miércoles, 15 de julio de 2009

Humberto Costantini: Porteño y de Estudiantes


PORTEÑO Y DE ESTUDIANTES


Uno vivió humillado y ofendido,
se sintió negro, paria,
risible minoría,
adventista, croata,
o bicho raro.

Uno aguantó silencios,
miradas bocayunior,
sonrisas riverplei
y condolencias.

Uno sufrió, mintió,
dijo no es nada,
se congeló el amor en un descenso,
honestamente quiso sacudir su carga.

Uno debió explicar con voz de tío
que había una vez un Lauri,
y había un Guaita,
y había una delantera,
y había un sueño dragón y una princesa,
y había un rey Estudiantes de La Plata.

Uno dejó colgada durante veinte años
la foto de Zozaya,
porque sí, porque bueno, por costumbre,
porque le daba no sé qué sacarla.
Y un día la sacó
como se sacan
los relojes viejos,
el diploma de sexto,
o las nostalgias
(estaba desteñida y amarilla,
y en la pared quedó como una marca
o un fantasma).

Uno se fue,
se rechifló del fútbol,
por despecho
se volvió criticón y sociológico;
se dedicó al latín, al mus, a la política,
al ajedrez, al sánscrito, a la siesta,
a la literatura, o a Beethoven,
o simplemente a nada.

Y se indignó
y habló del opio de los pueblos,
y la revolución
que se vacía en el vicio de las canchas.

Y aguantó como un hombre,
y vio a su hijo colgar la foto de Rattín
(justo en aquella marca)
y lo vio bostezar
de tanto cuento viejo y tanto Lauri,
tanta caperucita y príncipe encantado
y tanto rey Estudiantes de La Plata.

Uno vivió humillado y ofendido,
se sintió negro, paria,
risible minoría,
adventista o croata.
Entonces,
¿se dan cuenta
por qué ando así,
bastante bien últimamente
con sonrisa de obispo
y con dos alas?


Este poema fue escrito, obviamente, cuando Estudiantes ganó el campeonato mundial.
Con un poco de buena voluntad, las palabras finales todavía podrían ser validas cuando ganamos un partido. O empatamos con honra por lo menos. O cuando perdemos pero nos corresponde el triunfo moral, en fin
. H.C.
_
En: Cuestiones con la vida, Editorial Galerna, 1986 (primera edición en 1970, aunque no estaba incluido este poema).
__
Humberto Costantini (1924-1987).
_

5 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

vamos el tetra todavia

Fernando Bonatto dijo...

A LA TRIBUNA DE 57







Yo fui también un tablón, un grito y una puteada


abajo, copas de plátanos y caballería


esperando la garrapiñada que vendía el Tete


“boosta, boosta, caliente los enveneno y los afano a la vez”


y chuenga ,chuenga entre humo de choripan


arriba el tablero de la Alumni con sus chapas

y la cana marchando al ritmo de Opp Opp Opp




y risas y banderas y más gritos y brazos llamando




a la fuerza del Pincha tan fuerte tan fuerte y con tantas ganas




que suena el “estudian….. “como si fuera hoy .

Anónimo dijo...

BELO HORIZONTE,MIÉRCOLES 15 DE JULIO 2009 (De un enviado especial). Juan Sebastián Verón sólo atinó a llorar una vez que escuchó el pitazo final del árbitro Chandía. Quedó tendido en el mediocampo, extenuado emocionalmente justo antes de comenzar el festejo. Una vez recuperado, se acordó de todos: "Esto es para los hinchas que nos bancaron siempre, para mi familia, para los que me quieren y para los que no me quieren. Que disfruten de esta Copa". Sonó convencido el elogio que recibió la Brujita de parte de Alejandro Sabella: "Verón es el jugador más preponderante desde que nació Estudiantes", subrayó anoche el técnico.

Fue una celebración llena de símbolos de carne y hueso. Como José Luis Calderón, que postergará su retiro hasta el Mundial de Clubes a propósito de esta conquista: "La tradicional mística de Estudiantes volvió en estos partidos finales. Lo ganamos corriendo, metiendo y jugando", se entusiasmó Caldera.

Y Rolando Schiavi reflotó placenteras sensaciones en la Libertadores, como en Boca: "No sabía si iba a volver a vivir todo esto, quiero agradecerle a Estudiantes por haber confiado en mí. Yo sólo vine a dar una mano".

Esto es para los que me quieren y los que no me quieren.JUAN SEBASTIAN VERÓN
ÉL ES MI FILÓSOFO PRINCIPAL

Olga Román dijo...

Estudiantes de La Plata es tan significativo que sorprende. Todos hemos vivido experiencias recordables con este club.
Felicitaciones a todos los "pinchas" que ya cubren el mundo. Este triunfo resonó desde todos lados. También desde Esquel, donde ahora residimos, que se pintó de rojo y blanco.
Un abrazo enorme.

Olga y Daniel
dgalatrog@hotmail.com

Fernando M. Raluy dijo...

Soy de Lanús, pero como hincha fanático del fútbol, debo decir que me puso muy contento el triunfo del Pincha. Creo que Estudiantes es la mas clara muestra de lo que debe tener un futbolista en el pecho: ese fuego sagrado que hace bullir la sangre en las difíciles y hace de las manos garras, y de los pies cuchillos, y de la cabeza una luz. No hay jugador de fútbol que sienta verdaderamente la camiseta (y eso que cada vez mas se juega por el éxito económico y personal y no por el equipo) si no siente a la par que dejaría la vida en el cesped por una causa.
Felicitaciones, Estudiantes. Espero que, alguna vez en la vida, pueda saborear el mismo exito, sentado en la cumbre de América.

laobsesiondelasemana.blogspot.com