lunes, 5 de octubre de 2009

Eugenio Mandrini – No todo es desierto en el desierto


_
NO TODO ES DESIERTO EN EL DESIERTO

En los tiempos en que gobernaban los poetas se castigaba duramente a quienes no lo eran, como el caso de ese que fue abandonado en el desierto donde, sin embargo, no murió de sol, ni de frío, ni de sed de hambre, ni de hambre de sed, ni de no saber nadar cuando el viento hacia oleajes de las dunas, ni de inmensidad, ni de ausencia de oasis o lluvia o manta en la noche de fiebre. Y ni siquiera murió de muerte.

Se hizo espejismo.

Sus camaradas de fulgor coinciden en reconocer que nunca hubo en el desierto un poeta como él en el viejo arte de crear visiones de la nada.


_
En. “El límite de la palabra. Antología del microrrelato argentino contemporáneo”, Menoscuarto Ediciones, 2007

_
Eugenio Mandrini nació en Buenos Aires en 1936. Poeta y narrador. En 2008 ganó el premio de poesía “Olga Orozco”, organizado por la Universidad Nacional de San Martín (UNSaM) a través de su revista Nómada y la Cátedra Abierta de Poesía Latinoamericana, que contó como jurado a: Francisco Gamoneda, Juan Gelman, Gonzalo Rojas –los tres premio Cervantes– y Jorge Boccanera.
_

1 comentario:

altamirano dijo...

Un groso Mandrini.
Lo conocí a través de su hijo (hace tiempo, más de 20 pirulos. No recuerdo su nombre. Tocaba la guitarra).
¿como se llama el hijo de Mandrini?
Tiene o tenía Eugenio una biblioteca de lujo. Historietas y literatura de alto nivel para nuestra edad.
Me emociana recordarlo.

Saludos José.