lunes, 1 de febrero de 2016

Ricardo H. Herrera, La mediación de los especialistas


HACE TIEMPO LEÍ…

Hace tiempo leí, no recuerdo dónde, que los malos poetas se reconocen por su inmoderado apego a los árboles de hoja caduca: una de las típicas tonterías que sólo sirven para individualizar las sensibilidades mutiladas y resentidas. Renunciar a las imágenes que nos conceden las estaciones del árbol es la prueba más palpable de que se ha emprendido un camino opuesto a la de la poesía. Si poesía es el pensamiento que nos reintegra a la materia por medio de imágenes, en ese retorno, la planta florecida y la arboleda otoñal constituyen figuras puras, irreemplazables. Negarlas significa empobrecer hasta la muerte la función poética del lenguaje. Por poética entiendo una palabra que, dirigida al corazón del hombre, prescinda por completo de la mediación de los especialistas.


En: “De un día a otro”, Grupo Editor Latinoamericano, 1997.
Ricardo H. Herrera (Buenos Aires, 1949).
Foto: Pacha y otoño en City Bell. Jmp.

No hay comentarios: