sábado, 30 de enero de 2010

César Fernández Moreno – ¡Zas! y algunos otros “Ambages”


BIBLIOTECOLOGÍA

basta que los libros no estén cabeza abajo

nunca prestes un libro y menos a su autor


EL INFIERNO

el egoísmo da ventajas inmediatas
pero a la larga se vuelve contra el egoísta

el insomne se arroja sobre la noche
y atrapa el alba

el insomnio es un motor que se abastece de noche líquida


EL MAESTRO

repugna escuchar de otros labios
las sandeces que salieron de los míos


EL MATRIMONIO

dos personas del sexo opuesto
subiendo y bajando alternadamente
la tabla del inodoro


ARTE POÉTICA ACTUALIZADA

la función de las artes en el siglo XX
es no joder

las palabras deben ordenarse con la Olivetti
los párrafos con las tijeras
los capítulos con la fotocopiadora

tus tijeras no hallarán resistencia
en la carne fofa de la mala poesía

ya no escribo
manipulo scotch xerox cassettes
y de noche me dejo contar un cuentito por el cine


¡ZAS!

basta que a uno le sobre tiempo y ¡zas!
todos los semáforos se ponen verdes

ya empezaban a conocerme en la tierra como escritor
y ¡zas! me colonizan la luna

ya estaba por ser inmortal
cuando ¡zas! me resfrié

***

sólo escribiré cuando sea
realmente necesario
escribí
y eso fue lo último que escribí

_
En: “Ambagues completos”, Ediciones de la Flor, 1992
__
César Fernández Moreno (Buenos Aires, 1919 – París, 1985)
_
Ilustración: “El vestido de la noche”, René Magritte (1898-1967)
__

viernes, 29 de enero de 2010

Alberto Luis Ponzo, poema inédito para Aromito


_
TUVE SUEÑOS

Tuve sueños
despertares
en sus límites
hasta el sin fin
en el amor

llevo cicatrices
suturas ocultas
en la visión del futuro

arrastro arterias
instintos
prevenciones
esperas y deslices
vencimientos
entre actos detenidos

tuve hábitos inocentes
luchas sin sentido
respuestas y silencios
en trozos de recuerdos

abandonos o llamas
de apariciones

nací de nada y de todo
su carga va llevando mi mano
ayuda a abrir los ojos

impulsa
el murmullo
que escuchas.

28/I/2010

_
Querido amigo:
Te envío este poema, recién salido de la "cocina"...Espero que puedas estar bien a pesar del agobiante calor y otras noticias no buenas del mundo.
Te recuerdo con gran afecto y admiración.
ALBERTO LUIS PONZO

_
Alberto Luis Ponzo, Buenos Aires, 1916. Poeta y editor.
_
Ilustración: Muchacha en la ventana, 1925, Salvador Dalí (España, 11 de mayo de 1904 – 23 de enero de 1989).
_

jueves, 28 de enero de 2010

J. D. Salinger 1919 2010


UN DÍA PERFECTO PARA EL PEZ BANANA
(Fragmento)

En el hotel había noventa y siete publicitarios neoyorquinos, y monopolizaban las líneas telefónicas de larga distancia de tal manera que la chica del 507 tuvo que esperar su llamada desde el mediodía hasta las dos y media de la tarde. Pero no perdió el tiempo. En una revista femenina de bolsillo leyó una nota titulada “El sexo es Divertido... o Infernal”. Lavó su peine y su cepillo. Quitó una mancha de la falda de su traje beige. Corrió un poco el botón de la blusa de Saks. Se arrancó los dos pelos que acababan de salirle en el lunar. Cuando, por fin, la operadora la llamó, estaba sentada al lado de la ventana y casi había terminado de pintarse las uñas de la mano izquierda.
Era una chica a la que una llamada telefónica no le hacía gran efecto. Daba la impresión de que el teléfono hubiera estado sonando constantemente desde que ella alcanzó la pubertad.
Mientras el teléfono llamaba, con el pincelito del esmalte se repasó la uña del dedo meñique, acentuando el borde de la luna. Tapó el frasco y, poniéndose de pie, abanicó en el aire su mano pintada, la izquierda. Con la mano seca, tomó del asiento junto a la ventana un cenicero repleto y lo llevó hasta la mesita de luz, donde estaba el teléfono. Se sentó en una de las dos camas gemelas ya tendida y -ya era la cuarta o quinta llamada- levantó el tubo del teléfono.
-Hola -dijo, manteniendo extendidos los dedos de la mano izquierda lejos de la bata de seda blanca, que era lo único que tenía puesto, salvo las chinelas: los anillos estaban en el cuarto de baño.
-Su llamada a Nueva York, señora Glass -dijo la operadora.
-Gracias -contestó la chica, e hizo lugar en la mesita de luz para el cenicero.
A través del auricular llegó una voz de mujer:
-¿Muriel? ¿Eres tú?
La chica alejó un poco el auricular del oído.
-Sí, mamá. ¿Cómo estás? -dijo.
-He estado preocupadísima por ti. ¿Por qué no llamaste? ¿Estás bien?
-Traté de telefonear anoche y anteanoche. Los teléfonos acá han...
-¿Estás bien, Muriel?
La chica aumentó un poco más el ángulo entre el auricular y su oreja.
-Estoy perfectamente. Con calor. Este es el día más caluroso que ha habido en la Florida desde...
-¿Por qué no llamaste? Estuve tan preocupada...
-Mamá, querida, no me grites. Puedo oírte perfectamente -dijo la chica-. Anoche te llamé dos veces. Una vez justo después...
-Le dije a tu padre que seguramente llamarías anoche. Pero no, él tenía que... ¿Estás bien, Muriel? Dime la verdad.
-Estoy perfectamente. Por favor, no me preguntes siempre lo mismo.
(…)

_
Fragmento de “Un día perfecto para el pez banana”, relato incluído en Nueve cuentos, Editorial Sudamericana, 1971. Traducción de Marcelo Berri con revisión de Alberto Vanasco.
_
Jerome David Salinger (Nueva York, 1 de enero de 1919 – Cornish, Nuevo Hampshire, 27 de enero de 2010).
_

miércoles, 27 de enero de 2010

Horacio Castillo – Dos poemas



ARTE POÉTICA

Soltar la lengua, de manera que no trabe el producto
que viene desde adentro, impulsado
por una fuerza superior
y el hábil juego de riñón y diafragma;
insistir presionando los músculos
como para expulsar
un caballo o un cíclope;
repetir el procedimiento
provocándolo inclusive con los dedos
o una materia acre,
hasta quedar vacío, sólo reseca piel,
odre para colgar del primer árbol,
extenuada matriz de lo volátil, acaso de la luz.

De: Materia acre, 1974


CROAR DEL ALMA

Cuando mi alma, como una rana, salte a la nada,
la oirán croar, croar toda la noche,
croar arriba y abajo, al este y al oeste,
hasta que el ojo monótono de la luna llore en los pantanos,
hasta que cese el espanto y empiece la eternidad.

De: Alaska, 1993

Foto: archivo de la talita dorada

Horacio Castillo, Ensenada, 1934.
_

sábado, 23 de enero de 2010

martes, 19 de enero de 2010

Nicanor Parra – Dos poemas



SUEÑOS

Sueño con una mesa y una silla
Sueño que me doy vuelta en automóvil
Sueño que estoy filmando una película
Sueño con una bomba de bencina
Sueño que soy un turista de lujo
Sueño que estoy colgando de una cruz
Sueño que estoy comiendo pejerreyes
Sueño que voy atravesando un puente
Sueño con un aviso luminoso

Sueño con una dama de bigotes
Sueño que voy bajando una escalera
Sueño que le doy cuerda a una victrola
Sueño que se me rompen los anteojos
Sueño que estoy haciendo un ataúd

Sueño con el sistema planetario
Sueño con una hoja de afeitar
Sueño que estoy luchando con un perro
Sueño que estoy matando una serpiente

Sueño con pajarillos voladores
Sueño que voy arrastrando un cadáver
Sueño que me condenan a la horca
Sueño con el diluvio universal
Sueño que soy una mata de cardo.

Sueño también que se me cae el pelo.

De: Otros poemas, 1950-1968


EN EL CEMENTERIO

Un anciano de barbas respetables
Se desmaya delante de una tumba.
En la caída se rompe una ceja.
Observadores tratan de ayudarlo:
Uno le toma el pulso
Otro le echa viento con un diario.

Otro dato que puede interesar:
Una mujer lo besa en la mejilla.

De: Versos de Salón, 1954-1962


En: “Obra gruesa”, 2º edición, Editorial Universitaria, Chile, 1971.
Nicanor Parra, San Fabián de Alico, Chile, 5 de septiembre de 1914.
Foto: Nicanor Parra.

Nicanor Parra – Chile


_
CHILE

Da risa ver a los campesinos de Chile
con el ceño fruncido
ir y venir por las calles del centro
o por las calles de los alrededores
preocupados-lívidos-muertos de susto
por razones de orden político
por razones de orden sexual
por razones de orden religioso
dando por descontada la existencia
de la ciudad y de sus habitantes:
aunque está demostrado que los habitantes aún no han nacido
ni nacerán antes de sucumbir
y Santiago de Chile es un desierto

Creemos ser país
y la verdad es que somos apenas paisaje.

De: Otros poemas, 1950-1968

_
En: “Obra gruesa”, 2º edición, Editorial Universitaria, Chile, 1971
_
Nicanor Parra, San Fabián de Alico, Chile, 5 de septiembre de 1914
_
Foto: Nicanor Parra
_

lunes, 18 de enero de 2010

Víctor Jara – Te recuerdo, Amanda



TE RECUERDO, AMANDA
(Letra y música: Víctor Jara)

Te recuerdo, Amanda,
la calle mojada,
corriendo a la fábrica
donde trabajaba Manuel.
La sonrisa ancha,
la lluvia en el pelo,
no importaba nada,
ibas a encontrarte con él.
Con él, con él, con él, con él.

Son cinco minutos.
La vida es eterna en cinco minutos.
Suena la sirena. De vuelta al trabajo
y tú caminando lo iluminas todo,
los cinco minutos te hacen florecer.

Te recuerdo, Amanda,
la calle mojada
corriendo a la fábrica
donde trabajaba Manuel.
La sonrisa ancha,
la lluvia en el pelo,
no importaba nada
ibas a encontrarte con él.
Con él, con él, con él, con él.

Que partió a la sierra,
que nunca hizo daño. Que partió a la sierra,
y en cinco minutos quedó destrozado.
Suena la sirena, de vuelta al trabajo
muchos no volvieron, tampoco Manuel.

Te recuerdo, Amanda,
la calle mojada,
corriendo a la fábrica
donde trabajaba Manuel.
La sonrisa ancha, la lluvia en el pelo,
no importaba nada, ibas a encontrarte con él,
con él, con él, con él, con él.


Víctor Lidio Jara Martínez 
(San Ignacio, 28 de septiembre de 1932 - Santiago, 16 de septiembre de 1973, 
asesinado por la dictadura militar de Pinochet).

Foto: Víctor Jara

Contentos porque el pueblo chileno pudo expresarse democráticamente. Tristeza porque desde la izquierda no logramos superar diferencias (¿nimias?) y caemos en uno de los peores “valores” del capitalismo: el individualismo. Y somos responsables del avance de la derecha. ¿Seguiremos cometiendo los mismos errores? ¿Ya no es hora de aprender? jmp

Raúl Gustavo Aguirre – Asteroides (2)


_
OLAS (1962-1969)

*
Expresar la existencia es penetrar en ella. Y sólo se puede penetrar una existencia aceptada en su ambigüedad y su peligro.

*
No hay caminos sino misterios. Y la muerte nos restituye el camino sin innovación, el que dejamos atrás cuando partimos verdaderamente.

*
Vivimos en las fauces abiertas de la nada. Tenemos algo que decir.

*
Tanto existe el poema, tanto permanecemos en el silencio del poema. Estamos solos ante el Ello sin declinación.

*
¿Qué distancia hay entre la persona y el poema sino la distancia entre el uno y el ser uno, entre el guijarro y la hierba? No es el rostro de un dios lo que el poema quiere de nosotros, sino un deseo donde existir, el comienzo de una mirada.

*
Definir la poesía se me hace misteriosamente imposible. Sin embargo, está allí, en las palabras de algunos, en algunas palabras por las cuales y de las cuales vivo. Algunas aproximaciones: voluntad de ser ce cierta manera esencial, de vivir según cierto signo, según cierta celebración… Más simplemente: el poema es la única morada donde puedo habitar sin pagar otro precio que el de ser sin vergüenza y sin miedo lo que soy. Más simplemente aún: el poema es el amor-libertad, la belleza-verdad, todo lo que se yergue en mí, orgullosamente sagrado y vivo, sobre la arcilla muda de la simple duración, de la miseria, del miedo y de la muerte. Más simplemente todavía: el poema es lo que soy, mi única realidad posible, en continuo movimiento.

_
En: “Asteroides (1952-1975)”, Botella al Mar, 1999
_
Raúl Gustavo Aguirre (Buenos Aires, 2 de enero de 1927 - 18 de enero de 1983).
_

sábado, 16 de enero de 2010

Jorge Boccanera – Poemas del tamaño de una naranja en “Marimba”


APUNTES

y te recuerdo madre
como cuando la única luz era tu sombra

RECUERDO

ayer
es una casa
que se quedó sin puertas

SOLEDAD

nadie
como decir
todos del otro lado

NOTICIAS DE LA HISTORIA

según la historia universal
a la paloma de la paz
se la comió
la gallina de los huevos de oro

¿PREMIO?

me presento a concurso
y gana este dolor
por unanimidad

ENSAYO BREVE SOBRE LA HONESTIDAD POÉTICA

no es que los poetas mientan
es que los mentirosos
quieren hacer poesía

LÍMITES

mi pueblo
limita al norte con bolivia y paraguay
al oeste con brasil el océano atlántico y uruguay
al oeste con chile
y luisa
se pudre en una celda de dos metros por uno

INFORMES

eche la mariposa a andar
y diga frases como
amor es el país donde uno cree

COMENTARIOS

dos niños que se miran
interrumpen el mundo

CARTA DEL SUICIDA

lo poco que he vivido
me ha hecho perder
demasiado tiempo

_
De: “Poemas del tamaño de una naranja”, 1979; incluidos en “Marimba”, Editorial Nueva América, 1986.
-
Jorge Boccanera nació en Bahía Blanca en 1952. Poeta, escritor y periodista.
_

viernes, 15 de enero de 2010

Moris – De nada sirve




DE NADA SIRVE

De nada sirve escaparse de uno mismo.
De nada sirve escaparse de uno mismo.
Veinte horas al cine pueden ir y fumar hasta morir.
Con mil mujeres pueden salir; a los amigos los pueden llamar.
De nada sirve...
No se dan cuenta que de nada sirve
tocar la batería, seguir la acería, no, de nada sirve.
De nada sirve...
¿De qué le sirven las heladeras y lavarropas, televisores
y coches nuevos y relaciones y amistades y posiciones?
Si están podridos y aburridos de este mundo que está podrido...
No, de nada sirve.
Los que van a la oficina dicen que todo sirve.
Los que van al puerto les duelen las espaldas.
Los que hacen música, creen que lo más importante,
de nada sirve si uno lo usa para la soledad interna
que siempre nos corre, que siempre nos corre. Oh, yeah.
Cuando están solo, están bien solitos;
ya no hay guitarritas ni amplificadores.
Están solos en la cama y empiezan a mirar el techo;
empiezan a mirar el techo y en el techo no hay nada.
Hay solamente un techo.
¿Qué pueden hacer? Es muy tarde, son las tres de la mañana.
Los bares están cerrados, las mujeres duermen,
los cines también están cerrados,
la guitarra no se puede tocar,
sino el vecino se va a despertar.
¿Qué puedo hacer? ¿Qué puedo hacer?
Estoy solo y aburrido
¿Qué puedo hacer? ¿Qué es mi vida?
¿Qué es este mundo? ¿Qué soy yo?
Me voy a volver loco, no sé qué hacer...
En ese momentito se dan cuenta
que todo es una estupidez.
Cuando van de veraneo y bailan shake
con sus movimientos centroamericanos,
sensualidad fabricada,
tratan de levantar mujeres.
Pero están vacíos y están muy podridos.
Volvemos a la cama, que es un gran lugar
para dormir o también para fifar.
Cuando lo consiguen, en este mundo es difícil,
está reglamentado...
Muerden la almohada de desesperación.
No saben qué hacer con sus vidas,
ya todo fracasó.
Han masticado chicles, han comido chocolates,
han leido Radiolandia, han llamado a sus amigos,
han salido con mil mujeres, han grabado treinta mil discos,
han sido famosos, han firmado autógrafos,
han comido hasta reventar, han fumado hasta acabar.
¿Y qué queda?
No queda, no queda, nada queda, nada queda.
Hay una cosa que sirve,
que sirve a esta humanidad,
y es darse cuenta que nada sirve
si uno lo usa para escaparse de uno mismo.
Amigo, te doy un consejo aunque yo consejos no doy:
trata de hacer la prueba de parar las maquinitas,
las maquinitas que llevas dentro de ti
y fijarte qué es lo que pasa
cuando te agarra la soledad y te agarra el hastío.
No escuches discos de Bob Dylan, o de Los Beatles,
de los Rollings Stones o de Mick Jagger.
Mucho silencio, mucho pensar, mucho meditar.
Nada de evasión y pensar.
¿Qué es lo que pasa conmigo?
Si soy inteligente, también soy intelectual...
Soy bastante inteligente pero estoy muy aburrido.
¿Qué es lo que pasa conmigo?
Yo aún no me lo puedo explicar,
por favor que alguien me lo diga.
No puedo salir de mí, estoy muy encerrado
en mi prisión de carne y hueso.
No puedo salir, no puedo salir.
Me voy a morir dentro de mí.
Antes de morir yo quiero salir,
ver las estrellas, el mar, me quiero ahogar
y quiero salir, quiero vivir, me quiero ir
por favor, de mí.
¿Qué puedo hacer? No hay nada que hacer.
Tenés que vivir, tenés que sufrir,
tenés que sentir, tenés que amar,
te tenés que arriesgar, te tenés que jugar,
no podés tener seguridad, no podés tener
ninguna propiedad, te tenés que jugar,
tenés que jugarte, tenés que salir
a que te rompan la cara, que te maten, que te pisen.
Tenés que querer a cualquiera,
tenés que odiar a cualquiera.
Ay, ¿qué puedo hacer? Estoy solo
y todos pasan a mi lado. Nadie me mira
o si me mira es para encerrarme.
Estoy muy encerrado.
De nada sirve escaparse de uno mismo.

_


En 1970 Moris (Mauricio Birabent, Buenos Aires, 19 de noviembre de 1942) edita su primer LP solista, “30 minutos de vida”. ¿Temas? El Oso, Ayer Nomás, Pato trabaja en una carnicería, Esto va para atrás, En una tarde de sol, El piano de Olivos, Escúchame entre el ruido, Juan, el noble caballero y, por supuesto, De nada sirve.

jueves, 14 de enero de 2010

Concepción Bertone – Tres poemas de “Cuerpos de palabras”


_
INVIERNO

La mujer de la bata gastada
barre las hojas de la vereda ajena
a la mirada que la desnuda. Barre
una llamarada de hojas de fresno
y enciende un fósforo
para que el fuego
la apague.

De: “Citas”, 1993

_
ESPERANDO LA NIEVE

a Glauce Baldovín, in memoria

Todos dicen que va a nevar en la ciudad.
Todos quieren ver en la nieve algo nuevo,
algo raro y ligero porque
no sabríamos convivir con eso. El rostro
del Otro es nuestro rostro y el hielo de la nieve
lo refleja. Pero nunca cayó. Sólo piedras
de hielo y algo de la tempestad
que destruyó a los árboles. La tarde
se hizo noche y el cielo
me develó el humor de los pájaros, la tijera
de una bandada ruidosa
buscando dónde anidar.

Y nada
que no supiéramos –salvo volar–
nos pasa. La nieve
cae siempre en otra parte.

El derroche es una ley
del arte y de la naturaleza apaleada. Siempre
hay tiempo, tibiezas
de Barragán antiguo, enaguas de jerga,
lienzos bordados por mi abuela
contra la guerra que,
en ese hacer sumida, florecía en la tela.
Flor rebelada contra la nieve
que había que cavar para ver la luz,
el suelo fangoso que dejaba la pala
enterrando la bala del cansancio
que le hizo estallar una noche
el corazón.

El tuyo, el de ella. Se supone cordial
la huella del pespunte, el hilván,
la mirada ciclópea de la aguja, lo que cava
la pala cuando siembra. El filo del papel
o del hilo. Se supone cordial
entre los yuyos donde se afila un lirio
no pisar su destino de cuchillo

y salvar una parte
de un día de pesar.

Del peso del avatar, de ese mal
expresado nombre
de lo adverso. Reverso
del candor, cuando te mata.

De: “Esperando la nieve”, libro inédito

_
JUEGO DE CABALLEROS

He dejado ganar a contrincantes. He dejado
la estrategia y el ego, el egotismo, el juego
a un costado, en su costal variado
de nadas, vaciado de todo sentimiento
de lealtad. El billar es un juego
de caballeros y a veces de damas (Marechal)
Los he puesto en su lugar, su cobardía,
hasta la negra errada así: ex profeso. He
tocado más fino que los huesos la piel
de los cadáveres mezclados en
matanzas legales de civiles. He dejado ganar
a los más viles, para verlos ganar y derrotados.

De: “Figuras de billar sobre la noche”, libro inédito

_
En: “Cuerpos de palabras. Antología personal.” Editorial Casi Incendio La Casa, Buenos Aires, noviembre de 2009.
_


_
Concepción Bertone nació en Rosario el 23 de abril de 1947. Poeta, prosista y crítica literaria.
_
Foto: Concepción Bertone
_

martes, 12 de enero de 2010

Juana Bignozzi – Tres poemas de “El pan duro”



LA VIDA EN SERIO

Ahora he descubierto el sol, los perros y las mentiras.
La vida es más lógica, no he dicho mejor sino más lógica.
Cierro los ojos y tomo sol, juego con un perro tan vulgar
que es imposible sentirse separada de él y miento.
Eso me obliga por las noches a sacarme los zapatos
como quien se desnuda,
a caminar descalza por mi casa, a llorar a solas cada tanto.
Ahora miro a una mujer ni linda ni fea,
pienso que la pequeña vida continúa
y que todo dolor importante tiene testigos,
aunque sean un perro, el sol o las mentiras.


EN MI CIUDAD DECIMOS ME ESTÁ MATANDO…

En mi ciudad decimos me está matando
esta tristeza casi de sábado
las noches de amor a la deriva por la calle
mi ciudad cubierta de muertos que no reconocemos
la vida en alguna parte
me está matando pensar en los que se van y en los que no pueden irse
esta tristeza un poco irremediable.

Ahora que nadie es cobarde, los gritos del dolor han terminado
y el tiempo no se cuenta por años,
todos nos miraremos de nuevo hasta reconocernos.


MIS AMIGOS Y YO SABEMOS…

Mis amigos y yo sabemos
que todos somos inevitablemente graciosos
y que la muerte y la pasión de cualquiera de nosotros
no modifica nada.

Sabemos que la revolución va a llegar
y que todo lo demás
es gente quemada, papeles tristes.

Los profesores hablan del hombre
dicen eso pertenece a la vida por lo tanto no se puede probar
y los perros vagabundos mueren de risa en las esquinas.
Dicen el hombre vive por eso no llega a conocer la verdad
y por la calle pasan apariencias que pueden morir o nacer
y tranvías, infinidad de tranvías
en medio de la luz de octubre.



En: “El pan duro”. Grupo de poesía. Ediciones La Rosa Blindada, Buenos Aires, 1963. Estos poemas de JB no forman parte de su obra reunida “La ley tu ley”, Adriana Hidalgo Editora, 2000.
Al momento de esta antología, integraban El pan duro: Juana Bignozzi, Hugo Ditaranto, Juan Gelman, Guillermo B. Arizpe, Rosario A. Mase, Luis Alberto Navalesi, Héctor Negro, Julio César Silvain y Alberto Wainer.


Juana Bignozzi nació en Buenos Aires en 1937. Desde 1974 reside en Barcelona.

Foto: Juana Bignozzi

Roberto Díaz en su “Diario de un poeta” escribe sobre el Grupo de Poesía “El pan duro”.

lunes, 11 de enero de 2010

Juan Sasturain – Soneto con reservas


_
SONETO CON RESERVAS

In memoriam Miguel Gila

Brecht, el de la gorra, y Ezra, el loco,
encarnan al poeta como artista
jugado. Uno era comunista
y el otro casi facho, que no es poco.

Pound puso a la usura como foco
del falaz desorden capitalista.
“El que asalta un banco es un punguista
comparado al fundador, que roba un toco”

dijo Bertolt. Le creo a la poesía,
aunque en terreno ajeno se inmiscuya.
Tengo reservas de la sabiduría

de los doctos augures que hacen bulla:
no están hablando de la economía,
están hablando de la econosuya.

_
En: CONTRATAPA › ARTE DE ULTIMAR Página/12 de hoy
_
Foto: Enredrados en adrogué
_

sábado, 9 de enero de 2010

Dino Campana – Envío



ENVÍO

El agua tiene la melena de plata
El amor es sin retorno
Blanca yegua de amor
Tu vellón dorado
Amor sin retorno.


INVIO: L’acqua ha la criniera d’argento / L’amore è senza ritorno / Bianca cavalla d’amore / Il tuo tusone dorato / Amores enza ritorno.


En: “Cantos órficos”, Olifante, Ediciones de poesía, 1984. Selección, traducción, prólogo y notas de Carlos Vitale.
Dino Campana, Marradi, Toscana, 20 de agosto 1885 – manicomio de Castel Pucci, San Martín La Palma, 1 de marzo de 1832. 
“El origen del mundo” (L`Origine du monde), Gustave Courbet, 1896. Óleo sobre lienzo, 46 cm x 55 cm, Museo de Orsay, París. 
_

viernes, 8 de enero de 2010

Néstor Groppa – Taco de reina de “Obrador”


_
TACO DE REINA

Un oído vegetal,
un pétalo de sol
que va cayendo;
un caracol de clara sangre
desarmado;
una médula de poniente;
vértebra
articulando el aire.
Un hilo de cordobán de color
enhebrado
al taco de una reina,
sostén de un vals.
Oreja ensangrentada,
túnel de nada,
ojo por cerrar,
párpado-pétalo,
bocina de gramófono
vegetal
amplificando
los jugos y otros cardinales de la tierra.
Un concierto
de tales instrumentos
en un vaso de agua;
un concierto
de cornetas y cornos de seda
que duran
lo que un poniente.
Para otros,
son esos mismos ponientes
– terreno celestiales –,
que gotean
flores.

_
En: “Obrador”, Ediciones Buenamontaña, Jujuy, 1988
_
Néstor Groppa (Laborde, Córdoba, 17 de junio de 1928) vive en Jujuy desde 1952.
_
Foto: Pablo Aguilar
_

jueves, 7 de enero de 2010

Juan Arabia – Arpegios


_
ARPEGIOS

Nightmare

Despertar como uno era,
es tan desalentador
como una prueba,
una verdad.

La Mañana

Todo sucedió
por vez primera una mañana.

En la Mañana

En la Mañana
no debo preguntarme por las cosas.

El enemigo

Cuando un hombre
se arrodilla ante sí mismo,
apártate de su camino.
Está naciendo.

Bragado

Mientras otros te sueñan
en la tarde
que ya no es de nadie,
tu sol enaltece
el único de mis caminos.

Jareth

Siempre anhelaré recorrer
la encrucijada del búho blanco,
que cambia como mis días.

_
De “Canciones del Gólgota”, inédito
_
Juan Arabia nació en Buenos Aires en 1983. Estudió pintura con Ricardo Garabito y cursa la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Dirige la revista “Megafón”: www.revistamegafon.com.ar
_

Quinta Trabucco no será la misma sin Rodolfo Alonso


QUINTA TRABUCCO NO SERÁ LA MISMA SIN RODOLFO ALONSO

Escuetamente notificado apenas por una empleada administrativa y sin preaviso alguno, el lunes 21 de diciembre por la mañana Rodolfo Alonso supo que a partir del 1º de enero no sería renovada su designación como director artístico del Centro Cultural Paseo Quinta Trabucco, dependiente de la Municipalidad de Vicente López, del cual estuvo a cargo durante más de diez años, convirtiéndolo en el espacio público gratuito más concurrido y de más alto nivel en una cada vez más amplia área de influencia. Por un lado, no deja de sorprender que semejante actitud se tome simultáneamente con la asunción como nueva Secretaria de Cultura (¡y Educación!) de Marta Ferrara, no sólo diputada provincial sino también fundadora y vicepresidenta de PAUFE, el partido del tristemente célebre comisario Luis Patti. Por el otro, como escritores, artistas e intelectuales, los abajo firmantes no podemos dejar de solidarizarnos con lo que tan claramente expresó el semanario independiente local “Prensa Libre”, en su edición del 30 de diciembre: “Sería de muy mal ejemplo creer que a determinada edad las personas no tienen ya nada que ofrecer a la sociedad. Pero lo más lamentable sería que se concretara la partida del escritor más prestigioso de la zona norte; para Vicente López, perder a Rodolfo Alonso significaría resignar un espacio vital para la cultura y la palabra, en favor de la chabacanería y el consumismo.”


