sábado, 30 de julio de 2011

Mirtha Defilpo (1944-2011) – La venganza es tan lejana como la justicia



PARALOGISMO


Solo un ángel pudo ver a otro
y el perverso sólo vio su doble.

De habernos visto
ninguno se envanezca:

Vuelo en doble faz
Alas y Luto
todo vampiro no se ve en el espejo.


LA DESPEDIDA


Con la ley del rostro
me ausento del orden que impone la confianza.

Porque la venganza es tan lejana
como la justicia.


En “Malezas”, Ediciones Último Reino, 1985. Ilustración de portada René Magritte. Selección de textos: Jmp.
Mitha Defilpo (Buenos Aires, agosto de 1944 – julio de 2011). En poesía: “Después de Darwin” (1983), “Malezas” (1985), “Matices” (1991). Compuso bellas canciones con Litto Nebbia, desparramadas en algunos discos de los mejores que grabó el rosarino; un LP solista en 1976: “Canciones para perdedores”; otro compartido con Litto, grabado en México en 1979, “Toda canción será plegaria”.

LA VENTANA SIN CANCEL, Litto con letra de Mirtha Defilpo, en el imprescindible Melopea, editado en 1974.

Mirtha Defilpo (1944-2011) – Sólo al morir con lo mortal se acierta



BABEL


Cuando la lengua tome por la voz otro sentido
repita por escrito lo que hablabas
la agonía neutra en torno a la palabra
que incapaz de sufrir
afrma un resto:

El viejo entendimiento.

Ese yo extraño
alquimista de trazo escamoteado
y hechizo de la gnosis como cuento.

Su condición
es una ley que apenas cambia:
la frase del rodeo
a la luz de la promesa de un desierto.

Testigo incontestable
verdad monóloga de historias absolutas
a su propio designio servidora

en esa ceremonia de fragmentos
en esta miniatura de lo informe
perecedera y presente de lo eterno

dirá apenas
con trabajos de idénticas movidas
y relapsa de la misma escena
que la palabra es célebre en bullicio
y en vaguedad peligro.


CËFALO


Lloras con los ojos de los ciegos
la que fue venado de tu fecha.

Eres tu presa ahora.

Sólo al morir con lo mortal se acierta.


En “Malezas”, Ediciones Último Reino, 1985. Ilustración de portada René Magritte. Selección de textos: Jmp.
Mitha Defilpo (Buenos Aires, agosto de 1944 – julio de 2011). En poesía: “Después de Darwin” (1983), “Malezas” (1985), “Matices” (1991). Compuso bellas canciones con Litto Nebbia, desparramadas en algunos discos de los mejores que grabó el rosarino; un LP solista en 1976: “Canciones para perdedores”; otro compartido con Litto, grabado en México en 1979, “Toda canción será plegaria”.

MEMENTO MORI (Recuerda que vas a morir), Litto con letra de Mirtha Defilpo, en el imprescindible Melopea, editado en 1974.

Mirtha Defilpo (1944-2011) – Lo que no es descienda en el poema



ANAMNESIS


(Rastros
que escudriña la anémica lechuza
sujeta en la parábola
de cada perspectiva).

A su cuenta exprima mi entrecejo
el olvido hallado en la campana
tañida en el recuento de los yerros.

No se sale del eco
quien instila con opio la pregunta:
al puño mano supina
a la codicia crédito.

Sonido de esa cuesta
nos hereda traje de verdugo
y exangüe afectación de limosnero.

Lo que no es
descienda en el poema.

Líneas
cruzadas para enigma
concernidas al sueño
y a la resaca de los malentendidos.

Trueque del devenir ese pecado
de la sucesión enajenada
en coincidencia de cosas increíbles.

La bestia aislada
se complete indiferente del apego.

Mejor ver que velar.

Siegue el designio el azar de la inercia.


PLAGIO


I

Fisiología:
el ojo de la cámara
máquina térmica
de sangre
de amnesia
urdimbre viva de relojería.


II

Hay en el órfico aliento
en la metáfora de Ítaca
en el epicúreo Lucrecio
que veía
en la creación un accidente
y en tu inspiración

citas directas.


En “Malezas”, Ediciones Último Reino, 1985. Ilustración de portada René Mgritte.
Mitha Defilpo (Buenos Aires, agosto de 1944 – julio de 2011). En poesía: Después de Darwin (1983), Maleza (1985), Matices (1991). Compuso bellas canciones con Litto Nebbia, desparramados en algunos discos de los mejores que grabó el rosarino; un LP solista en 1976: “Canciones para perdedores”; otro compartido con Litto, grabado en México en 1979, “Toda canción será plegaria”.

jueves, 28 de julio de 2011

Leónidas Lamborghini – Eva Perón en la hoguera (1)



EVA PERÓN EN LA HOGUERA
I, II, III, IV y V


I

por él.
a él.
para él.
al cóndor él si no fuese por él
a él.
brotado ha de lo más íntimo. de mí a él:
de mi razón. de mi vida.
lo que es un cóndor él hasta mí:
un gorrión en una inmensa.
hasta mí: la más. una humilde en la bandada.
un gorrión y me enseñó:
un cóndor él entre las altas. entre las cumbres:
a volar.
si casi y cerca:
a volar.
si casi de:
a volar
en una inmensa. un gorrión.
y me enseñó:
si veo claramente. por eso:
si a veces con mis alas.
si casi cerca de.
si ando entre las altas. si veo.
si casi toco casi:
por él
a él:
todo lo que tengo:
de él.
todo lo que siento:
de él.
todo el amor de mí:
a él.
mi todo a su todo:
a él.


II

no es el azar.
no es de buenas a
que se me ha traído:
el caso que me toca.
no es y
de pronto
yo fanática.
quiero explicarme aquí. el caso.
no el azar:
un sentimiento.
un fundamental.
no es de buenas a
y de pronto
a cosas grandes.
quiero explicarme aquí:
un sentimiento que:
la Causa. quiero explicarme aquí:
la indignación.
un fundamental.
un en mi corazón.
un hallado que domina
desde:
ir a buscar atrás a remontarme. allí dolor.
allí he: frente a la.
cada injusticia he: cada recuerdo.
hoy mismo aquí
de alguna
de cada
guardo: que domina.
no es y de pronto y yo fanática.
quiero explicarme aquí: la Causa.
un fundamental.
un que domina desde.
un desgarrándome.
un en mi corazón
como si me clavase:
íntimamente.


III

revelación:
casi de golpe y que lo supe:
los ricos como árboles los pobres como pasto.
y hay más
y hay más: mi tema único. y hay más hay más:
una tristeza.
los reyes magos no.
los camellos no: una impresión muy.
casi de golpe
y lo sentí.
una tristeza:
y hay más
y hay más: una marca. y reaccionaba. y muy.
yo nunca pude:
los pobres no. una marca. mis palabras.
mis actos muy.
una impresión una tristeza hasta el borde
muy.
y hay más
hay mas y
reaccionaba: casi de golpe
hasta el borde muy: o ruego o maldición
y lo declaro: todo esto.
los pobres como pasto. revelación. una tristeza
y hay más
y hay más.
los camellos no.
los reyes magos no.
los pobres no: como pasto.
y lo declaro
y lo sentí:
todo esto cambiará.
o ruego
o maldición:
o las dos cosas.


IV

un día hay:
un maravilloso:
ese fue.
lo vi desde.
un momento hay:
el encuentro. el comienzo de mí.
en todas las vidas hay:
lo por hacer. la cosa.
un momento: en qué.
el encuentro: en qué.
mi día: fuego. lo vi desde.
ese fue: de mí. en todas las vidas
hay:
lo monótono sin.
el paisaje sin.
lo definitivo que parece sin:
una cree
pero en el fondo
no a aquello: un grito.
no a resignarme. por fin llegó. ese fue:
mi día hay
mi maravilloso.
un camino nuevo: lo por hacer. la cosa por.
la revolución por. ese fue. lo vi desde. fuego: un grito
un día hay.
un momento hay.
un maravilloso hay.


V

pronto pronto desde los bordes.
los comunes pronto pronto los eternos pronto
desde el camino desde los bordes
pronto
pronto
los enemigos de la cosa por: juramentándose.
la cosas por apedreada desde
los bordes: los enemigos los eternos
pronto
pronto
¡yo los he!
las piedras pronto desde los bordes desde las sombras
¡yo los he!
los eternos juramentándose pronto pronto
las piedras pronto pronto:
¡yo los he!


Foto: Jmp. Tapa de Partitas.
Leónidas Lamborghini (Buenos Aires, 1927-2009).
(“Eva Perón en la hoguera”, en Partitas, Ediciones Corregidor, 1972).

miércoles, 27 de julio de 2011

Leónidas Lamborghini – Eva Perón en la hoguera (2)


EVA PERÓN EN LA HOGUERA
VI, VII, VIII, IX y X



VI

la hora de mi soledad. de puerta en puerta. los puñetazos bajo el cielo.
los golpes.
¡esa es! ¡esa es! mi calvario. aquellos días. mi bautismo.
esto: la hora de nacer. esto: la hora de morir. cada golpe.
el líder él. su palabra: encárgate
encárgate.
el líder él. el ausente. lo tuvieron. el prisionero. él:
aquellos días bajo el cielo.
la semana de.
octubre de. de fiebre. de dolor.
los puñetazos. ¡esa es! ¡esa es! los comunes. los eternos. los pilatos.
aquellos días: anduve
me largué: en ese penoso. en ese incesante: sentía bajo el cielo. arder
en mí: la llama. el cielo. un paisaje que conservo. las luces. las
sombras. una gran luz al lado: el pueblo únicamente.
de allí vino. en ese.
un: el líder él
su palabra. un mensaje: encárgate. encárgate.
la hora. los golpes. las sombras. la llama: arder.
esto: la traición
muchos.
esto: la cobardía
muchos.
esto: una gran luz. la lealtad muchos: que conservo. anduve. me largué:
de puerta en puerta por la gran por la ciudad. bajo el cielo: la llama.
en ese.
arriba: los comunes. los eternos. los pilatos lavándose. los golpes.
descendí: una gran luz que conservo. los corazones: el muestrario.
los humildes que laten generosamente. descendí. sentí arder. una gran que
conservo. una luz: de allí vino. los humildes que laten: el muestrario.
generosamente. de allí vino: en ese.
a medida que: las puertas.
a medida que: el muestrario. bajo el cielo: arder. arder.
aquellos días lo tuvieron: el líder él. su palabra. su mensaje:
los trabajadores: encárgate.
los descamisados: encárgate. encárgate.
el pueblo únicamente: de allí vino. arriba: los pilatos lavándose:
mi calvario. la hora.
arriba: ¡esa es! ¡esa es! mi bautismo: cada.
¡esa es! ¡esa es!
los puñetazos. esto: cada golpe morir.
¡esa es! ¡esa es!
esto: cada golpe
nacer.


VII

no.
no fue el azar: no gobierna.
fue: mi caso.
fue: una providencia. no digo Dios. creo.
perdóneseme.
un destino. creo.
un sol: pero además: hay que mirarlo.
mi alma. un origen
gracias a. no el azar.
fue: mi país. la Causa. mi pueblo.
pero además: perdóneseme.
fue: la presencia. una prueba.
algo más. pero.
una fuerza: un sol. pero además. una fuerza o que ha
sido puesta por. hay que mirarlo. no digo.
perdóneseme.
pero además: algo más: mi alma. mi vida: es. no
el azar: no gobierna.
fue:
la injusticia siempre. por qué:
pobres por qué.
ricos por qué.
algo más. creo.
no: no digo Dios. perdóneseme.
fue: mi caso.
fue: mi vida. es. un destino. mi pueblo. una providencia
un origen. mi país. creo. la presencia. mi alma.
o ha sido puesta por: perdóneseme.
fue: un sol. hay que mirarlo. una prueba.
un sol.
fue: mi vida es.
fue: una fuerza. pero además.


VIII

ese deber
ese trabajo: estrictamente.
no la obra de amor.
no la dama. no la caritativa:
esa "Evita".
de comedias nada.
de lirismo nada: esa "Evita".
ni cuando con los más:
nadie podrá decir.
no la humillación
ni pretexto:
esa "Evita". estrictamente.
ese trabajo
ese deber:
la justicia.


IX

para mí los obreros:
en primer lugar. para mí los que estuvieron. los que cruzaron
viniendo. los que en columnas alegres. los que dispuestos.
los que a todo los que a morir. para mí los que en diagonales
avanzaron. los que hicieron callar. para mí los que todo el día
los que reclamaban. los que a gritos. los que encendieron:
los que hogueras.
para mí en primer lugar: todos los que: aquella noche.
para mí: todos los que antes.
todos los que ahora.
todos los que mañana.
todos los que: hogueras.
para mí los organizados. los obreros: ¡ellos son!
los que sostienen ¡ellos son!
todos los que antes todos los que ahora todos los que mañana.
el amor de mí.
la esperanza de mí.
para mí el pueblo: ¡ellos son!


X

por mi manera.
por mi ser: la justicia más allá. casi siempre:
más cerca de.
más: de los trabajadores. por mi manera:
más allá de camino. de mitad.
la justicia más: una reparación: a los trabajadores.
más cerca
un desagravio a los. más allá.
no
el equilibrio. no en ese punto: por mi manera. casi siempre
no lo niego. más.
soy: no lo niego.
estoy: no lo niego.
soy.
sí: más cerca.
sí: que nadie explote a nadie.
sí: que nadie a nadie.
sí: la clase obrera.
sí: sectaria sí.


Foto: Jmp. Tapa de Partitas.
Leónidas Lamborghini (Buenos Aires, 1927-2009).
(“Eva Perón en la hoguera”, en Partitas, Ediciones Corregidor, 1972).

Leónidas Lamborghini – Eva Perón en la hoguera (3)


EVA PERÓN EN LA HOGUERA
XI, XII, XIII, XIV


XI

los humildes: los he visto. los humildes. la pobreza que: se esconde
los ranchos de.
las casillas de: sepulcros de barro. peores, sepulcros de lata: peores
no basta asomarse: se esconde. el dolor en todo su: se esconde.
la miseria en toda su. no basta para ver: no es tan fácil.
para ver: no por fuera. no basta.
para ver: por dentro. he visto: los hijos de esta tierra. los humildes
peores que:
por dentro: el hijo muerto sin. entre los brazos: no ataúd. sin.
he visto: no hay allí. he visto: los brazos ataúd.
por dentro: la pobreza: de muchos años.
la miseria: de muchos años. de esta tierra: por dentro.
he visto.
por fuera no basta para ver: no es tan fácil. se esconde.
por dentro:
tierra ataúd.
miseria ataúd.
por dentro:
pobreza ataúd.
ranchos sepulcros: sin. casillas sepulcros: he visto. los hijos de
esta tierra sin. los humildes sin. el hijo muerto entre. los hijos
sin. entre:
peores que.


XII

las cartas: la elocuencia tremenda.
todas: del que necesita. cuanto antes cuanto antes.
querida Evita.
las cartas: sus peticiones. del que necesita. la
tremenda. la enorme. la
cantidad: todos los días. las cartas:
angustiosas llamados que son: querida Evita.
cuanto antes.
cuanto antes.
cada mensaje: a mis manos.
cada mensaje: fe.
cada mensaje: amor.
cada mensaje esperanza. la tremenda. la enorme.
los llamados:
cuanto antes cuanto antes.
querida. Evita.


XIII

mi empresa. los comienzos. cuando advertí:
lo imposible: palabra.
cuando advertí. empecé a ver.
por eso:
aquí esto. quiero servir. empecé.
lo imposible: palabra.


XIV

la justicia social: cada tarde. las tardes. las audiencias. las
secretas: son almas destrozadas desfilando. me dicen:
en voz baja.
me dicen: sus casos. los más raros. los más difíciles.
me dicen: qué hacer. sus más íntimos. sus casos. el hambre. la miseria.
me dicen: les han hecho caer. en voz baja. me dicen: el dolor.
hombres y mujeres: les han hecho:
la injusticia.
por ejemplo esa mujer. por ejemplo: arrojada. qué hacer.
cada tarde: casi al oído. cada tarde y casi: llorando. muchas veces.
por eso.
porque yo.
porque conozco: las tragedias. los pobres. hombres y mujeres:
en voz baja. las víctimas. los explotadores. les han hecho: el dolor
por eso:
la justicia inexorablemente. la justicia qué: cueste lo que cueste
qué: caiga quien caiga. porque yo.
cada tarde los pobres: son almas. me dicen: les han hecho la
persecución. por ejemplo: esa mujer arrojada. me dicen. qué hacer.
por eso: veneno y amargura en mis.
por eso: grito hasta. por eso afónica cuando en mis. por eso la
indignación en mis: se me escapa.
cada vez: el veneno más.
cada vez: la amargura más.
cada vez: hombres y mujeres. esa mujer. por eso que mis insultos
latigazos. por eso que mis insultos cachetadas: a los explotadores.
en plena cara. que les hagan. porque yo. porque conozco:
hombres y mujeres: les han hecho el dolor. les han hecho la miseria.
son almas. les han hecho la persecución. les han hecho la injusticia
por eso afónica.
por eso: qué hacer.
por eso qué: cueste lo que cueste.
por eso qué: caiga quien caiga.


Foto: Jmp. Tapa de Partitas.
Leónidas Lamborghini (Buenos Aires, 1927-2009).
(“Eva Perón en la hoguera”, en Partitas, Ediciones Corregidor, 1972).

martes, 26 de julio de 2011

Leónidas Lamborghini – Eva Perón en la hoguera (4)


EVA PERÓN EN LA HOGUERA
(XV, XVI, XVII Y XVIII)


XV

contra todo privilegio: mis obras. allí yo pongo.
contra toda oligarquía. allí. mis obras nacen. una gota. un océano:
lo mejor es que vengan.
lo mejor es que vean. mis obras:
una gota cayendo. sobre. contra. cien años de: la injusticia
de un siglo. océano. un. la raza explotadora. contra.
allí mis obras: a mí me ha tocado.
a mí: destruir con mis obras. contra toda. mis obras nacen.
destruir: la limosna. yo se que aún.
destruir: las monedas que dejaban caer. una gota. miserables.
las monedas: frías.
mis obras contra. mis obras nacen. un siglo:
el alma estrecha de. miserables. allí la oligarquía. toda.
los asilos: allí se pinta. cien años. la injusticia que es: un océano.
a mí me ha tocado: destruir. contra. allí yo pongo: mis obras. nacen
las paredes deben ser: nacen.
las mesas deben ser. nacen.
las vajillas deben ser. nacen.
las ropas deben ser. nacen.
los dormitorios deben ser. nacen.
las flores deben ser. nacen.
es mejor que vengan.
es mejor que vean.
allí yo: nacen. una gota cayendo. mis obras contra. yo se que aún.
una gota en un océano: cayendo. allí.
un océano de: que es este mundo. una gota cayendo en: la
injusticia. un océano. mis obras contra. yo sé que aún.


XVI

no funcionario: pájaro. así lo he querido. la libertad:
yo siempre.
la revolución: yo siempre. creo que nací para.
así: pájaro suelto en un bosque. inmenso.
pájaro no encadenado. no a la gran máquina. no al estado.
pájaro: no a sueldo. ningún. no funcionario.
pájaro: siempre me gustó. he querido vivir, creo que nací.
suelto. así lo he: yo siempre. el aire. el libre.
no al estado. no a la gran.
la libertad: yo. pájaro: creo que nací


XVII

pronto
pronto
un sentimiento que:
la Causa como . el caso que me toca, quiero explicarme aquí:
los ricos como árboles los pobres como.
revelación: como si me clavase: íntimamente.
y lo sentí: pronto pronto.
como si.
el caso que me toca: que.
que: una marca. mi día: fuego. un momento hay. un maravilloso hay.
pronto:
pronto
¡esa es! ¡esa es! apedreada. la cosa por. la revolución por.
pronto:
pronto:
desde los bordes. esto: cada golpe. los puñetazos bajo el cielo.
quiero explicarme aquí. esto: cada golpe. aquí esto: los corazones.
el líder él. el cóndor él. aquí esto: un sol que hay que mirarlo.
una fuerza. quiero: para mí os obreros.
para mí los que cruzaron. para mí los que hogueras:
¡ellos son!
¡yo los he!
pronto pronto: y lo declaro. y lo sentí. revelación: mi vida es.
no digo Dios. creo. aquí estoy: una providencia.
un sol: fuego. no funcionario: pájaro. creo que nací. perdóneseme.
quiero explicarme: esto.
los enemigos. los comunes. los eternos. juramentándose. un
sentimiento que.
pronto
pronto.
allí yo pongo: mis obras. las paredes nacen. las mesas.
allí; un océano. la injusticia: allí yo. por mi manera.
allí la esperanza. la enorme. la tremenda. quedida. Evita.
para mí el pueblo. para mí los obreros. mi vida es. fue: una fuerza.
un sol. para mí: ¡yo los he!
para mí los humildes: tierra ataúd. miseria ataúd. sin: peores que.
allí yo fuego. allí yo pongo.
pronto
pronto.


XVIII

Ya: lo que quise decir está.
pero además; darse. el amor es.
darse.
Ya. lo dicho. lo que quise. el amor. la vida es:
dar la vida. darse. ya: hasta el fin.
ya: la razón. ya. la vida. la razón es. la vida es.
la razón de mi: darse. abrirse
la vida de mi: darse. ya. lo que quise. pero además.
la razón de mi vida es. la razón de mi muerte es: la Causa es.
ya: hasta el fin. mi misión: dar.
mi camino: dar. darse. veo. la vida de mí.
mi horizonte: dar. darse.
Ya: lo que quise, mi palabra
está.


Foto: Evita en los brazos de J. D. Perón, 22 de agosto de 1951.
Leónidas Lamborghini (Buenos Aires, 1927-2009).
(“Eva Perón en la hoguera”, en Partitas, 1972).

lunes, 25 de julio de 2011

Luis Alberto Spinetta – Lo triste y dulce que es vivir


DESPIÉRTATE NENA
(Spinetta-Amaya)


Ya despiértate nena
Sube al rayo al fin

Ya despiértate nena
Sube al rayo al fin

Y así verás
Lo bueno y dulce
Que es amar

Ya despiértate rayo
Sube a la nena

Ya despiértate rayo
Sube a la nena

Y así verás
Lo triste y dulce
Que es vivir

Ya despiértate nena
Sube al rayo al fin

Ya despiértate rayo
Sube a la nena

Y así verás
Lo bueno y dulce
Que es amar


Foto: Jmp. Simple de Pescado Rabioso, Lado 2, 1972/3.
Luis Alberto Spinetta (Buenos Aires, 23 de enero de 1950). 

Luis Alberto Spinetta – Presagios de lo que vendrá



POST-CRUCIFIXIÓN
(Spinetta-Cutaia-Amaya)


Abrázame
madre del dolor

Nunca estuve
tan lejos
de mi cuerpo

Abrázame
que de la vida
yo ya estoy repuesto

Abrázame madre
madre del dolor

Nunca estuve
tan solo
en este mundo

Abrázame
amanece
y hay resignación

Y en esta quietud
que ronda a mi muerte

siento (tengo) presagios
de lo que vendrá


Foto: Jmp. Simple de Pescado Rabioso, Lado 1, 1972/3.
Luis Alberto Spinetta (Buenos Aires, 23 de enero de 1950). 

sábado, 23 de julio de 2011

Pere Bessó i González – Ferrer fosc, poema inédito



FERRER FOSC


La tortura se inicia
por los ojos
José María Pallaoro



Passió de la llum.
O només dèria.
Assassines la boira
en la forja del desig nu
de tots dos. Eco
escalivat dels ulls
cap a la cendra.
Despulla del foc viu
dins de les ombres.


(inèdit 23 juliol 2011)



HERRERO OBSCURO


La tortura se inicia
por los ojos
José María Pallaoro



Pasión de la luz.
O sólo manía.
Asesinas la niebla
en la forja del deseo desnudo
de los dos. Eco
cocido al rescoldo de los ojos
hacia la ceniza.
Despojo del fuego vivo
en las sombras.


Imatge presa de la xarxa.
Pere Bessó (València, 1951). Licenciado en Filología Moderna. Catedrático de Lengua y Literatura Españolas en el IB de Mislata.
Gracias, Pere, por tan hermoso regalo. jm

Palo Pandolfo – Siento que ella vendrá



ELLA VENDRÁ


Ella vendrá
y las heridas que marcan mi cara
se secarán en su boca de agua

Ella vendrá
y al fin el techo dejará de aplastarme
dejará de verme:
solitario besando mi almohada
solitario quemando mi cama
solitario esperándote

Ella vendrá
y sus labios de rouge dirán: algas
algas y viento del mar

Siento que ella vendrá


En LP “Don Cornelio y la Zona”, 1987.
Don Cornelio y La Zona: Roberto "Palo" Pandolfo: (voz y guitarra), Alejandro Varela: (guitarra), Claudio Fernández: (batería), Federico Gahzarossian: (bajo), Fernando Colombo: (saxo), Gustavo Campana: (teclados), Sergio Iskowitz: (trompeta) y Daniel Gorostegui Delhom: (teclados
).

jueves, 21 de julio de 2011

Gianni Siccardi – El cielo, 1




Cuando se mira un mirlo
se descubre detrás el cielo


*


El cielo pertenece al mirlo
a veces
el mirlo pertenece al cielo


*


El cielo existe
para que el mirlo vuele


*


El mirlo escribe en el cielo
sus razones para sobrevivir


En “El Mirlo”, Ediciones Último Reino, 2004. Selección capítulo 5, “El cielo”, por José María Pallaoro.

Gianni Siccardi nació en Banfield (Provincia de Buenos Aires) en 1933. Murió en 2002
.

Gianni Siccardi – El cielo, 2




Cuando el mirlo pasa
el cielo queda lleno de signos

Y cada signo es un cielo
y cada cielo es un signo


*


Tanto se esfuerza el mirlo
en imaginar al cielo
que termina por crearlo

El cielo sonríe
entonces
contento de poder descansar
en la imaginación del mirlo


*


Mientras no es del cielo
el mirlo sigue volando
hacia el cielo


*


Si el mirlo no volara
de la rama hacia el cielo
nunca llegaría al cielo
Pero si no permaneciera
inmóvil en la rama
no alanzaría el cielo


En “El Mirlo”, Ediciones Último Reino, 2004. Selección capítulo 5, “El cielo”, por José María Pallaoro.

Gianni Siccardi nació en Banfield (Provincia de Buenos Aires) en 1933. Murió en 2002
.

Gianni Siccardi – El cielo, 3




Cuando el mirlo mira el cielo
está en el cielo


*


El mirlo se aleja de la rama
bruscamente

Cuando vuelve del cielo
se posa en la rama
suavemente


*


Hay un cielo para cada mirlo
Hay un mirlo para cada cielo


*


La lluvia es pasajera
El mirlo es permanente
El cielo es eterno


En “El Mirlo”, Ediciones Último Reino, 2004. Selección capítulo 5, “El cielo”, por José María Pallaoro.

Gianni Siccardi nació en Banfield (Provincia de Buenos Aires) en 1933. Murió en 2002. Entre otros libros de poemas publicó: “Poesía Junta”, 1960; “Travesía”, 1967; “Ella”, 1989; “Fragmentos”, 1995 y “El Mirlo”, 2004
.

martes, 19 de julio de 2011

Luis Benítez – Los ojos de Rimbaud y Esta mañana escribí dos poemas


LOS OJOS DE RIMBAUD


Azules, de bárbaro. Hoy cantan para ti
los suaves trinos y en el taller literario
adelgaza la voz el papagayo: conmovida
endulza las Grandes Miradas su lección de confitero.
De este lado rezamos por ti hincados ante un lobo:
que la bella ciencia es una habitación que da a lo oscuro
y el hombre, ese acertado inconstante,
es apenas unos pocos pasos que por ella van y vienen.
Hoy que las profesoras de letras olvidaron todo
lo que saben de ti los presidiarios
y el vago que, a riesgo de ser aplastado por los automóviles,
detiene la metáfora de su paso por recoger el milagro
de una hoja, sin alcanzar a explicárselo;
hoy que apenas los ascensoristas
se levantan de entre los demás,
hoy que esta loca materia aparece ahogada y vencida,
como lo estuvo siempre, como va a estarlo siempre,
flotando sobre las aguas de los números;
hoy que en tus selvas vírgenes arraigaron los casinos
y suena música disco en todas las Africas tonantes,
hoy que en la calle 88 y Broadway una horrible fulana te pasea
impreso en su remera, sonriente con toda la Gloria Americana,
hoy que encuadernado en cuero y con letras doradas
te exhiben los dentistas en sus huecas bibliotecas
y te honran a su modo, repartiendo venenos
por las calles del mundo los ágiles traficantes,
hoy que caen los muros y todas las posteridades se desploman,
hoy que la Historia, esa vieja enemiga,
se ríe de nosotros diciendo que no existe,
como en tu tiempo repetía el Diablo;
hoy que los blandos músculos de los diputados
pueden arrojar al mar, si quieren, a miles de forzudos extranjeros,
hoy que la tímida democracia probó ser más efectiva que los reyes,
hoy que todos por fin somos buenos
y alza su copa radiante el rosado, negro, amarillo y cobrizo
banquete de la vida, más allá
de los caritativos grupos que intentan el soneto,
a través de las bibliotecas barridas por el polvo y las secretarias,
sin dactilografía ni voz ni esperanza ni objeto,
cruzan las geografías dos luces gruesas y potentes
anillando la Tierra. No por el símbolo sino por la mirada
eres como el dios de plástico que cuelga de su pared el asustado,
para que esos Ojos le sigan por la casa. Para nosotros
los mínimos, para nosotros los pocos, para nosotros los débiles,
que sólo queremos estar ociosos, tus párpados están
siempre abiertos, hermano desdeñoso,
Jesucristo el Terrible,
hoy que es una vergüenza tener hambre
siguen mirando lo mismo tus fanales salvajes.


Rimbaud’s Eyes

Blue, barbaric. Today soft trills
sing for you and in the literary workshop
the voice of the parrot gets thinner: touched,
his confectioner's lesson sweetens the Great Glances.
On this side, kneeling before a wolf, we pray for you:
that the beautiful science is a room looking out onto darkness
and man, that inconstant, opportune being,
is nothing but a few paces that go and come through it.
Now that the women teaching literature have forgotten
everything the convicts know about you
and the tramp who, at the risk of being run over by cars,
stops the metaphor of his walking to pick up the miracle
of a leaf, without being able to explain it to himself;
now that even elevator operators
can barely rise above the others,
now that this mad substance seems drowned and defeated,
as it always was, as it always will be,
floating on the waters of the numbers;
now that casinos have taken root in your virgin forests
and disco music resounds in all the thundering Africas;
now that on 88th Street and Broadway a horrible slut, smiling
with all the Glory of America, takes you, printed on her T-shirt, for a walk;
now that dentists show you off, bound in leather covers
with golden letters in their hollow libraries,
and the nimble drug-dealers honor you in their fashion,
distributing poison along the streets of the world;
now that the walls fall and all the posterities collapse,
now that History, that old enemy,
laughs at our saying it doesn't exist,
just as the Devil kept saying in your lifetime;
now that the flabby muscles of congressmen
can throw into the sea, if they want to, thousands of sturdy foreigners;
now that timid democracy has proven more effective than kings;
now that we are finally good
and the pink, black, yellow and coppery
banquet of life raises its radiant cup, beyond
the charities trying to write a sonnet,
through the bookshelves swept by dust and secretaries,
without typing or voice or hope or reason,
geographies cross, two heavy powerful lights
circling the Earth. Not by the symbol but by the gaze
you are like the plastic god which the scared man hangs from the wall
so that those Eyes will follow him around the house. For us
the least, for us the few, for us the weak,
who only want to stand idle, your eyelids are
always open, disdainful brother,
Jesus Christ the Terrible,
now that it's shameful to be hungry
your savage beacons keep on seeing the same thing
.


ESTA MAÑANA ESCRIBÍ DOS POEMAS


Esta mañana escribí dos poemas.
No me pregunto ya por el sentido
que tiene o no tiene este oficio oscuro.
Simplemente es otra manera, posible, de estar vivo.
Me pregunto por el origen
de esas dos cosas que ahora están sobre la mesa,
no exactamente hechas de papel y de pigmentos.
Por los hombres que lo han dicho mejor
y hoy están muertos.
Por los siglos de guerras y de paces
que entre las palabras han corrido.
Me pregunto por los nombres y el semblante
del que en otra parte del globo ha dejado
sobre su mesa otras dos cosas iguales
y que duda también de mi existencia.
Me pregunto por los miles de días y de noches
que han debido transcurrir para que hiciéramos esto.
Por los cientos de personas
que han donado los versos.
Me pregunto por qué, hace un rato,
se ha modificado dos veces este mundo.


This Morning I Wrote Two Poems

This morning I wrote two poems.
I no longer wonder about the meaning
this obscure office may or may not have.
It's just another, possible way of being alive.
I wonder about the origin
of those two things that are now on the table,
not exactly made of paper and ink.
About the men who have said it better
and are now dead.
About the centuries of wars and times of peace
which have rushed between the words.
I wonder about the names and the face
of the one who, somewhere else in the world,
also has two such things on his table
and who also doubts my existence.
I wonder about the thousands of days and nights
that had to pass for us to do this.
About the hundreds of people
who have given their verses.
I wonder why, a short while ago,
this world has changed twice
.


En “A Heron in Buenos Aires”, Ravenna Press, EE.UU., 2011. Versiones al inglés del poeta norteamericano Cooper Renner.

Carmen Vasco – Acerca de Luis Benítez y A Heron in Buenos Aires, una antología


UNA CONSIDERACIÓN DE LUIS BENÍTEZ



Luis Benítez nació en Buenos Aires en 1956. (…) En esta selección de sus poemas, Luis Benítez nos presenta diversos temas a los que se acerca desde un lugar preciado y original: su cosmovisión. Percibir la existencia de un cosmos que contiene a los seres y las cosas es un tesoro poco común. El poeta es una parte de ese mundo, y es desde allí, a través de sus poemas, donde se encuentra con otros seres, observa su esencia, se descubre poeta, reconoce a sus congéneres, ama, se admira ante lo sublime, considera la muerte, y celebra el milagro de la vida.

El cosmos y los seres que lo habitan son, por momentos, uno y el mismo, como una gota de agua y las olas son uno con el océano. Mientras que esa fusión existe, el poeta se identifica como individuo y ve las otras existencias; no está sólo. Ser parte del cosmos implica que hay otros a los que observa y con los que se relaciona.

Luis celebra la vida en este universo, la propia y la de sus pares. El egocentrismo y la auto-referencia no lo han ganado; está en el todo y con sus prójimos, sean personas o animales. Es muy interesante reparar en la relación que entre ellos se establece. Lejos de darle lugar al poder, entre el poeta y los otros la relación es de igualdad. De esta forma, en la mayoría de sus poemas Luis Benítez no es el protagonista, no dice en primera persona; protagonistas son los que están a su alrededor. Vale la pena notar que los describe con una especial mirada: no son seres heroicos ni les da la investidura de maravillas lindantes con dioses que despiertan nuestra fascinación, sino que nos hermana con aquellos que nombra. Son bellos por estar; su mera existencia es lo que importa en el universo, y es su triunfo. Paralelamente, su relación con elementos de otras índoles, como el acto creativo, tampoco le da poder sobre los demás.

En este universo Luis Benítez expresa su noción del tiempo. El pasado y presente por momentos se fusionan, y otras líneas divisorias también se desdibujan para encontrarse en una persona, animal o cosa. Por cada ser pasan el ahora, el pasado, la humanidad.

Para abordar estos aspectos un poco más de cerca, veamos qué tienen en común los poemas sobre animales de Luis Benítez y los de otros poetas.

En “Un Insecto en Enero”, el insecto condensa el paso del tiempo, que se transforma en un presente en el que pasado y futuro pierden sus distintivos rasgos; por las delicadas membranas del insecto pasan tanto el hombre que lo mira en este momento como los dinosaurios y las copas de los árboles de eras pasadas. Todo esto sucede en torno a la victoria del insecto por existir. Estos versos manifiestan que Luis Benítez considera que ser parte del universo es el triunfo: “allí donde refleja el todo otro vasto mundo/que también le pertenece/ su victoria de un silencio seguro como todas las cosas”.

El hombre y el insecto tienen cada uno su propio ser, y el poeta sitúa ambas existencias en un mismo plano valor, considerándolas desde una perspectiva horizontal; le da al insecto el contexto del cosmos y le otorga delicadeza: “apenas diferente del aire en su elemental dibujo”. Esta imagen en que une casi por completo al insecto volador con el aire revela la devoción de Luis por acercarse cuanto le sea posible a la esencia de su prójimo.

Tal es la voz de Luis Benítez; en su decir no hay palabras para el poder, sino un camino que se recorre entre pares. A su vez, tiende con su mirada un puente hacia el otro, a quien llega muy de cerca. Es, sin duda, una voz genuinamente propia.

