miércoles, 30 de junio de 2010

Joaquín Giannuzzi – Es verano


_
ES VERANO

Estoy en un valle del norte de mi país.
Naturalmente es verano y me circundan
verdes montañas apacibles.
Sentado en el pasto, semidesnudo al sol
animado por un aliento vegetal
observo que estoy a la misma distancia
de todos los puntos e instantes del horizonte circular.
Y nadie a mi lado para desmentir
que éste es el centro subjetivo de algo,
de algo más grande que nosotros.

_
En: “Un arte callado”, Ediciones del Dock, 2008.

_
Joaquín Giannuzzi (Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004).
_

martes, 29 de junio de 2010

Joaquín Giannuzzi – Magnificat


_
MAGNIFICAT

Ven a mí gloria del mundo
y ocupe tu música en mi corazón
el sitio que Dios ha abandonado.
No me dejes a solas
con mi balbuceo terrestre
soplando pequeñas palabras
a través de las cuerdas insípidas
que sólo cuentan conmigo para perdurar.

_
En: “Un arte callado”, Ediciones del Dock, 2008.

_
Joaquín Giannuzzi (Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004).
_

lunes, 28 de junio de 2010

Joaquín Giannuzzi – Desde la ventana del bar


_
DESDE LA VENTANA DEL BAR

Desde la ventana del bar
contemplaba la calle
hirviendo hasta el cuello de personas
casadas y solteras, automóviles, hojas secas, viento,
objetos sin número ni definición precisa.
Sentí la existencia en fermentación
cuando concebí entonces
una noción de Dios,
simplificada, ambiciosa, provisoria:
Dios era todo lo que veía,
un sistema, un principio absoluto de no vacío.
Y de pronto maldije:
oh, al demonio con este piojo
este Santo Tomás en zapatillas
bebiendo un líquido descafeinado y sin azúcar.

_
En: “Un arte callado”, Ediciones del Dock, 2008.

_
Joaquín Giannuzzi (Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004).
_

Joaquín Giannuzzi – Aquí el error


_
AQUÍ EL ERROR

La escarcha bajo el vidrio de la ventana
se acumula formando una especie de cordillera.
Sin saber por qué, estoy seguro
que no la esculpe el azar
sino la ley del viento invernal: otro secreto
de la naturaleza
cuyo único error es mi propia existencia.

_
En: “Un arte callado”, Ediciones del Dock, 2008.

_
Joaquín Giannuzzi (Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004).
_

domingo, 27 de junio de 2010

Joaquín Giannuzzi – La paz del torturador


_
LA PAZ DEL TORTURADOR

El torturador está cenando
con su sagrada familia.
Todo parece andar bien en este pequeño mundo.
Él está satisfecho con su trabajo
tan gratificante
que con 220 voltios es capaz de hacer maravillas
como arrancar de raíz
el más recóndito secreto de Dios.
La esposa no tiene porqué saber nada
acerca de estos asuntos
que por otra parte no le servirían
para hacer una buena sopa.
Sus dos hijitos admiran a papá
por su generosa manera
de llenar el mundo a su alrededor.
Cuando llega de la calle
el perro mueve felizmente la cola
y a los dos les da lo mismo
cualquier sistema social.

_
En: “Un arte callado”, Ediciones del Dock, 2008.

_
Joaquín Giannuzzi (Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004).
_

Joaquín Giannuzzi – Un arte callado


_
UN ARTE CALLADO

Nuestros pies perfeccionan
el arte de entrelazar los dedos.
Unidas en la almohada
nuestras cabezas apuestan
a una boda perpetua.
Expatriados,
cerradas las puertas y las ventanas,
abrazados al desnudo oponemos
una ideología de lo callado
a la manera en que marcha el mundo
según la pantalla de la televisión.

_
En: “Un arte callado”, Ediciones del Dock, 2008.

_
Joaquín Giannuzzi (Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004).
_

sábado, 26 de junio de 2010

Invisible – Azafata del tren fantasma



AZAFATA DEL TREN FANTASMA

El rey come su carne,
bebe de más.
Sirven mesas en llamas,
y agria la sal.
El señor del castillo
da la reunión,
con la escena muriente de un bufón.

¡Y en la escalera está
la azafata del tren fantasma!

El rey urga en sus muelas
antes de armar,
y sus vasallos vomitan
tanta traición.
Hasta que lentamente
uno de ellos se acerca
y le clava una daga por la espalda.

¡Y en el jardín está la azafata
del tren fantasma!
¡La puedo ver reír a la azafata
del tren fantasma!

Con sus manos de frío,
el rey dormirá;
y la eterna azafata
lo embalsamará.

No habrá flores ni vientos
que lo hagan gritar.



Luis Alberto Spinetta, Buenos Aires, 23 de enero de 1950.
Foto: Teatro Astral, Buenos Aires, 23 de noviembre de 1973, primer recital.
Invisible es: Luis Alberto Spinetta, composición, guitarras y voces; Héctor “Pomo” Lorenzo, batería; Carlos Alberto “Machi” Rufino, bajo y voces. Tema incluido en el primer LP del trío: “Invisible”, 1974 (cuya portada traía una ilustración de M. C. Escher -Holanda, 1899-1972- ).


jueves, 24 de junio de 2010

Miguel Krochik – Guilmar



GUILMAR

Llueve hoy en los caminos,
el cielo se nubla más y más.
Llueve hoy en los caminos,
el cielo se nubla más y más.

Aquí estamos sueño tú y yo.
Aquí estamos juntos tú y yo.
Llueve hoy en los caminos,
el cielo se nubla más y más.

Estoy buscando tu voz,
la hallaré, mi Guilmar.
Te hallaré, mi Guilmar.

Llueve hoy en los caminos,
y ya no podremos regresar.
El mañana nunca llegará.
Soñaremos juntos tú y yo.

Llueve hoy en los caminos,
el cielo se nubla más y más.
Estoy buscando tu voz,
la hallaré, mi Guilmar.
Te hallaré, mi Guilmar.


Miguel Krochik formó parte del “Acusticazo” (1972). De este recital (del que participaron, entre otros, León Gieco, Edelmiro Molinari, Gabriela, David Lebón, Miguel y Eugenio, Litto Nebbia, Domingo Cura, Raúl Porchetto, Carlos Daniel) se editó un Lp que incluyó “Guilmar”. Dos años más tarde este tema daría título a su disco, grabado entre julio y agosto de 1973, y publicado en 1974. Si bien, en esos años, compartió recitales con grupos como Arco Iris, Sui Generis, La Cofradía de la Flor Solar, Pedro y Pablo, en 1976 dejó su carrera musical para dedicarse al sonido y a la grabación de otros grupos desde su estudio “Panda”.

La versión de “Guilmar”, 1974

Versión “Acusticazo”, 1972

miércoles, 23 de junio de 2010

Invisible – Amor de primavera



AMOR DE PRIMAVERA

Es un amor de primavera
que anda dando vueltas.

Allá a lo lejos puedes escuchar
a un amor de primavera
que anda dando vueltas.

Abre el barril de lluvia
y toma una copa
y el hombre de cristal
volverá a vibrar
volverá a vibrar.

Te comunicarás con él
en una línea
directa al infinito.

Y verás que todo, oh yeah,
corre hacia ahora.

(Aquí, allá y en todas partes).



“Amor de primavera” es una canción compuesta por Tanguito y Hernán Pujó. Invisible (Spinetta, Pomo y Machi) la grabó en el año 1975, y se incluyó en un Lp compilatorio de varios interpretes. Imagen: Spinetta, Pomo y Machi.

martes, 22 de junio de 2010

Pedro y Pablo y otros apóstoles – Que sea al sol



QUE SEA AL SOL

Sabes que con tu forma de ser libre
Estás edificando libertad
Con esa tu costumbre de colores
Y tu conocimiento sensorial

Sabes que somos muchos en la tierra
Los que vivimos música y amor
Más allá de países y fronteras
En una compartida dimensión

Sabes que nacen hijos de la fuente
Sabes que crecerán y cantarán
Pero que sea al sol, que sea al sol
Y si es en el campo mejor

Sabes que la montaña es el camino
Que comunica al hombre con su Dios
Sube por la ladera peregrino
Hasta la cumbre de tu elevación

Sabes que nuestros hijos ya lo saben
Sabes que crecerán y subirán
Pero que sea al sol, que sea al sol
Y si es en el campo, mejor


“Que sea al sol” (Miguel Cantilo, Buenos Aires, 1949) forma parte del Lp “Apóstoles”, grabado en 1975 con miembros de “La Cofradía de la Flor Solar” (Kubero Díaz, Morci Requena, Quique Gornatti, Rubén Lezcano y Jorge Pinchevsky, entre otros)) de La Plata, y recién editado en 1981. Cuentan que “Que sea al sol” se grabó en el `81 para la postergada edición de este disco maravilloso. 

lunes, 21 de junio de 2010

Alejandro Correa – Canción para elegir



CANCIÓN PARA ELEGIR

Es más fácil escribir sobre alguien que murió luchando,
es más fácil y hermoso recitar una oración cantando.
Es difícil describir, en cambio, la realidad haciendo
algo cierto para que todo no sea nada más que un cuento.

Es hermoso predecir que mañana no va a haber esclavos,
es hermoso e irreal entender la realidad sentado.
Es difícil el cantar al que tiene que luchar día a día,
qué le vamos a decir, qué le vamos a explicar que no sepa.

Es más fácil el cantar a quien se quiere escapar siempre,
a quien tiene que comer, agua fresca que beber, vida.
Es difícil explicar como es no poder ver, a un ciego,
sin embargo estoy aquí, yo no tengo hambre o sed, vivo.
Sin embargo estoy aquí, buscando una solución nueva.

Nueva.



Marzo 1974, en Lp “Rock para mis amigos” (varios interpretes), volumen 4, 1975.

Alejandro Correa nació en Buenos Aires el 16 de mayo de 1951. Músico. Fue bajista de Sui Generis, con quienes hacia este tema (Charly lo presentaba como “Tema de Pipi”, sobrenombre de AC). Sui Generis por ese entonces era un cuarteto con Charly, Nito, Correa en bajo y Francisco Pratti en batería. Así lo recordamos en vivo en el Estadio Atenas de La Plata.

domingo, 20 de junio de 2010

León Gieco – Si ves a mi padre



SI VES A MI PADRE

Si vas hacia el centro
de este verde lugar
encontrarás mi pueblo
donde nací

Pregunta por mi padre
y te sabrán decir
que es un campesino
amigo del sol

Busca a mi padre y dile que estoy bien
que mi conciencia sigue libre
y que siguen muy mansos mis pensamientos

Si vas hacia el centro
de este verde lugar
encontrarás mi pueblo
donde nací

Pregunta por mi padre
y te sabrán decir
que es un campesino
amigo del sol

Dile que extraño las cosechas
el rumor del bosque y la hierba
las frutas frescas y del verano la siesta

Del 2do Lp de LG: “León Gieco y su Banda de Caballos Cansados”, 1974. 

Crosby, Stills, Nash & Young, Teach Your Children (1970)



ENSEÑA A TUS HIJOS


Tú, que sabes algo del camino
Debes tener un código que puedas cumplir
Y ser tú mismo, porque
El pasado es sólo un adiós.

Enseña bien a tus hijos.
La ayuda de su padre se irá desvaneciendo.
Y aliméntalos con tus sueños,
El que ellos elijan, el que te expresa.

Nunca les preguntes por qué.
Si te lo dijeran, llorarías.
Solo tienes que mirarlos y suspirar
Y sabrás que te aman.

Y ustedes, retoños tiernos,
No conocen el miedo
Con el que crecieron sus ancestros.
Por eso ayúdalos con sus necesidades.
Ellos buscan la verdad antes de morir.

Enseña bien a tus padres,
La ayuda de sus hijos se irá desvaneciendo.
Aliméntalos con tus sueños
El que ellos elijan, el que los expresa.

Nunca les preguntes por qué.
Si te lo dijeran, llorarías.
Solo tienes que mirarlos y suspirar.
Y sabrás que te aman.


Graham Nash


Teach Your Children de Graham Nash (Lp Déjà Vu, 1970):
You, who are on the road / Must have a code / That you can live by. / And so, become yourself / Because the past / Is just a goodbye. // Teach, your children well / Their father's hell / Did slowly go by / And feed them on your dreams / The one they pick's / The one you'll know by. / Don't you ever ask them why / If they told you, you would die / So just look at them and sigh / And know they love you. // And you (Can you hear and) / Of tender years (Do you care and) / Can't know the fears (Can you see we) / That your elders grew by (Must be free to) / And so please help (Teach your children) / Them with your youth (You believe and) / They seek the truth (Make a world that) / Before they can die (We can live in) // Teach your parents well / Their children’s hell / Will slowly go by / And feed them on your dreams / The one they pick's / The one you’ll know by. // Don’t you ever ask them why / If they told you, you would cry / So just look at them and sigh / And know they love you.


viernes, 18 de junio de 2010

José Saramago (1922-2010) – Donde


_
DONDE

Donde los ojos se cierran; donde el tiempo
hace sonar la caracola del silencio;
donde el claro desmayo se disuelve
en el aroma de los nardos y del sexo;
donde los miembros son lazos, y las bocas
no respiran, jadean violentas;
donde los dedos trazan nuevas órbitas
por el espacio de los cuerpos y los astros;
donde la breve agonía; donde la piel
se confunde el sudor; donde el amor.

Onde os olhos se fecham; onde o tempo / Faz ressoar o búzio do silencïo; / Onde o claro desmaio se dissolve / No aroma dos nardos e do sexo; / Onde os membros sao lacos, e as bocas / Nao respiram, arquejam violentas; / Onde os dedos retracam novas órbitas / Pelo espaco dos corpos e dos astros; / Onde a breve agonia; onde na pele / Se confunde o suor; onde o amor.


En “Poesía”, Alfaguara, 2003.
Traducción: Fidel Villar Ribot.
Versión: Ángeles Mora.


_
José Saramago nació en 1922 en Azinhaga, Ribatejo, a 100 kilómetros de Lisboa. Falleció hoy a los 87 años de edad en la isla española de Lanzarote, Canarias, donde residía desde 1993 luego de las repercusiones y la polémica en su país natal por su novela "El Evangelio según Jesucristo".
_

José Saramago (1922-2010) – Viajo en tu cuerpo


_
VIAJO EN TU CUERPO

Viajo en tu cuerpo. ¿Sólo tu cuerpo?
Mas qué breve sería ese viaje
si en su límite el alma desnuda
no me diese del cuerpo la verdadera imagen.


Viajo no teu corpo. Só teu corpo? / Mas quao breve seria essa viagem / Se no limite dela a alma nua / Nao me desse do corpo a certa imagen.


En “Poesía”, Alfaguara, 2003.
Traducción: Fidel Villar Ribot.
Versión: Ángeles Mora.


_
José Saramago nació en 1922 en Azinhaga, Ribatejo, a 100 kilómetros de Lisboa. Falleció hoy a los 87 años de edad en la isla española de Lanzarote, Canarias, donde residía desde 1993 luego de las repercusiones y la polémica en su país natal por su novela "El Evangelio según Jesucristo".
_

jueves, 17 de junio de 2010

Antonio Moro – Baila, corazón mío


Foto: José María Pallaoro, Horacio Preler y Antonio Moro, La Plata, 2006.
Archivo de la talita dorada.

_
BAILA, CORAZON MIO.

Baila corazón mío,
baila
sobre el fuego de las posesiones
y el lento candor mestizo de la desdicha,

cruza los silos del orgullo
como un brote,
baila pez en las aguas de sofía,
en las adictas aguas de la ignorancia,
en el pozo que cree revelarnos,

baila en el espejo del día,
multiplicación de las manos
en las pasarelas del miedo,
entre las monedas y los guardias
de la codicia,
anhelos de vivir en un cofre,

baila sobre el cofre
que habrá de llevarte
bajo la lluvia de gozo y silencio,

contra la rutina de ocultar
la gracia de los sencillos,
contra el demudado rostro
de la ventura negada,

baila corazón mío
y que tu baile, nos halle
si ha de hallarnos,
junto a la fuente
a la hora de la música.


Inédito

_
Antonio Moro nació a la vera del Río Suquia, Córdoba, en 1955. Poeta, actor y librero. Publicó los libros de poemas: "Camino del escarabajo" (1990), "El correo llega al laberinto" (1993), “La noche el día vacío que el amor corona” (1998) y “Mano de cielo” (2003). Y una plaqueta: “Hotel” (2000).
_

miércoles, 16 de junio de 2010

Carlos Aprea – Conociendo gente se viaja y otros poemas


Foto: Carlos Aprea. Archivo de la talita dorada

_
CONOCIENDO GENTE SE VIAJA

A no desesperar,
conociendo gente se viaja.
Resulta más barato, soporta
cualquier crisis,
evita pandemias y pestes planetarias,
y te ahorra lidiar con las fobias
del transporte.
Hay un solo detalle, sin embargo,
que puede arruinar todo:
si alguien viaja contigo, te conocerá.

_
JUSTICIA LENTA NO ES JUSTICIA

Diez años
sentado en el umbral.
Y nada.

_
MÚSICA DE FONDO

Sí señor,
lo escucho perfectamente,
no quiero agregar nada
ni quiero interrumpirle,
prosiga, es tan relajante su monólogo,
ya casi estoy dormido.

_
MÚSICA DE FONDA

Quién dijo que estoy solo
en esta mesa
otra vez
todas sus voces beben
y ríen conmigo.

_
MÚSICA DE FRONDA

Mis dedos son diez
hábiles barquitos,
discurren animados
por tu Delta de Venus.


De “Política líquida y otras plaquetas”,
Libros de la talita dorada, 2009

_
Carlos Aprea nació en La Plata en 1955. Publicó dos libros de poemas: “La intemperie”, 1999 (que se puede leer en POESÍA LA PLATA) y “Abrigo”, 2006. Y “Política líquida y otras plaquetas”, Libros de la talita dorada, 2009.
_

martes, 15 de junio de 2010

Carlos Aprea – El náufrago de las letras y otros poemas


Foto: Carlos Aprea. Archivo de la talita dorada

_
ÁNIMOS

Una vez en el vaso,
medio lleno, medio vacío,
no logro asirme al borde,
giro con el remolino,
me ahogo.

_
PROFECÍAS AUTOCUMPLIDAS

Vino la muerte.
Y tenía tus ojos, tus cabellos,
tus pómulos rosados, tus escotes,
tus nalgas, tus tobillos…

_
RÉQUIEM

Siempre tuviste la palanca,
y a veces la intención.
Te faltó mundo.

_
EL NÁUFRAGO DE LAS LETRAS

Anclado
en la inmensidad de las palabras,
escribía y borraba,
escribía y borraba,
como un oleaje inútil.

_
TRES DE LILIPUT

Carroñero

Con lo que tenía entre dientes
me alimenté una semana.

Seductor

Llegué al cuenco de su oreja
y le susurré: estás perdida.

Cambio climático

Entre las narinas y los labios
su respirar refrigera mejor.


De “Política líquida y otras plaquetas”,
Libros de la talita dorada, 2009


_
Carlos Aprea nació en La Plata en 1955. Publicó dos libros de poemas: “La intemperie”, 1999 (que se puede leer en POESÍA LA PLATA) y “Abrigo”, 2006. Y “Política líquida y otras plaquetas”, Libros de la talita dorada, 2009.
_

lunes, 14 de junio de 2010

Susana Villalba – Pieza inconclusa para piano mecánico


Foto: Susana Villalba. Archivo de la talita dorada.

_
PIEZA INCONCLUSA PARA PIANO MECÁNICO

Entonces? Se debe bendecir frente a la muerte blanca. O negra. Bendita ambigüedad, tu sacrosanta confusión y todas tus razones arbitrarias, te bendigo. Ilusión, objeto del deseo y todo símbolo que vele por nosotros, qué importan las preguntas ya hechas, respondidas, si nada se sabe aunque se sepa leer y aunque nos vuelva a suceder, bendito cada uno que vuelve a preguntarse. Como si fuera el génesis, el hombre primero y la primera mujer que se separan. Bendecir la ingenuidad de tantas horas, los meses pasados en preguntas y ese empeño en ignorar. Hay un momento en que el amor atenta, cobra víctima, se salva con imperfecto adios. Bendigo entonces tu fastidio, tu sálvese quién pueda, tu sagrada barriga y tu temor de dios. Nadie da un salto que supone mortal, gracias al cielo. Que todos sabemos que es abstracto. Benditos entonces el instinto que te aferra a tu piso y mi ignorancia de que tampoco vos sabés lo que conviene. Creo en el padre y en el hijo, en la mujer de Platonov cuando lo saca del río como a un niño que apenas se ha mojado los zapatos. Creo en la conveniencia de que no hubiera crecida. No sé si él lo sabía, qué deseaba su amante, hay cosas que no sé y no importa que sean varias veces sabidas y olvidadas. Bendito sea el olvido. Bendito el amor que nos arroja fuera de nosotros. Bendito el egoísmo que nos separa ante el peligro de ser nosotros mismos de otro modo. Y quién quería a Eurídice. El poema, el ruiseñor y no el enamorado que tiñe la rosa con su sangre. Bendita alquimia del barro que coagula donde puede hacer pie, un ídolo que olvide su náufrago latente. No esperes en la costa, siempre es un resto lo que traen las olas, sólo regresa cada uno a su espejismo y el mío es esperar. Nadie salta sin preguntar lo que le espera. Bendita sea la calma, las frutas ofrecidas y una temperatura ambiente, la templanza con que cada uno se aferra al madero que le ha tocado en suerte. O ha elegido? Ambigüedad, bendita confusión, creer que se ha tenido, creer, pensar que no se puede tener si no se entrega. La vida como un mar que viene y va. La muerte de quién te mataría, creo en la soledad como quien cree que nace en la ilusión de un mundo ya perdido. Entonces? Se debe bendecir cuando se encuentra o se cree ser la pieza que encaja en el mecano con que ha levantado el niño su refugio. O desencaja, bendita tentación de voltear todo, armar otra figura, preguntar. Bendita tempestad que vuelve sin embargo a la idea de zozobra. Sigue a su arrojo un giro repentino hacia la costa. Y quién quería la tierra prometida, un paraíso que volveremos a perder por conocido. No es cierto que supimos, no es verdad que rozamos el árbol, no estaba a nuestro alcance la idea del bien ni la del mal, bendita sea. Bendita entonces tu estulticia y tu arrogancia, tu inocencia que te salva de los cargos y bendita tu ignorancia de los otros. Y la mía.

