viernes, 18 de septiembre de 2015

Orlando Van Bredam, Hundimos el cuchillo en el mismo poema ajeno


SECTA LITERARIA

          Nos reunimos secretamente los jueves por la noche. Encendemos cuatro velas negras, descorchamos el vino del ritual y como en una letanía leemos nuestros versos. La ceremonia alcanza su mejor momento cuando todos a la vez hundimos el cuchillo en el mismo poema ajeno. Aplastamos cada una de sus palabras con ferocidad, como si se tratara de infames termitas capaces de devorar nuestra gloria de aldea.
          A veces, no siempre, también sacrificamos a algún poeta. Con su sangre regamos nuestro altar. Hacia el amanecer, limpiamos la zona sagrada. No dejamos un solo rastro. Pero no es fácil: el poeta se empecina en sonreírnos, tres días más tarde, desde las páginas del Suplemento Literario.


En “El límite de la palabra. Antología del microrrelato argentino contemporáneo”, Edición de Laura Pollastri, Menoscuarto, 2007.
Orlando Van  Bredam (Villa Marcial, Entre Ríos, 1952). Vive en El Colorado, pequeña comunidad de la provincia de Formosa.
Pintura: “Un rincón de la mesa” (Un coin de table), óleo sobre lienzo, Henri Fantin Latour, 1872. Verlaine, Rimbaud y otros poetas amigos.

No hay comentarios: