lunes, 21 de noviembre de 2011

Alejandro Schmidt – Entre

ENTRE

entre hölderlin y la torre
entre reír o incendiar almas
entra el precio al desprecio
entre lo que nos atormenta
una plumita
venida desde el dónde cuando cómo
entre alejandro y raquel jodorowsky
entre una bala y agua clara
entre risas delante de la bruja
entre cachacos
entre mi ciudad : mi olvido
entre nimiedades y el rostro inmarcesible
entre copas
entre frescos milicianos de la luna
entre spinetta y pallaoro
entre la facilidad y un trago de veneno
entre la realidad y la realidad
la sombría cueva
entre realidad y demencia
vías altas
entre decirse o no
alza velamen la neblina
entre poemas y recetas
entre puristas y surfistas
tres tristes tigres
entre david y rodolfo
entre la vida de los demás y la falsificación
entre el perdón y darse cuenta
entre una existencia de libros y matar una palabra
otra palabra
entre una palabra y el cosmos
trenes
campos
ríos
entre la herida y el sentido
entre seguir y no seguir
entre quedarse o quebrarse
naipes y mapas
entre saber o los presagios
el susto y la delicia
entre beatriz guido y los caballos
entre la tesis y el vestido
el poeta profesional y el bienvenido
silbador
entre mi mismo y tus lágrimas
entre el borrador, los detalles
entren decía el ogro
ésta es casa del sueño
entre murmullos
canciones
entre la fama y la retama
el encaje, los veranos
entre leer y aprender
la justicia del muerto
un mármol a pie
entre la envidia y el latido
el por mayor y los consuelos
entre la maldición y su desierto
parajón ortiz, antonio sobral
el loco pancho
cuando lo fácil rebota laberinto
entre mentiras y saludos
entre la vida y los caídos
entre turistas y dioses durmiendo allá en las nubes
entre gritarlo y no decirlo
entre una gran calma
la traición
la burla
los recodos
entre la nada y el desquite

entre nosotros

ahora sí

muy claramente.



En blog Romanticismo y Verdad.
Alejandro Schmidt, Villa María, Córdoba, 1955.

3 comentarios:

monicca sonzini dijo...

ESTA OBRA DE ARTE QUE ME TIRA A BORBOTONES NUESTRA TRANSITADA VIDA POR ESTE MUNDO DE VILLA, ME LLENA DE NOSTALGIA, DE TRISTEZA Y DE TIEMPOS HERMOSOS QUE SALEN COMO HILOS DE CADA UNA DE TUS PALABRAS QUE ARMAN UNA TELA DE FIBRAS COMPLEJAS QUE SOLO PUEDE ENTENDER EL QUE AMA LA POESÍA...ES MUY BELLA Y CUESTA "DEFINIR-LA" CON PALABRAS COMUNES...MONICA SONZINI

José María Pallaoro dijo...

Muchas gracias, Monicca, por tu mirada acerca del poema del querido poeta Alejandro Schmidt. Abrazo.

Ana Lecea dijo...

Un intensísimo poema, en el que el autor me transmite su tránsito difícil por la vida, entre el blanco, el negro y no puede escapar aveces el gris. La dificultad del caminar humano lo siento entre sus letras.