De “Plegarias”, 2002, reeditado en 2004

_
Susana Villalba nació en Buenos Aires en 1957. Publicó en poesía: “Oficiante de sombras” (1982), “Clínica de muñecas” (1986), “Susy, secretos del corazón” (1989), “Matar un animal” (Caracas, 1995; Buenos Aires, 1997), “Caminatas” (1999) y “Plegarias” (2002, EE.UU; Buenos Aires, 2004). Forma parte del consejo editor de la revista y editorial Último Reino.
_

Susana Villalba – Domingo de elecciones en la Shell Select Tango


Foto: Susana Villalba. Archivo de la talita dorada.

_
DOMINGO DE ELECCIONES EN LA SHELL SELECT TANGO

Todo es una pared en que se ve descascarar la vida en una sola frase: Feliz cumple, aguante Brukman, Cuervo puto. Un solo plano todo, todo plano, carbón, tiza, aerosol. Si tocaras en el cielo moriría Charly, Damas gratis, Rocas sucias. A veces un destello de palabras misteriosas como rocas, como mica en las piedras, veredas de hojas amarillas, cascotes en la calle. De qué rocas en esta planicie de llaneza aplastante, el cielo un plomo sucio del hastío de la lluvia del domingo. Se borronea una palabra, gotea en los cartuchos dispersos en el suelo, los disparos recientes se escriben como huecos del ladrillo. Padre Rainbow, Viejas locas, Pibes chorros. Todo un plano, una toma. Una mancha como hombres alrededor de una fogata, como perros de una noche de mil años.
De día se levanta una ciudad y todos van como leyendo un llamado ultravioleta, hereditario, partitura, como moscas, como entrando en molinetes. Vallados hacia una ventanilla a apostar lo que total ya no tenían. Una vida de pizarra, de una tele para acá. Apenas hace nada, cinco siglos, tres reflejos, un alguien pintó esa caravana de ciegos al abismo, al eco del barranco. Detrás de esa pared en que se estrellan.
Por siempre Chaca, Sebi te amo, Los Tarijas stones. Acaso falta sangre, más aún, que abone esa costumbre de rodar horizontal imaginando que es un plano inclinado, la vida vertical, la tierra un vértigo del cielo, se va a acabar, Señor. No escucho que truene tu voz, si es una voz, no veo quebrarse la pared, el mundo o alguno en parte alguna. Alguna vez quisiera ver algo distinto, final inesperado, palabras misteriosas, rebelión que no se muerda el polvo de la cola para ir a caer de a uno en fondo. Si fuera posible en este siglo. Si fuera posible en este mundo.
Ma terre, mater dolorosa. El que devora a sus hijos, cuerpos se arrojan como rocas. Señor, entiendo que no nos dejes elegir algunas cosas pero nunca ser más que humanidad, más que este barro que amasa como miga, como costilla que se quiebra de su alma, cerebro de pan que se resbala chapoteando las patitas hacia arriba, el lomo hundido, la mirada a la punta del látigo otra vez a ver si lo rescata para atrás. Por enésimo siglo, lugar, por enésima vida, vez, palabras mismas.
Se vota por la fiesta que se mira apiñado en la vereda, en el zaguán. Gramilla, ripio, guijarro de payana, ficha de sapo, silla, fila, centavo. Peor están los ciegos, los sordos que no escuchan ese vals, esa fanfarria de fajina cortesana. Palabras de cartel que prenden un reguero, un arma frase de repetición. Desfilan los fiscales de veredas, gerentes de kiosquitos, figuritas en clips, ideas con alfileres, cabecitas de tacho con palo y a la bolsa, con las cartas marcadas.
El Ciclón, Almas Mugrientas, Santa Revuelta, El Bananazo, la Brukman a sus trabajadores. Apenas hace nada la gente la cuidaba, ahora apoya el desalojo. Apenas hace igual el hombre como ahora asumía Carlos V, imperio sacro, bizantino o británico, romano, mayestático. El imperio sintáctico que ahora titila mientras llueve en algún lado, en este lado, en esta esquina, frente a un muro. Hijos del hijo, Patria Chuker, Trujamán.
Nuestra Mater lacrimosa, apenas los gases se disipan. En esta esquina Campeón, le vamo a hacer el culo a las galli. Gallito de baldío. Pollitos mojados bajo el frío. Se vota entre la barra de la jaula o el deguello, en un desfiladero como a cuerda. La marcha hipnotizada de la vida, la primera salvación es la del cuerpo, Señor, recuérdanos el alma cada tanto. En tiempos más soleados, más amables. En este año si es posible. Si es posible en esta vida.

De “Plegarias”, 2002, reeditado en 2004

_
Susana Villalba nació en Buenos Aires en 1957. Publicó en poesía: “Oficiante de sombras” (1982), “Clínica de muñecas” (1986), “Susy, secretos del corazón” (1989), “Matar un animal” (Caracas, 1995; Buenos Aires, 1997), “Caminatas” (1999) y “Plegarias” (2002, EE.UU; Buenos Aires, 2004). Forma parte del consejo editor de la revista y editorial Último Reino.
_

domingo, 13 de junio de 2010

Jorge Paolantonio – Hojas recuperadas de una libreta de hule


Foto: Jorge Paolantonio en el Pasaje Dardo Rocha de La Plata.
Archivo de la talita dorada.

_
HOJAS RECUPERADAS DE UNA LIBRETA DE HULE

“…en fotos viejas busco esos rostros
de los que poco y nada se sabe… “
JP



1.
Con sus huesos en un alto veredón
de la Banda de Varela se está el amigo Mildonio
bebiendo su alojita
ay dice que el licor le va en salud
y el tabaco ya no le hace
no cuenta el viejo zorro de las putas que tiene visitadas
con sudor de quincena
ni de cómo se le saltan los ojos cuando entra mareadito
al cabaret de La Titina


2.
Qué honor singular en la familia
haber perdido para siempre al José Emilio
el héroe que pudo haber cruzado a nado
ese embalse traicionero ese dique Las Pirquitas
un enjambre de avispas de hielo en sus brazadas
y que dejó
tan en zozobra a los curiosos y aplaudientes
y tan sin cumpa
sin hermano a don Ramiro de la Cruz Ferrer
nuestro querido colombófilo y matasanos


3.
Si observa el caserón entre los tarcos
que don Ferrer crease con la ayuda de un peón mal pago
entenderá la magia
de quien dicen que hablaba siete lenguas
curaba de tembladeras y de espantos
y se escribía con su novia
usando palomas mensajeras.
Ahí lo tiene usted:
la mansión ya carcomida
es un primor en nuestro entorno
producto del delirio
de un hombre que hablaba con las tórtolas
y aseveraba que Catamarca era un edén
y suspiraba.


4.
Que mi amigo es poeta
dicen las viejas del pueblo
y que pesca los versos
en las aguas del Río Colorado
y en la Cueva de los Manos
pero yo digo
no es creíble ni siquiera fiable
que un hombre silencioso como el Mito
pesque nada que no sea un resfriado
tan magrito de carnes como viene
tan muchacho
tan sufrido
tan callado


5.
Anoche hubo fiesta en El Bañado
Y hoy la calle amaneció
de puros y llovidos gallardetes
Alguno que otro grito
se estiró por los portales
no era llanto por la muerte de un compadre
ni clamor por la preñez de la tonta calle al fondo
era todo un sollozo entrecortado
por aquellos que se fueron del poblado
con la música
a otra parte


6.
La soprano en su estridencia despertó a mi abuelo
en su butaca del Teatro Princesa Yolanda
habráse visto encono
por los pocos valores del billete
quitarle el sueño a un padre
de tanto mestizo en la comarca
quitarle vuelo a un hombre
que sembró de bestias bellas
buena parte de los andurriales

7.
La Mery fue maestra
y ahora es bailarina
Mejor la purpurina que la tiza
dicen que alguna vez se dijo
la delegada sindical del cabaret
que ni bebe ni fuma
y que si volviera a nacer
estudiaría derecho
(lo dice el diario)

Inéditos


_
Jorge Paolantonio nació en Catamarca en 1947. Reside en Buenos Aires. Escritor; traductor; docente universitario en lengua anglosajona. Publicó novelas, obras de teatro y, entre 1973 y 2007, los libros de poemas: “Clave”, “A imagen y Semejanza”, “Extraña Manera de Asomarse”, “Estaba la Muerte Sentada”, “Resplandor de los Días Inusados”, “Lengua Devorada”, “Huaco”, “Favor del Viento” y “Peso Muerto”.
_

viernes, 11 de junio de 2010

Marta Miranda – Poemas de “Nadadora”


Foto: Marta Miranda. Archivo de la talita dorada

_
Quiero ser agua
y que te sirvas de mi
que me tengas en la boca

que me aproveches

_
Bajo el agua
exhalación intensa

burbujas
lenguaje del agua

_
En la noche estrellada
la que nada se recuesta
sobre el cemento tibio
estira una mano y la sumerge

Al retirarla
iluminado
trae consigo un guante líquido

en esas noches
el universo cabe en una mano

_
El mar no es
una piscina
el mar tiene vida propia
nomás sumergirse
y el cuerpo pierde fuerzas
a veces se avanza
otras se retrocede

Cae la tarde
con los pies en el agua
mira el mar, avanza unos pasos
se detiene:

ahora avanza el mar
y la rodea

De eso se trata
el juego de la vida
poseer
ser poseída

_
La que nada alcanza la orilla
se aferra al borde y descansa

Sus piernas se relajan
apoya la frente entre ambas manos
la respiración vuelve a su ritmo

Pero la nadadora
está impulsada a nadar
y con un suave movimiento
antiguo como el mundo
va hacia el centro del agua

mitad del cuerpo dentro
mitad del cuerpo
fuera
como un madero
flota sobre la superficie

su cara mira al cielo

con los ojos abiertos
la nadadora sueña
con aguas más profundas

De “Nadadora”, Bajo la Luna, 2008

_
Marta Miranda nació en Mendoza en 1962. Estuvo radicada durante algunos años en Villa Elisa, partido de La Plata. En la actualidad reside en Buenos Aires. Poeta y gestora cultural. Publicó en poesía: “Mea culpa”, 1991; “El oleaje”, 1997; “La misma piedra”, 2002; y “Nadadora”, 2008.
_

miércoles, 9 de junio de 2010

Marta Miranda – Condición necesaria y otros poemas


Foto: Marta Miranda. Archivo de la talita dorada

_
INSISTISTE

Insististe
llegamos a la casa y subimos
los tres las escaleras

Muy tarde
esa noche
en la habitación contigua amaste,
amaste a otra mujer

En la casa oscura
la luz del cuarto quedó encendida
toda la noche

Casi un faro

_
PODER VIVIR SÓLO AL ABRIGO

poder vivir sólo al abrigo
del poema

y tu mano que no alcanza
a ser parte
del milagro

_
CONDICIÓN NECESARIA

Si tuviésemos
en la mano
brillante la certeza
de que esto hubiese sido
todo
aún mirándolo diríamos
eternamente

En: “Naranjos de fascinante música. Poesía contemporánea de amor en La Plata”, Libros de la talita dorada, 2003.
_
Marta Miranda nació en Mendoza en 1962. Estuvo radicada durante algunos años en Villa Elisa, partido de La Plata. En la actualidad reside en Buenos Aires. Poeta y gestora cultural. Publicó en poesía: “Mea culpa”, 1991; “El oleaje”, 1997; “La misma piedra”, 2002; y “Nadadora”, 2008.
_

lunes, 7 de junio de 2010

Miguel Russo – Todo le iba mal a Raymond Carver


_
TODO LE IBA MAL A RAYMOND CARVER

bueno para empezar
trabajaba como repartidor domiciliario de medicamentos
para una farmacia rasposa de clastkanie oregon
y justo fue a dar –con un envío en la mano–
a la casa del único en el pueblito
que leía la revista Poetry

poco antes de comenzados los 50
quiso aprender a pescar en yakima washington
los mismos bagres que sacaba su padre
–nunca supe si hay bagres en esa zona
o si
por el contrario
los peces tienen nombres raros como perca–
pero no pudo
no pudo el pobre raymond

su padre se había quedado a escuchar a Roosevelt
en la inauguración de la presa
que generaba electricidad a lo largo
de 160 kilómetros hacia canadá

ahora
ese mismo hombre
está parado en la cocina
de la casa que lleva el número 1515 sur
en la calle 15 de yakima
la única –si se fijan bien–
que aún tiene esos antiguos baños exteriores
que los muchachos roban en la noche de halloween

está sosteniendo un pescado que le llega
hasta mitad del pecho

en la otra mano –que le tiembla cada vez más–
tiene una botella de cerveza
hay olor de huevos revueltos
a las seis y media de la mañana
padre, te quiero, / pero cómo podría darte las gracias,
yo, que tampoco puedo sujetar mi botella / y ni siquiera
sé de sitios para pescar
.

1956/57/58 tuvo dos hijos
trataba de escribir bellos poemas sobre la pesca
y la vida natural y las cascadas
mientras fichaba su tarjeta
en el aserradero cada madrugada
y maryann burk dormía

una copa tras otra de jack daniel's
y un amor por las cosas de este mundo
como escribir en autos abandonados
caer desmayado en alguna esquina
pasar las noches limpiando el hospital de caridad
y saltar de un pueblo al otro
siguiendo la ruta de clevie


pero
no era el horno microondas
ni el avión a reacción
ni los coches caros

iowa / ohio
correr hasta el almacén apenas abre
conseguir una botella para pasar el día
lleno de clases de escritura creativa

todo le iba mal a raymond carver
tess tess tess
reclinado en el sillón para poder verse
y seguir soñando con un rancho en illinois
o con las truchas de ontario
o con la próxima beca
verlo y soltarlo
sin pena alguna


caminar por rosario
pegar una tarjeta de 3 x 5 detrás del escritorio
...y súbitamente todo empezó a aclarársele
o no a los juegos triviales
o ningún hierro puede despedazar tan fuertemente el corazón
como un punto puesto en el lugar que le corresponde

y babel y chejov y un 2 de junio del ‘77
para empezar a verse
y seguir soñando con un rancho en illinois
o con las truchas de ontario

la mirada
la única posibilidad de la mirada
para saber que lo que le dijo el doctor
no tiene demasiada importancia
y dar las gracias
de todos modos dar las gracias

todo le iba mal a raymond carver
todo le iba mal
lo cual significa que
usadas correctamente
las palabras pueden hacer sonar todas las notas

y sin embargo
siendo tan poderosa la fuerza de la costumbre
no pudo terminar su novela
antes del 2 de agosto
en nueva york.

Inédito

_
Miguel Russo, escritor y periodista, nació en Buenos Aires en 1956. Vive en City Bell. Publicó dos libros de poemas: “7 y 3” (1989) y “Ninguna noche en Storyville” (1991). Es autor, además, de las novelas “Perder la historia” y “Babel”, y del libro de cuentos “Un lugar como cualquier otro”.
_
Foto: Miguel Russo
_

Miguel Russo – Los pájaros trataban y Un niño


_
LOS PÁJAROS TRATABAN...

los pájaros trataban de hacer un nido
en los agujeros del techo
iban y venían
iban y venían
picoteando en la madera y trayendo sus ramas
nada iba demasiado bien ni demasiado mal
y estaba empezando a lloviznar de nuevo
como prueba irrefutable del amor por los viejos sueños

los sentimientos a esta altura siempre son un poco tristes
sobre todo si se trata de poner orden a cualquier acontecimiento
uno sólo puede ponerse a recordar
o meterse una piedra en los pulmones y servir otro vaso
de todos modos alguien va a pagar las consecuencias

los huesos ya no aguantan demasiado
son muchos cigarrillos y el ventilador no funciona
quizás la alcantarilla de la esquina vuelva a saltar
y todo el barrio se inunde con los viejos sueños

tengo los pies metidos en el barro
se supone que la noche no será lo suficientemente buena
piensan dar de nuevo blade runner por el cable
y sólo quedan cuatro pesos y una hojita de afeitar
para llevar adelante la situación

lo mejor será dejar a los pájaros con su trabajo
en realidad se merecen un premio por el esfuerzo
dejar el desodorante de ambientes con que traté de ahuyentarlos
y borrar de una vez y para siempre
la desesperada ilusión de los viejos sueños

hay un tren esperando y un guarda que bosteza
juramos que estaríamos juntos en la mala
pero estamos en un sitio
donde se hace difícil mantener la palabra
quedarse sin dormir no aporta soluciones
efectivamente

la luz rebota sobre un cuadro
y todo parece distinto
en los viejos sueños.

