde 1970 reside en Rosario. Dirige las revistas Juglaría (arte y poesía latinoamericana) y Casa Tomada (cultura y pensamiento).
_

lunes, 10 de agosto de 2009

Horacio Castillo – Visita al maestro



VISITA AL MAESTRO


Llueve sobre colinas y jardines.
Allí, junto a la ventana, está el fuego.
Hablar o callar, ¿qué es lo mejor?
Preguntar o responder, ¿qué es lo peor?
Llueve sobre colinas y jardines,
El agua salmodia en la penumbra.
¿También el callar es un hablar?
¿También el hablar es un callar?
Llueve sobre colinas y jardines.
Un caballo negro viene como volando.
¿La respuesta es entonces la pregunta?
¿La pregunta es entonces la respuesta?
Llueve sobre colinas y jardines.
El silencio del cuarto es el silencio del mundo.


De: Alaska, Libros de Tierra Firme, 1993.


Horacio Castillo, Ensenada, 1934. Otros poemas de Castillo en POESÍA LA PLATA.
_

sábado, 8 de agosto de 2009

Alberto Vanasco – Hurra


_
HURRA


Yo, por el contrario, he visto a los mejores espíritus de mi generación salvarse milagrosamente de la locura y de la infamia, del alcohol y de las drogas, de la estupidez y del suicidio, del olvido y de la incertidumbre y de todas las otras plagas que de vez en cuando acaban con nosotros.

Los he visto salvarse entre el amor y el desprecio, entre el arrojo y la indiferencia, asidos al marxismo y al psicoanálisis, a las mujeres y a los libros, en noches inexplicables, en días velocísimos, esforzados en escuchar el latido apagado de la tierra, el estrépito de la sangre, las estridencias de los sueños.

Los he visto en plazas incendiadas, en los muelles abandonados aunque no para siempre, en las escalinatas del congreso, en Lavalle a la salida de los cines y en redacciones desvastadas; los he visto en sótanos repletos de humo y de palabras, en cuartos desmantelados y en celdas fraternales.

Los he visto salvarse de la soledad y del cinismo: pero pienso que si alguien se salva es para algo.

Los sigo viendo ahora, un poco pálidos de porvenir, cuadrados de mandíbulas, flacos de ocasiones, empedernidos en su tiempo, dura, inexorablemente inclinados hacia la vida.

_
En: “Canto rodado”, Editorial Sudamericana, 1970 (primera edición Maldoror, Buenos Aires, 1962).
Hurra es la mirada personal de Vanasco acerca del hermoso poema Aullido de Allen Ginsberg, 1926 - 1997 (foto de cabecera).
_
Alberto Vanasco (Buenos Aires, 1925 – 1993).
_

jueves, 6 de agosto de 2009

Sandra Russo - Canción


_
CANCIÓN



Un día dijiste que esa canción era para mí. Y no importaba la canción, porque en ese momento sellaste mi oído con esa música ligeramente triste y esa letra que habla de un tren. Cómo son las cosas. Dijiste que esa canción era para mí, y en ese instante, bañaste nuestro mundo con ella. Su melodía me empapa cuando te extraño. Y esa despedida y ese tren me hacen sentir que cada día es cada día, y que el amor es como un hijo repentino que uno no cuida bien.


_
De: Erótika, La Página, 2008.
_
Sandra Russo, periodista y escritora.
_

martes, 4 de agosto de 2009

Piero De Vicari – Castilla leyendo a Castilla y otros poemas


_
CASTILLA LEYENDO A CASTILLA


cuando la voz del Teuco
salió dando trinos
en el silencio del teatro
una mujer, a mis espaldas
ratificó que la luz
suele ser padre de la sonoridad:
“eso es poesía” dijo
mientras la magia inventaba versos
para saciarse en el hambre
de tanta palabra dicha

_
LEYENDO A UNGARETTI


La síntesis
bien podría ser esa semilla pugnando
por volverse espiga.

En ese orden de cosas,
la poesía enciende la palabra
cuando los labios devuelven el sonido.

A mi entender
la discrepancia recae en la imagen:
cuanto más incomprensible,
muere de muerte metafórica.

_
LA BIBLIA, AL REVÉS


diseñada así
con esta manera injusta de barajar los naipes
la humanidad
es solo un temblor
una amarilla edad
para los marginados

_
HOMBRE OBSERVÁNDOSE A SÍ MISMO


de a ratos
el hombre se ahueca
cabe en la palma de una mano

ya no es más hombre
tampoco es niño
solo un rumor de piedras
de arena pálida
de musgo

pero de a ratos, no más
y entonces
resulta fácil desnudar sus almanaques
sus caras encendidas en la noche
en la noche sin máscaras
en las máscaras sin padres, sin madres
en el hijo que es
más allá de las sombras

de a ratos, solo de a ratos
el hombre se ahueca
y la palma de una mano
lo contiene

_
SAND CLOCK


montado sobre el televisor de la pieza
un diminuto reloj de arena
deja fluir las horas
grano a grano
como un traidor al acecho

a pesar de sus ínfimas proporciones
se yergue sobre mis días
con la moral del victimario
regodeándose
en la escena del crimen

dudo que este poema amerite
el desagravio a su odiosa tarea
pero igual escribo, piedra a piedra
estas palabras
no sea que la parca se disfrace de tiempo
y afile su guadaña entre mis dientes
justo en el umbral
en el mismísimo umbral
del último grano por caer

_
Piero De Vicari nació en San Nicolás, provincia de Buenos Aires, en 1963. Es Profesor de Historia. Co-director del Sello Editorial Yaguarón Ediciones. Coordina, además, talleres literarios, tanto en San Nicolás, como en las ciudades bonaerenses de Ramallo y Campana. Desde marzo de 2006 edita la Hoja Virtual de literatura “POEMANIA... la manía del poema”, que se difunde en Latinoamérica, Europa y Asia. Publicó los libros de poemas: “Poemas del caballo azul”, 1989; “Gato de piel lunar”, 1996; “Vicio de manos”, 1999, y “Palabra Lázaro”, 2002.
_

lunes, 3 de agosto de 2009

Hebe Solves (1935 – 2009) - Creencias


_
CREENCIAS


"ese piano, esa mesa y esos cuadros
guardan ecos del eco de tu voz"
*


Porque hay en otros
la fe en el resplandor,
una luz fría que no quema,

esa casa encendida
que miramos
desde el patio trasero.

La sombra de una red
de cable enmarañado
atraviesa el sonido,

la llamada en espera,
el timbre de una voz.
Y en el contestador,

la grabación repite
el aliento de alguien
que se fue para siempre.


* Ninguna, letra y música de Homero Manzi y Raúl Fernández Siro.

_
CICLISTA


"Uno busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños..."
*

Circulando un espacio
sin protección
el hombre en bicicleta
atropella la tarde.

Tomado del manubrio,
el círculo de metales y brazos
descarga un eje vertical y lo desplaza
calle tras calle.

La humareda invisible del aliento
y el gas envenenado
pesan y se remueven al pie
en el giro veloz de los pedales.

Mensajero y mensaje, recorrido
por zanjas, playones de cemento,
esquinas alineadas donde aletea
el semáforo, su luz intermitente.

Las horas, como rayas pintadas
sobre el asfalto
marcan el cuerpo inmóvil
que palpita en el asiento y zigzaguea

el destino que le imponen los autos,
las motocicletas, los peatones,
rodando un tiempo circular
mientras avanza por la calle recta.

* Uno, letra de Enrique S. Discépolo y música de Mariano Mores.

_
CITAS


¿Me permite bailar
con ella?, le preguntó un señor
al que bailaba conmigo.

Una transacción entre los dos
me puso en el centro de la escena.
No soy yo, soy ella

la que baila en los brazos
de un desconocido y fue entregada
"como una moneda

que va de mano en mano".
-"No te des por vencido ni aún vencido",
suspiró entonces el nuevo, aliviado.

Ella no habla pero yo
reconocí al autor y dije: -Almafuerte.
Así, citando palabras de otros,

todos somos almas fuertes.
Nos ampara una fruta divina
arrancada del árbol del paraíso.

No tenemos a dios,
tenemos la manzana.
A veces la dejamos

en el aparador cerrado
para que alumbre con su olor
las cosas de la casa.

Otras veces la miramos venir
desde el centro del pecho
y baila.

_
De: “Pentagrama”, La Margarita, 2005.
_
Hebe Solves (Buenos Aires, 10 de septiembre de 1935 – 1 de agosto de 2009).
_

sábado, 1 de agosto de 2009

Umberto Saba – Pasiones y Trabajo




PASIONES


Están hechas de lágrimas y sangre
y de algo más aún. El corazón
late a la izquierda.


TRABAJO


En un tiempo
mi vida era fácil. La tierra
me daba flores, fruta en abundancia.

Ahora labro un terreno seco y duro.
La azada
choca en piedras, en malezas. Debo cavar
hondo, como quien busca un tesoro.


Traducción: Rodolfo Alonso.
Umberto Saba (Trieste, 9 de marzo de 1883 - Gorizia, 25 de agosto de 1957).
_