juan gelman, luis felipe noé, mempo giardinelli, beatriz sarlo, fernando birri, noé jitrik, cristina banegas, manuel antín, mario goloboff, maría sáenz quesada, daniel divinsky, vicente battista, tununa mercado, juan carlos romero, rodolfo mattarollo, cristina mucci, josé miguel onaindia, oscar smoje (director de las salas nacionales de exposición palais de glace), cristina piña, julio rudman, liliana heer, arnoldo siperman, jorge andrade, susana cella, daniel amiano, carla rey, alberto giudici, laura devetach, manuela fingueret, gustavo roldán, silvia plager, roberto ferro, carlos dámaso martínez, néstor groppa, isidoro gilbert, juan lópez taetzel, ana godel, julio schvartzman, jorge ariel madrazo, luis benítez, esteban nicotra, cristian aliaga, maría claudia dalmaffeo (presidenta biblioteca popular bernardo delom), leonardo martínez, susana szwarc, miguel mateu, lygia dalton, víctor ocalo garcía, alelí jait, ana amado, josé maría pallaoro,concepción bertone, daniel freidemberg, ramón fanelli, siguen las firmas...

_
Foto: Rodolfo Alonso
_
Rodolfo Alonso “Esto rozó la humillación”
_

miércoles, 6 de enero de 2010

León Gieco – Todos los caballos blancos



TODOS LOS CABALLOS BLANCOS

Voy andando y siento el sol
de la tarde en mis espaldas
y en mi frente siento el sol
de la mañana.

Todos los caballos blancos
todos los caballos blancos
y el campo
y el campo y el campo.

Voy bajando por caminos
que cruzan las tierras mansas
qué bueno es olvidarse un poco
de la gente que nos roba y que nos mata.

Todos los caballos blancos
todos los caballos blancos
y el campo
y el campo y el campo.




Foto Telam: San Antonio de Areco.



En una de las tomas aéreas se ve un canal que desemboca en el río Areco.

Mario Trejo – Apuntes para una Crítica de la razón poética


_
APUNTES PARA UNA CRÍTICA DE LA RAZÓN POÉTICA

Digamos, por ejemplo:
por un punto dado fuera de la luna
sólo podrá trazarse a dicha luna
una perpendicular y sólo una.

O también:
llámase barroco a todo aquél
para quien la distancia menor
entre dos puntos
es la curva.

Proposición:
pasar de la poética de la moral
a la moral poética.

Ejemplo:
de dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo:
de la derecha cuando es diestra
y de la izquierda cuando es siniestra.

En resumen:
más vale ser cabeza de león que cola de ratón.

El mejor modo de esperar es ir al encuentro.

_
En: “Orgasmo y otros poemas”, Centro Editor de América Latina, 1989. Selección y prólogo: Jorge Ariel Madrazo. Ilustraciones: Carlos Carmona.
_
Mario Trejo, ¿La Plata?, 1926.
_
Foto: M. T.
_

martes, 5 de enero de 2010

Raúl Gustavo Aguirre – Asteroides (1)



¿Qué es un ser querido? Alguien que expresa la inconmensurable belleza de existir. Cerca o lejos de nosotros.

_
En: “Asteroides (1952-1975)”, Botella al Mar, 1999
_
Raúl Gustavo Aguirre (Buenos Aires, 2 de enero de 1927 - 18 de enero de 1983).
_
Foto: R.G.A.
_

lunes, 4 de enero de 2010

Francisco Madariaga – La sombrilla de Edgar Bayley


_
LA SOMBRILLA DE EDGAR BAYLEY

Como una gran sombrilla
destrozada por
el mar
y que luego
navegando encendida sale al mar
y volviendo a ser mar
y sombra de agua
repintada caliente arrastra al
mar.

_
En: “Un palmar sin orillas” (incluido originalmente en: Aguatrino, 1976), Ediciones en Danza, 2009
_
Francisco Madariaga (Buenos Aires, 1927-2000)
_
Foto: C. Paglialunga
_

Paul Auster – Narrativa



NARRATIVA

Porque lo que ocurre no ocurrirá jamás,
y porque lo que ha ocurrido
ocurre sin fin una y otra vez,

somos lo que fuimos, todo
ha cambiado en nosotros, si hablamos
del mundo
es sólo para dejar desdicho

al mundo. Primer invierno: de un árbol desnudo
cuelgan
manzanas amarillas; sobre la
primera nieve, las huellas

de invisibles ciervos, y luego la nieve,
incesante. No hay nada
de que arrepentirse. Como si pudiéramos permanecer
en esta luz. Como si pudiéramos permanecer en el silencio
de este solo instante

de luz.


En: “Pista de despegue. Poemas y ensayos 1970-1979”, Editorial Anagrama, Barcelona, 1998. Traducción de los poemas: Jordi Doce.
Paul Auster nació en Newark, Nueva Jersey, el 3 de febrero de 1947. Desde 1974 reside en Nueva York.

sábado, 2 de enero de 2010

Roberto D. Malatesta – Esta hoja fue John Keats y Cuando leo poesía


_
ESTA HOJA FUE JOHN KEATS

Esta hoja fue John Keats,
aquella hierba, Walt Whitman,
esa hormiga, Juan L. Ortiz.
Nadie podrá impedir
que yo lo crea. Nadie,
ni siquiera este tronante coro de chicharras:
toda la dinastía T’ang
en un solo árbol.