_
UN NIÑO...

Un niño de tres años
con un balde
en la playa

Lo llena de arena el niño de tres años

Lo aplasta con la mano
el niño de tres años
al balde de arena
en la playa

Después lo da vuelta
el niño de tres años
al balde de arena
en la playa
y hace un castillo

De inmediato lo patea
el niño de tres años
al balde de arena
en la playa
después de darlo vuelta

El niño
etcétera
tiene un propósito
antes de saber cómo tener un propósito

Inéditos

_
Miguel Russo, escritor y periodista, nació en Buenos Aires en 1956. Vive en City Bell. Publicó dos libros de poemas: “7 y 3” (1989) y “Ninguna noche en Storyville” (1991). Es autor, además, de las novelas “Perder la historia” y “Babel”, y del libro de cuentos “Un lugar como cualquier otro”.
_
Foto: Miguel Russo
_

domingo, 6 de junio de 2010

César Cantoni – Soy el eterno perdedor


Foto: César Cantoni. Archivo de la talita dorada

_
SOY EL ETERNO PERDEDOR

Soy el eterno perdedor.
Perdí el empleo, la gorra y la paciencia.
Cada vez que aposté a un caballo,
se mancó en la largada.
Mi número de la suerte
no es nunca el elegido.
Y hasta en el juego del amor
mi corazón trabaja a pérdida.
De buena gana, me arrojaría ahora bajo el tren
de las nueve y treinta y uno que viene de Tolosa,
pero temo que no pase a horario.

_
DECÍA MI ABUELA ESPAÑOLA

Dichosos los no nacidos”,
decía mi abuela española,
que no había leído a Sófocles
–que dijo más o menos lo mismo
de un modo perdurable–
y que una vez abandonó su patria,
envuelta en el humo de los bombardeos,
para morir republicanamente en ésta,
triste y cansada de la vida,
con la fe intacta en la nada.

De "Diario de paso", Ediciones Hespérides, 2008


_
César Cantoni nació en La Plata en 1951.
_

César Cantoni – Tengo una amiga budista


Foto: César Cantoni. Archivo de la talita dorada

_
ERAS BELLA Y CONMOVEDORA

Sí, eras bella y conmovedora,
como el Gran vals brillante
que escuché una noche
en el tocadiscos de tu departamento,
mientras fumaba un cigarrillo,
y vos te bañabas, y detrás
de las cortinas semitransparentes de la bañera
una sombra esbozaba la silueta
de tu cuerpo desnudo,
que yo contemplaba desde el vano
de la puerta entreabierta.

_
EL PERRO LLEGÓ OLFATEANDO

El perro llegó olfateando,
reconoció la estatua
del prócer de la plaza
y orinó contra el pedestal.

Después se alejó con otros perros,
indiferente al juicio de la historia.

_
TENGO UNA AMIGA BUDISTA

Tengo una amiga budista que cree en la reencarnación.
A mí me enseñaron que los muertos van al cielo.
Mi perro, que es mucho más realista,
sólo espera que llegue la hora de comer.

De "Diario de paso", Ediciones Hespérides, 2008


_
César Cantoni nació en La Plata en 1951.
_

jueves, 3 de junio de 2010

Horacio Núñez West – Las criaturas para amar



LAS CRIATURAS PARA AMAR…

Las criaturas
para amar realmente
son las desamparadas
las más necesitadas
y existentes
por ser inagotables
en su propia aventura
y desventura
quiero decir
aquellas que padecen
su modo de estar vivas


ALGUNA VEZ AMÉ…

Alguna vez amé
tan dolorosamente
que acariciaba el rostro
querido y lo veía
marchitarse en mi mano
como si yo no fuera la vida
sino el tiempo.

En: “Naranjos de fascinante música.
Poesía contemporánea de amor en La Plata”,
Libros de la talita dorada, 2003.


Horacio Núñez West nació en 1919 en Nueve de Julio (Provincia de Buenos Aires). Platense por adopción, en la actualidad reside en Buenos Aires. Publicó en poesía: “Edad de la nostalgia” (prosa poética), 1952; “Fábula de mi ser”, 1957; “Pausa ante el mundo”, 1959; “Canto a la Provincia de Buenos Aires”, 1962 y “Aproximaciones”, 1976. Y en ensayo: “Situación del poeta moderno”, 1962.
_

miércoles, 2 de junio de 2010

Horacio Núñez West – Siempre y La vida suele ser una muchacha



SIEMPRE…

Siempre
deambulará en los vastos territorios interiores
aquello que ha quedado de ti, amor: tu sombra.



LA VIDA SUELE SER UNA MUCHACHA…

La vida suele ser
una muchacha
detenida en la luz.
Cuando la siento así
tiendo mi mano
más tierna
hasta su claridad
hecha visible
y juego a ser eterno
con ella
mientras
por un instante
olvido
lo que tiene de efímera
en sí misma
y perdurable
en nosotros
la luz que la sitúa.

En: “Naranjos de fascinante música.
Poesía contemporánea de amor en La Plata”,
Libros de la talita dorada, 2003.



Horacio Núñez West nació en 1919 en Nueve de Julio (Provincia de Buenos Aires). Platense por adopción, en la actualidad reside en Buenos Aires. Publicó en poesía: “Edad de la nostalgia” (prosa poética), 1952; “Fábula de mi ser”, 1957; “Pausa ante el mundo”, 1959; “Canto a la Provincia de Buenos Aires”, 1962 y “Aproximaciones”, 1976. Y en ensayo: “Situación del poeta moderno”, 1962.
_