Ted Hughes se sitúa de forma muy diferente en su excelente poema “El Pensamiento-Zorro”. Aquí el poeta crea al zorro y al poema simultáneamente, tomando al zorro para dar vida a su creación, y privando al zorro de su existencia al terminar los versos; lo que importa es que “la página está impresa”. El zorro no tiene independencia del poeta, quien lo hace suyo para poder crear. Lejos de este zorro, los animales de Luis Benítez están más cerca de los de D. H. Lawrence; aunque en “Serpiente”, la serpiente resulta ser muerta por el poeta, finalmente retorna a su mundo; en “El Elefante se Aparea Lentamente”, los elefantes disfrutan por sí mismos del amor y de su forma de ser; el poeta los mira con admiración y respeto. En Luis Benítez la admiración no es expresada con exaltación; su mirada es más bien cercana y certera.

Raymond Carver comparte el espíritu con el que escribe Luis Benítez. En su poema “Mi Cuervo”, Carver toma partido por lo opuesto a los seres que son objetos de poesía por ser extraordinarios o heroicos; el cuervo de Carver es simplemente un bello cuervo que vio a través de su ventana, no como los cuervos de otros autores que menciona en el poema. Carver no sólo defiende la vida por sí misma, sin sus posibles glorias; en “Tu Perro Muere”, le resta valor a que el poeta se constituya en torno al efecto de su poder de creador. En Luis Benítez se lee que no busca el efecto que produzca su poesía; se manifiesta su humildad.

En “Una Garza en Buenos Aires”, Luis nos dice: “Algún pincel trazó una rápida letra S/delgada y blanca/sobre el agua castaña y allí estaba/de improviso la garza”. Estos versos presentan tres aspectos de la poesía de Luis Benítez. Por un lado, que algún pincel la haya trazado nos remite a que Luis no se arroga la creación de la garza, sino que la observa como ya existente. Por otro lado, se revela nuevamente su precisa percepción de la forma de ser del prójimo, que es aquí el ave. La forma de “S” es tal vez lo más propio y distintivo de una garza ante nuestros ojos. También su cosmovisión cobra fuerza; ¿qué es, si no, el agua del estanque donde está la garza, un ojal abierto que abrochó en un solo momento/toda la ropa vestida por el invierno, qué sino el espacio y el tiempo unidos en el espejo de agua?

En este poema aparece otro tema de la poética de Luis Benítez: la celebración de la vida: el agua, el logrado equilibrio de la garza, que en tanto es logrado, es perenne, eterno en el ahora de nuestras vidas, como el instante en que Luis ve la garza que le imprime la señal hacia el poema en el que le rinde homenaje.

Ahondando en su habilidad para describir rasgos nítidos de quienes comparten el mundo con él, es claro que Luis Benítez observa íntimamente su cotidianeidad. En el poema La Ingenua el título nos da una clave: la mujer del poema es ingenua porque algo de su propia esencia se le escapa. Ella es, para sí, la vida que ha logrado, sus elecciones, su historia; Luis percibe todo esto, que sin duda hace al ser. Sin embargo, hay algo que trasciende los hechos tangibles de la vida y es comúnmente inasible. El poeta sabe que esto sucede, pero no decide qué es lo que a ella se le escapa, porque no la crea ni es su dueño, sino que la observa y comprende con precisión y calidez. Ese observar es en sí un acto amoroso.

Con esta mirada cercana, en “Cuando no se Espera” el poeta despierta a lo que busca y entonces celebra la vida y la poesía, aquello que nos da un color propio, la siempre nuestra cancioncilla del poema. Una vez más, el tiempo cede en lo cronológico, acercando el nacimiento al inmediato ahora. El poeta nos llama la atención a que lo que creemos inhallable está ante nosotros: Cuando no se espera/Surge de los labios sola y sin ayuda esa antigua melodía. Para dejar la búsqueda racional que nos separa de lo que deseamos es necesario salir de la individualidad propia y conectarse con el todo.

De otra forma, D. H. Lawrence en su poema The Uprooted se dedicó al mismo tema, tomando el sentimiento de soledad como un síntoma que nos impide conectarnos con el universo: people who complain of loneliness must have lost something, /lost some living connection with the cosmos, out of themselves. No es este sentimiento en especial el que aqueja a Luis; para él, por momentos, tener discernimiento es una carga difícil de sobrellevar. En "César Vallejo", se hermana con su par hombre y poeta, declarando cuánto le pesa su cuerpo de hombre adulto; el adulto discierne – en contraposición con el niño, como lo dice en el poema. Ese peso, afuera de sí mismo, o de su conciencia, y en el cosmos, no existe. En línea con los malestares del poeta, en La Yegua de la Noche se cierne sobre él lo que él no fue, lo que amó y murió; sólo puede percibir el rasgo efímero de su arte y la vida. En “El Cotillón de la Tinieblas”, nos habla de lo inútil, lo amenazante, la incomunicación, y alude a la incomunicación propia de quien habita las ciudades: “alguien nos observa desde un lejano edificio, / exactamente cuando vemos sin oírlo/que nos está diciendo algo”.

Más allá de sus pesares, en la poesía de Luis Benítez la alegría de vivir ocupa un espacio mayor; es fuerte la intensidad con que le canta a la vida. Tal es el motivo de “Esta Mañana escribí Dos Poemas” y “El Observado”, poemas en los que define su rol en el cosmos; en “El Observado” nos dice: “sí, una vertiginosa sensación de mundo,/inmune al invierno o al zumbido del verano, acompañó la tarde”; con estas palabras celebra su papel: el del poeta; y luego “mío es el peso, la longitud y el ancho de las cosas”; él existe para comprender lo tangible y mensurable. A él lo ha observado el cosmos para que fuera poeta, y su labor de creador lo hace trascender su tristeza o alegría. En “Esta Mañana Escribí Dos Poemas”, ser poeta es su única forma posible de vivir. Mediante la creación, modifica en algo al mundo, y ante el acto creador se maravilla; no sabe a ciencia cierta a qué responde este fenómeno. El prójimo, una vez más, se hace presente: hay otros poetas como él en alguna parte, además de que todo ser humano crea: para Luis, cientos de personas han donado los versos. La creación es en comunión. El tiempo es un hilo que ha unido este mundo con sus seres.

“La Tómbola de los Mundos” nos acerca su júbilo por el milagro de la vida; casi se pueden sentir los ojos del niño que descubre la belleza de lo inexplicable; aquí, las semillas sobrevivientes y el poeta disfrutan a la par de haber sido elegidos por la fortuna para la vida. En "El Extravagante Viajero Río Arriba", un luciente salmón lucha por su vida, inmerso en su hábitat condenado por el ser humano. El pez desea seguir viviendo a toda costa. Este poema tiene su correlato en “Por Quitarle a la Muerte su Soberbia”, en el que el poeta batalla como el salmón; siente que únicamente un amor poderoso iguala a todos en la tarea de vivir. Su quehacer como poeta es generado por ese amor, el talismán contra la muerte. Esa fuerza amorosa que impulsa a los seres a la vida es sublime.

Lo sublime es también el tema de “Conversaciones”: el origen del universo, que desconocemos, y lo maravilla; la luz de la vida que resulta de ese origen; el último alarido que dará la luz antes de que la muerte todo lo oscurezca. Esto es para Luis lo sublime; lo inconmensurable y desconocido.

La celebración de la vida y lo sublime lo acercan a la poesía de Dylan Thomas, poeta que Luis Benítez reconoce como uno de los que influyó significativamente en su obra, y lo aleja, a mi parecer, de T. S. Elliot, otra de sus influencias. Dylan Thomas dijo sobre sus propios poemas, "con todas sus tosquedades, dudas, y confusiones, son escritos por amor al hombre y en alabanza de Dios." Para Luis, lo sublime es aquello que los seres humanos no podemos explicarnos, lo que nos excede y surge ante nosotros como un milagro. Lo celebra tanto como a la vida del hombre. Su visión de lo sublime se alinea con su poética: se trata de lo que está afuera de él y de su comprensión; se siente humilde ante ello, y se admira.

Sublime puede también ser la obra del ser humano; tal es el tema del poema “Deja que Hable Ezra Pound”, en el que el autor homenajeado realiza al acto poético de forma tan excelsa que su resultado va más allá de lo que logra la mayoría.

Además, en este poema Luis Benítez expresa que toma partido por aquello que cree incuestionable. Describe la poesía de Ezra Pound como una delgada línea de agua que no adorna sino que llega a lo visceral; la comunión entre la fina línea de agua y las vísceras vivas donde corre la sangre real, nos brinda un hallazgo poético de Luis Benítez, con el que ofrenda a quien considera artífice de la creación más plena. Para el autor, Ezra Pound entra a lo hondo, a lo real del ser y al ponerlo sobre el papel, lo hace palpitar. Se trata del verdadero artista, no el que ornamenta, sino el que da la vida. Este poema está relacionado con “De lo que Huye”; allí Luis retrata a aquél que, ingenuamente, cree saber qué es la poesía, queriendo en vano asirla y explicarla.

En el cosmos de Luis Benítez hay un lugar para hablar sobre el encuentro con sus semejantes, y también con la muerte.

En “El Forastero” expresa que en el marco de la relación entre los seres humanos, el otro, el que no es uno, es siempre un extraño. La presencia de ese extraño de algún modo nos perturba, pero eso no atenúa la riqueza que nos brinda; genera una conmoción en el camino que recorremos, y a la vez, lo pavimenta. El carácter del encuentro con el otro es ligero en tanto el tiempo es un continuum mucho más abarcativo que el momento en que ese encuentro se produce. Los seres humanos solamente tenemos el devenir; en ese devenir, las relaciones entre las personas traman una parte del cosmos. Al final del camino está la muerte, representada con estas palabras: “Cuando todo se quede Él dirá que ha llegado”. En el quedarse, dejar de moverse el ser, la muerte no adopta la característica de la tragedia; además, “quedarse” es también, en español, permanecer. Aparece, entonces, Dios, que ha llegado. Luis Benítez retrata la muerte con verbos que indican la quietud y la permanencia, por un lado y la llegada, por otro. Se trata de una concepción de la muerte que carece de la pátina de lo terrible.

En estos versos de “Los Leopardos” describe la ágil destreza de esos animales y su encuentro con los seres humanos: “los leopardos emigrados a las copas de los árboles/son unas etéreas y fatales sombras”; el encuentro entre ellos y nosotros, que nos lleva a la muerte, también está descargado de horror; alude a la muerte como “la alegre nada”. Vamos allí de la mano de los leopardos mediante los delgados corredores que la comunican con el mundo. Esos corredores que hilvanan al mundo con la nada inscriben a la muerte dentro del cosmos; lo mismo sucede en el poema “Del Útero a la Tumba un Sueño te Llevará”, en cuyo último verso, “sólo una muesca en un reloj enorme”, indica que la vida y muerte del ser humano son parte del todo.

Así, Benítez pavimenta un sendero por donde se llega al espacio de la muerte. En "Conversaciones", "La Gran Noche nos devora", es total y contundente. Por eso, como Dylan Thomas en Do Not Go Gentle Into That Good Night, Luis Benítez propone darle batalla. La batalla consiste en el hacer, iluminado por el amor absoluto que mueve a la creación toda, del que nos habla en "Por Quitarle a la Muerte su Soberbia". En su hacer como poeta le da batalla a la muerte, más que por temor, por amor a la vida.

En sus poemas de amor, Luis Benítez también se sitúa en el cosmos. En “La Cambiante” está perplejo, es conciente de que no sabe qué hacer, que no comprende, pero sí sabe que está “en el bosque del mundo”. Otro aspecto de su relación con la mujer se presenta en La Ingenua, poema que ya he mencionado en cuanto a la contemplación del otro en su esencia como ser humano. Lo que “Decía el Poeta” pinta el amor idealizado que se aparta de la lucha diaria, del paso del tiempo, de todos y del todo: “Otra guerra hay que la del pan/otra embriaguez que la del vino/otra tierra hay en esta tierra:/Eterna es nuestra primavera”.

La vida cotidiana de la pareja se refleja en “En el Cantero Arrasado por el Frío Resistía”, junto al indefectible paso del tiempo y la apretada vida de la ciudad y su dolor. El contrapeso es un grillo, que como un extranjero en ese mundo representa el incesante deseo que todo lo ilumina con su canto. Ese deseo, esa resistencia, detiene la repetición de la rutina, incluso detiene el tiempo cuando por un momento nos detenemos a escucharlo.

Además del amor entre hombre y mujer, Luis Benítez nos manifiesta el amor a sus congéneres. Tal vez “El Pescador de Perlas” sea el poema dedicado especialmente a este tema, aunque allí se combinan varios aspectos sobre los que el poeta reflexiona. Luis Benítez refleja la incertidumbre que domina la existencia del ser humano, a pesar de la que descubre, entre otras cosas, la posibilidad de dar algo valioso. Se unen el aquí y el allá, la orilla y el espeso mar donde vivimos en el presente, y en el que probablemente estaremos en la muerte. “Esta tarde y parte de la noche/volví a sumergirme en el espeso mar/ donde flotamos los seres y las cosas”. El poeta se sumerge en la aventura de la vida; sus hallazgos son sus prójimos y lo que puede ofrecerles: el tesoro de las perlas.

El decir del poeta brilla en los últimos versos, porque le da voz a su aprendizaje personal: “Pero cuando quise volver/no vi a ningún hombre en la orilla./No vi orilla. Todo era mar. /Esos que temen la orilla/no saben que caminan en el mar”. No tenemos el consuelo de la existencia de una orilla que, aunque temida, que nos protege. Es hombre y poeta, y ha comprendido su situación en el mundo.


Del libro de Luis Benítez “A Heron in Buenos Aires, Ravenna Press, EE.UU., 2011. Versiones al inglés del poeta norteamericano Cooper Renner. El volumen se cierra con un ensayo epilogal (que ahora presentamos, casi completo, en Aromito) de la traductora argentina Carmen Vasco Fernández Moreno (Buenos Aires, 1965).

domingo, 17 de julio de 2011

Rosa María Pargas y Hubiera querido, en Buenos Aires, una noche de sol


Poesía y Memoria


Poesía y Memoria


Julián Axat, Luis Eduardo Duhalde, María Raquel Camps Pargas


Poesía y Memoria


Julián Axat y Eduardo Luis Duhalde


Poesía y Memoria


Los libros de la buena memoria y Matilda soñando un futuro mejor

jueves, 14 de julio de 2011

Rosa María Pargas – Tengo que entender y La voz vino temprano



TENGO QUE ENTENDER


Tengo que entender
Que ahora estés horizontal y quieto,
Entonces busco la respuesta a una mano
Que se quedó media hueca, toda sola
Porque nos faltó una tarde cualquiera
En una esquina común
Porque nunca desordenamos juntos una cama
Pero aprendimos a desordenar bien nuestra imaginación
Para esperar mejor, así crecimos.
Hay un pueblo que espera al combatiente rubio
Hay un pueblo rápido que aprenderá mejor
La posibilidad de mis ojos
Me regala un cielo cuadriculado y chico
Más allá de las rejas las gaviotas juegan
A la tarde de viento esquivado.
Más acá, aquí adentro estoy yo
Aprendiéndote la muerte, ¡compañero!


LA VOZ VINO TEMPRANO…


La voz vino temprano, sonó de lejos,
rompió el silencio del encierro
pero uno le pone nombre a la muerte
o no le cree.
Al mediodía cantó el dolor
los nombres fusilados
cada uno de nosotros recogió
la bronca de los disparos por la espalda
asimiló la ausencia como pudo
y estamos aguardando.
Porque vino un hombre
mezclado entre nosotros,
porque las cosas van cambiando
y hay un señor que sin saber bien por qué
también está esperando.
Reviso la lista del combatiente muerto
y entiendo que el motivo irá grabado
en los dieciséis proyectiles que usaremos
o en las dieciséis combinadas formas
de matar lo que elijamos.
Miles de ojos te espían
no te escondas capitán. (1).

(1) Al capitán Sosa, quien impartió la orden de fusilamiento en lo que fue la masacre de Trelew.

LIBRO DE POEMAS DE ROSA MARÍA PARGAS (POETA DETENIDA-DESAPARECIDA)

Libros de la talita dorada / Colección Los detectives salvajes

invita a la presentación de “Hubiera querido”,
libro de poemas y CD (con la voz) de Rosa María Pargas
(poeta secuestrada el 16 de agosto de 1977; la última vez que la vieron con vida fue en el centro clandestino de detención El Vesubio; sigue desaparecida)
el día 15 de julio a las 19 hs., en el Anfiteatro de ATE, Belgrano 2527,
Ciudad de Buernos Aires
Participarán: Eduardo Luis Duhalde, Raquel Camps y Julián Axat
.

.

miércoles, 13 de julio de 2011

Rosa María Pargas – Hubiera querido



HUBIERA QUERIDO


Hubiera querido traspasar tu cuerpo,
hasta diluirme en tu sangre somnolienta,
y conocerme al revés,
y salirme
y verme al verte.
Hubiera querido masticar la noche
y tragarla muy despacio
hasta vomitarla y detenerla.
Hubiera querido que tus pies helados
se quedaran atracados en la cama
y yo atracarme en tu cuerpo cálido
y hacernos esclavos infinitos de las ganas.
Hubiera querido muchas cosas
alargar la distancia de mi cuerpo
abarcarme y abarcarte más...
Entrar, ser vos,
salir, dejar de serlo.
Apretarte, apretarme.
Estar siempre mojada de tus hijos
llenarme las manos con tu pelo,
recorrer con mi lengua las raíces de tus cosas,
todo muy rápido, ¡todo al mismo tiempo...! ...
pero el tiempo se viene y hay que caminarlo para
hacerlo.
Porque desde allá, desde donde el carajo está siendo
razonado,
y el fusil ya se abre paso entre los dedos
porque el hambre ya se transformó en bostezo largo
y el sueño, como el pan, en un misterio.
Se oye un grito gritando para todos.
el que no quiera escuchar, se irá muriendo…
Hubiera querido tantas cosas, dije,
y no me alcanzó el tiempo.

Poema escrito dentro de la cárcel de Rawson, después de la Masacre de Trelew, pensando que su compañero Alberto Miguel Camps había muerto.


LIBRO DE POEMAS DE ROSA MARÍA PARGAS (POETA DETENIDA-DESAPARECIDA)

Libros de la talita dorada / Colección Los detectives salvajes
invita a la presentación de “Hubiera querido”,
libro de poemas y CD (con la voz) de Rosa María Pargas
(poeta secuestrada el 16 de agosto de 1977; la última vez que la vieron con vida fue en el centro clandestino de detención El Vesubio; sigue desaparecida)
el día 15 de julio a las 19 hs., en el Anfiteatro de ATE, Belgrano 2527,
Ciudad de Buernos Aires

Participarán: Eduardo Luis Duhalde, Raquel Camps y Julián Axat.

martes, 12 de julio de 2011

Rosa María Pargas (poeta detenida-desaparecida), presentación de Hubiera querido, libro de poemas



LIBRO DE POEMAS DE ROSA MARÍA PARGAS (POETA DETENIDA-DESAPARECIDA)

Libros de la talita dorada / Colección Los detectives salvajes
invita a la presentación de “Hubiera querido”,
libro de poemas y CD (con la voz) de Rosa María Pargas
(poeta secuestrada el 16 de agosto de 1977; la última vez que la vieron con vida fue en el centro clandestino de detención El Vesubio; sigue desaparecida)
el día 15 de julio a las 19 hs., en el Anfiteatro de ATE, Belgrano 2527,
Ciudad de Buernos Aires

Participarán: Eduardo Luis Duhalde, Raquel Camps y Julián Axat.