_
CUANDO LEO POESÍA

Cuando leo poesía soy lo mejor de mí,
quizás, cuando la escribo. Cuánta pasividad,
se dirá, para un mundo que demanda de brazos
y pies en movimiento.
Por las calles del mundo
Dios se aproxima, el hombre se dispersa.
Pero en la gran quietud
el fiel ahonda su oración,
se funde en el silencio del santuario
y es nada que propicia
el camino de Dios.
Yo soy uno y soy nada cuando leo y escribo
y es mi mejor forma de orar.
No me pidan mayores movimientos
ni actos de heroísmo.
Cuando leo y escribo soy lo mejor de mí.

_
En: "Cuaderno del no hacer nada", Ediciones Sigamos Enamoradas, 2009
_
Roberto Daniel Malatesta nació en la ciudad de Santa Fe en 1961. Publicó, entre otros, los libros de poemas: “Del cuidado de la altura del níspero”, 1992; “Las vacas y otros poemas”, 1994; “Flores bajo la lluvia”, 1998; “No importa el frío”, 2004; “Por encima de los techos”, 2004; y "Cuaderno del no hacer nada", Ediciones Sigamos enamoradas, 2009.
_
Foto: Walt Whitman (West Hills, EE UU, 1819 - Camden, id., 1892)
_

Julio Huasi – Increíble de la noche


_
INCREÍBLE DE LA NOCHE

estaba la noche llena de senos
los tangos ponían sus mejillas en mi cuello
me pedían que los lleve a ver la espuma
un torrente de besos corría en el aire
la noche estaba llena de gardel
milongueaba la luna varonera
su cadera agitaba a los balcones
se tiró un lance la provocadora
con mi amor que manoteaba antes de ahogarse
con sus bandoneones sus caricias su terror
porque vos no estabas vos no estabas vos vos

_
En: “Poemas”, Casa de las Américas, Cuba, 1971.
_
Julio Huasi (Buenos Aires, 20 de marzo de 1935- 11 de marzo de 1987).
_

Rodolfo Alonso – Epifanía, poema inédito


_
EPIFANÍA

Como luz en la luz
suena el invierno, al sol.
Serena madurez,
sabor desnudo
que suspende y sostiene
sin sospechar que sabe,
secreto, sólo en sí,
siente sin sentimiento,
a simple sed,
a simple ser,
solo y sumo en el sol
sagrado del silencio
seco, soberbio, suelto
sobre ese frío encendido.

(21-6-2004)
_
Rodolfo Alonso nació en Buenos Aires un 4 de octubre de 1934. Poeta, traductor, ensayista, editor. Premio Nacional de Poesía, 1997.
_

Eduardo Dalter – Sería bueno vivir en una casa



SERÍA BUENO VIVIR EN UNA CASA

Sería bueno vivir en una casa
sin que nadie venga religiosamente a visitarte
una vez al mes con un recibo.
Bueno sería meter clavos, cuadros,
que quedarían para siempre,
o al menos para el siempre de la mujer que te ame
y de vos mismo.
Y bueno sería plantar un árbol en el medio del fondo de esa casa,
sin que nadie venga religiosamente a visitarte
una vez al mes con un recibo.
No hablo de ser propietario ni de ser co-propietario,
ni de herencias, bienes raíces, y esas cosas.
Digo que sería bueno vivir en una casa
sin que nadie venga religiosamente a visitarte
una vez al mes con un recibo.


En: “Versus” (poemas 1971-1984), 1984
Eduardo Dalter nació en Buenos Aires en 1947.
Foto: Juvenildo B. Moreira
_

Alejandro Claudio Tarruella – Una marca de barro para reiniciar el día


_
UNA MARCA DE BARRO PARA REINICIAR EL DÍA

Cuando acaba un año lo que sucede es otro año y otro día, que es lo que deslumbra por su secreta precariedad cuando las horas encabalgan horas y se revuelven, en el barro de una semejanza que jamás alcanza el grado de ser lo mismo. Nosotros, cada uno de nosotros, le ponemos un motivo y por simple que sea se vuelve un tema de conmoción interior, un episodio que va a significar a los otros, una sabia conjetura en la pondremos nuestro corazón a andar con un ritmo de muchos. Es entonces un asunto de uno con otro, de uno con otros, una polifonía que rebate cualquier empeño individual fuera del tiempo en que la palabra se amasa con un tañido de manos, las manos de ella, las de él, la de ellos, las nuestras. Ese hacer siendo hace de los augurios algo cierto en la medianoche suramericana cuando tomamos de la brisa seca de los viejos árboles que van de la nieve a la llanura, y nos encontramos en su raíz y en sus ramas, como compañeros de siempre que deciden ponerle un nombre al suceso de recomenzar lo ya andado, esa huella de lluvia que marca luego el sol, que ya es de los otros.

_
Alejandro Claudio Tarruella nació en Olivos, Buenos Aires, en 1948. Escritor y periodista. Publicó en poesía: "Amorar", 1980; "Funeral y otros poemas", 1985, y "El viento llueve en agosto", 1999.
_
Foto: Archivo de la talita dorada.
_