Fito Páez y la gente sin swing



GENTE SIN SWING


Gente sin swing
Como canciones
Gente sin swing
Lejos del borde
Como un radar
(Ciego, sordo, mudo)
Sin direcciones
Cómo serán
Sus corazones

Gente sin swing
Como ratones
Gente sin swing
Mundo sin soles
Son un poder
Como naciones
Siempre estarán
Hasta que exploten

Y aunque te inviten a su mesa
No estarán de tu lado

Gente sin swing
Prometedores
Gente sin swing
Son como halcones
Pueden fingir
Hasta que llores
Pero mi amor
Son impostores

Y aunque te inviten a su mesa
No estarán de tu lado

Y aunque lo juren y prometan
No estarán de tu lado

Gente sin swing

En LP “Ciudad de pobres corazones”, 1987.
Fito Páez (Rosario, 13 de marzo de 1963)
.
YEAHHH

lunes, 11 de julio de 2011

Axat, Aprea, Pallaoro, Rubio, Kuraiem y Utello en el Centro de la Cooperación



Edita/2: El jueves 14 de julio a las 19 hs., en el Centro de la Cooperación Floreal Gorini, sala Meyer Drubovsky (Avenida Corrientes 1543, CABA) y con la coordinación de Viviana Abnur, nos encontramos con los amigos de la editorial La Luna Qué (los poetas Ricardo Rubio, Carlos Kuraiem y Andrés Utello).
Por Libros de la talita dorada vamos a estar: Julián Axat, Carlos Aprea e io, José María Pallaoro.
Un encuentro de poetas y editores independientes
.

sábado, 9 de julio de 2011

Facundo Cabral (1937-2011) – Para cantar compañero, hay que perder todo el miedo



EL OFICIO DE CANTOR


El oficio de cantor
es cosa maravillosa,
¡caray! que contarle al mundo
que en casa nació una rosa
o que vino del Oriente
una nueva mariposa
o que Dios y la verdad
viven en todas las cosas.

El oficio de cantor
es tarea venturosa
para el sediento la copla
es el agua milagrosa
o compartir con Ciriaco
esa cuestión misteriosa
que es nada más que la vida
aunque le llamen milonga.

El oficio de cantor
se aprende teniendo ganas
abriéndole al sol la puerta
y a la sombra la ventana
o dándole tiempo al tiempo
para el verso, para el trigo
para la fe y la esperanza
el perdón y los amigos.

Ser cantor no es un oficio
es ser espía del viento
pues se canta con su voz
que es Dios repartiendo el verbo.
Es andar soles y lunas
con la manzana entera
que el Señor puso en mis manos
para dársela a cualquiera.
Para cantar compañero,
hay que perder todo el miedo.


Grabado en vivo el 20 de marzo de 1972 en el Teatro Embassy de Buenos Aires. Segundo LP de Cabral. Con Osvaldo Avena en guitarra.
Facundo Cabral (La Plata, 22 de mayo de 1937 - Ciudad de Guatemala, 9 de julio de 2011). 

Facundo Cabral (1937-2011) – Ella no dice nada



ELLA NO DICE NADA

Ella no dice nada
solo cocina.
Ella no dice nada
solo cocina.
Vaya a saber la causa,
vaya a saber la causa,
vaya a saber la causa
de su alegría.

Ella no dice nada
solo sonríe.
Ella no dice nada
solo sonríe.
Cuando en lugar de sopa,
cuando en lugar de sopa,
cuando en lugar de sopa
sirve jazmines.

Ella no dice nada
lava y suspira.
Ella no dice nada
lava y suspira.

Y a veces hasta vuela,
y a veces hasta vuela,
y a veces hasta vuela
de distraída.

Ella no dice nada
pero se entiende.
Ella no dice nada
pero se entiende.

Porque se pasa el día,
porque se pasa el día,
porque se pasa el día
teje que teje.


En LP “Facundo Cabral”, 1970.
Facundo Cabral (La Plata, 22 de mayo de 1937 - Ciudad de Guatemala, 9 de julio de 2011).

Facundo Cabral (1937-2011) – Seguí siendo niño, en paz dormirás



VUELE BAJO


No crezca mi niño, no crezca jamás,
los grandes al mundo le hacen mucho mal,
el hombre ambiciona cada día más
y pierde el camino por querer volar.

Vuele bajo, porque abajo
está la verdad,
esto es algo que los hombres
no aprenden jamás.

Por correr el hombre no puede pensar
que ni él mismo sabe para donde va,
siga siendo niño, en paz dormirás
sin guerras, ni máquinas de calcular.

Vuele bajo, porque abajo
está la verdad,
esto es algo que los hombres
no aprenden jamás.

Dios quiera que el hombre pudiera volver
a ser niño un día para comprender
que está equivocado si piensa encontrar
con una escopeta la felicidad.

Vuele bajo, porque abajo
está la verdad,
esto es algo que los hombres
no aprenden jamás.


Facundo Cabral (La Plata, 22 de mayo de 1937 - Ciudad de Guatemala, 9 de julio de 2011).
DOLOR

viernes, 8 de julio de 2011

Alejandro Schmidt – Videla, 1



¿QUÉ HACÍA EL MAR?


Qué hicieron los sueños

Qué hicieron los muertos
con quién fueron

¿Bajaban las estatuas
con largos lápices
a beber
en la memoria?

Qué hacía el silencio
sentado entre las manos

y qué
las lágrimas

Qué hacían los padrinos
las rosas
los breteles
de la dictadura

¿Por qué brillaban látigos de sed?

¿Adónde flotaban las mentiras
pidiendo la verdad?

¿Qué hizo tu heroísmo
tu temor?

Y todos los días
todos los días
mirar el cielo
volver a trabajar

a tener cosas

¿Por qué ahora se ha vuelto
una palabra
un fotograma
libros
si era espuma de sangre
piedra
sobre lo invisible?

¿Por qué apareció
y desapareció
no del todo
no del todo

a ese
aquella
que conocías tanto?

¿No del todo
no del todo?

Llamó a tu puerta.

¿Te mostró sus botitas?
¿Su raro amor
venido con la noche?

¿Y a quién besaban
las campanas de las catedrales
de la dictadura?
Plegaria que fue
volvió
con un tarrito
golpeando paredones.

Palabra nacida
por la atracción o repulsión entre sus partes
originada por la existencia de electrones, con carga negativa
o protones, con carga positiva
desde el cuerpo de Silvia
Ramón Estévez
gente así...

de esos cuerpos
voces
atravesando médanos
llanuras, casitas

magnéticas como secretos
salían a regresar
exhalaciones, ideas, vísceras

¿de
en
con la dictadura?

Hay cadáveres decía el poeta
pero
¿hasta donde llegaron
los huesitos
su luz mala?

Todo eso
nada de eso
flota arriba
arriba del mar
hasta caer
también
en el exilio de América

¿Adónde estaba el mar?
¿Adónde estaban los pájaros?


¿Qué hiciste el 23,
el 25 de marzo?

¿Qué hicieron con vos?


En “Videla”, Ediciones Recovecos, Córdoba, 2009. Selección de textos Jmp.

Alejandro Schmidt nació en Villa María, Córdoba, en 1955
.

jueves, 7 de julio de 2011

Alejandro Schmidt – Videla, 2



SUENAN CAMPANAS EN EL COSMOS


Adonde estarán los desaparecidos

En una estrella

¿Es roja?

¿una caña en el río
un fusil
o la medusa de la patria?

La mano que escribió
para aparecerlos
¿Desaparece
del orden de las apariencias?
¿Invisibiliza o imbeciliza?

Aparición con vida.

Las apariciones aluden
a seres sobrenaturales
fantásticos

¿A otra cosa?

Alguien abre una puerta
por ejemplo
y aparece
o estamos sentados en un sueño y
aparece
o estás despierto en la memoria y
aparece

La Historia
¿es una aparición de la especie
o sólo
donde
desaparece
la especie?


La memoria
¿tiene mesas y camas?
allí
actuamos
nosotros

¿nosotros?


o una parte
la partecita de la muerte y la pena
de los recuerdos
nuestros
de ellos

¿a qué nos referimos
a la sangre
al esqueleto
al caparazón ideal?

como diciendo
la sangre derramada es
al esqueleto ideal de la historia
lo que la memoria es
a la verdad


espejo es la memoria
la gente en las plazas

de allí brota
su sed de justicia

o de las palomas
o de los placeros

no
de los edificios
del estado
de sus postales
sus cerraduras
¿no?


Aparición con vida

sobrenatural
preternatural

ni muertos
ni nacidos

más allá de lo humano

lo demasiado
humano


y el tiempo
qué hace
haría

qué hizo
además

los llevaba de aquí para allá
creo


o no había espacio
y llovían
banderas, estandartes, folletos
anuncios, anuarios
organizaciones
caía el tiempo
como margaritas
mascaritas.

No están
en el espacio

¿Adónde asomarán?

¿Tiene países la memoria
leyes?

¿Se sientan los superiores de la memoria
en edificios neoclásicos
y levantan la mano
hasta las 30000 estrellas
y tocan timbre?

(entonces
¿suenan campanas en el cosmos?)

Ya van apareciendo
de a uno
en grupos
casitas
colegios
salas de maternidad
en campos fabriles
sótanos
bares
se encuentran con amigos del barrio
en los asados
departamentitos
donde brillaba el terror
el azor
de ese amor

¿Uno por uno
hasta que no quede ninguno?

¿Qué harán con ellos
cuando aparezcan de la mano y nos miren
tan frescos de eternidad
tan justos y sabios?

Tan jóvenes de no-tiempo.

¿Mostrarles las heridas del reclamo
los gritos del testimonio
nostalgias
fotos en los diarios
los sellos de las organizaciones
sus becas y viajes

o nada?


preguntas
cómo eran los monumentos del duelo imposible
los abrazos del aire
la mezcla de los huesos
la boca de los peces
o
si su lote del planeta era
semejante al nuestro
su comida
¿su paz?


¿Si estaban juntos
si temblaban
cuando la patria …

con vida los queremos?

…Porque esta patria
estos patriotas
tan confusa y cansada
…tan de comprar y vender
este borde del mundo
este angulito…

Su única
última palabra

Patria

¿Querrán aparecer?


En “Videla”, Ediciones Recovecos, Córdoba, 2009. Selección de textos Jmp.

Alejandro Schmidt nació en Villa María, Córdoba, en 1955
.

miércoles, 6 de julio de 2011

Alejandro Schmidt – Videla, 3



POR ALGO SERÁ


No están ni vivos ni muertos
están
allá
debajo del farol
en la casita de Dios

yo lo comprendo
(estábamos vivos y muertos)
una patria era el viento

y a vos
cómo te fue con el caudal
y el camalote
de la sangre derramada
aclamada

por algo será

que los llevaban a galpones musicales
y cantaba el jilguero ay! ay! ay!

tarde


tarde.


ESO QUE SE LLEVARON EN MEDIO DE LA NOCHE


Eso que se llevaron en medio de la noche
detrás de las estrellas
debajo de los puentes
hondo como un vaso
pequeño como vida humana

Qué es eso que llevan en medio
de la noche
y vaga
en trapos de vigilia
escaleras abajo

Y descansa en medio de la noche
con perros arriba de la sombra
con ojos de turista
bañado en el averno

y aquello llegado en medio de la noche
golpeando aduanas de países perfectos
con valijas apretadas de campanitas rotas…

Lo que se sentó a tu lado
con semblante de espejo.

El medio de la noche
no es la noche.

Eso que se llevaron
y duró callado
en otro corazón del río

Esos que buscaron en medio de la noche
lanzándolos al aire como si fueran patria.

Eso que llevaron al borde de lo oscuro
y asomado a días venideros
dobló la cabeza
mirándote como a una reliquia
podrida por el polvo.

Eso que empujaron al centro de la luz
donde mueren las bocas
su librito de encanto.

Eso que vas leyendo en la noche
mientras se incendia el mundo
y corren lobos.


A quién ofrecerás
el uso de la pena…

Una mujer se desviste en medio de la noche
y todo su perfume
es el insomnio.

No es tu corazón
lo que llevaron

tu memoria

la vuelta gigantesca
de labores y hartazgo

eso que llevan en medio de la noche
y llama.

Llama.


En “Videla”, Ediciones Recovecos, Córdoba, 2009. Selección de textos Jmp.

Alejandro Schmidt nació en Villa María, Córdoba, en 1955
.

martes, 5 de julio de 2011

Alejandro Schmidt – Videla, 4



LAS BIENAVENTURANZAS


San Mateo 5.1-12
San Lucas 6.20-23




Bienaventurados los pobres en espíritu porque de ellos son
las manos acuáticas y ciegas,
bienaventurados porque no conocen otra puerta que la de su casa
y si la tienen es su respiro y si no andan por ahí
con sus miradas de caballos en el hombro,
sean bienaventurados cuando miran al mundo con su rostro de espejo
bienaventurados cuando vean sus hijos devorados, débiles y puros
bienaventurados sean porque sino
¿qué serían?

Bienaventurados los que lloran, porque no tienen más que sus manos
para taparse la cara y el cuerpo y sus manos son pequeñas y
frágiles y tienen una flor agónica en cada uña,
bienaventurados, oh bienaventurados, que vuelvan sus mujeres infieles
que la suerte los toque son su dedo inseguro y le compre
una casa
que la cabellera de Dios atolondre para siempre
la peste y la miseria
que las toses de Dios los reconforten y mientras esto ocurre
hasta que el amor tire monedas bajo sus desesperados zaguanes
bienaventurados sean, bienaventurados sean

Bienaventurados los mansos porque sus solitarias manos
se entrelazan ante la ira de los fuertes y los hacen dudar
y les convierten el vino en una tristeza del todo sospechada
que los obliga a volver por la noche y matarlos para que su canto
cese de alabanzas y los deje dormir, bienaventurados porque
siempre sonreirán de igual modo y crecerá un tibio musgo resplandeciente
sobre sus dientes perfectos
bienaventurados porque tienen una voz de lento río en el verano
y dos o tres amigos que los quieren y en ellos confían
y no son como nosotros un lobo contra otro
bienaventurados sean y no les toque nunca una mala mujer
que los obligue a tirar la comida por el piso o un mal oficio
que los haga putear esta vida que Dios nos da.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia
porque la tendrán por mucho tiempo y la electricidad
en los testículos,
bienaventurados porque conocerán el silencio que es peor
que la muerte,
bienaventurados porque sus mujeres parirán los hijos en la cárcel
y sus hombres no le harán otro juancito mirá que chico lindo,
bienaventurados porque la idea donde gastaron las fatigadas
piedras de su corazón serán robadas por la censura,
ardidas en el inconmensurable hielo de lo que acá se puede
o no se puede y si no agarra sus cosas y se va,
bienaventurados porque pasará una generación tras otra y
la terrible condena de la espera de su méritos los perseguirá
con la fidelidad también terrible de un animal domesticado
y tendrán siempre la misma ilusión inconmovible,
bienaventurados Señor bienaventurados
no los dejes caer


Bienaventurados los misericordiosos porque ellos ven del mundo
una dolida luz y el mundo los voltea con sus burlas más gratas
bienaventurados porque ellos albergaron ángeles
pero más generalmente demonios
bienaventurados porque duermen en el suelo mientras su huésped
roba los colchones en el alba
bienaventurados porque alimentan falsos ciegos y peores sordomudos
bienaventurados porque gastan sus últimas monedas rellenando
manos de odio
bienaventurados porque sus brazos
buscan el planeta pero no lo encuentran;
Dios
completa sus almas y que la
prodiguen por ahí sin pensarlo dos veces
bienaventurados sean

Bienaventurados los de limpio corazón porque no hay trapos
en el mundo con qué limpiarlos
bienaventurados porque habiendo corazones de obsidiana
a ellos no les importa y a quien los lleva lo mismo dicen
hermano
hermano
y son bellos y tienen una luz que calma,
bienaventuradas esas almas perfectas que atestiguan por su
escasez que te has retirado hace rato Dios
porque si ellos son diez o mil
en todo el universo
¿cómo acaso serías Tú posible?
bienaventurados porque no sufren nuestras pasiones vulgares
ni se les nota la desesperanza en la jeta

y parecieran ser eternos e imposibles
bienaventurados Señor son tus hijos y solamente ellos


Bienaventurados los pacificadores porque los matarán
en una calle cualquiera
ante toda la gente
para que aprendan que la paz no ama el poder ni adelanta la ciencia
bienaventurados porque en sus familias serán ellos y nadie más
los culpables del problema
por meterse en lo que no les importa
bienaventurados porque estarán siempre incomodando
en este mundo terrible, Señor,
en que nos dejas.


Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia
porque serán encontrados y si no se pudrirán de terror en los aguantaderos
o comerán su propia mierda y olerán la traición en cada prójimo todos los días
de su larga vida,
bienaventurados porque casi siempre tienen razón, yo lo repito a menudo,
que ésta no es tierra para andar decentes como Tú querrías y sé
que te das cuenta porque mirando al mundo desde arriba, Señor,
cómo dudarlo
bienaventurados cuando por tu excelsa causa los persigan y vituperen
y digan toda clase de infamias contra ellos
porque no recibirán consolación ni heredarán la tierra
porque no te verán ni alcanzarán misericordia hasta que Tú no te decidas a traerles el Reino de los Cielos;


y el tiempo pasa.


En “Videla”, Ediciones Recovecos, Córdoba, 2009. Selección de textos Jmp.
(“Las bienaventuranzas” fue escrito en diciembre del año 1976 y publicado como folleto -en otra versión-, durante 1983).

Alejandro Schmidt nació en Villa María, Córdoba, en 1955
.

Gianni Siccardi – La tierra y el cielo, 1




El mirlo puede volar
porque el cielo
desciende hasta la tierra


*


Cada vez que mira la tierra
es un mirlo distinto
Cada vez que mira el cielo
es el mismo mirlo


*


Es muchos mirlos en la tierra
Uno en el cielo


En “El Mirlo”, Ediciones Último Reino, 2004. Selección capítulo 6, “La tierra y el cielo”, por José María Pallaoro.

Gianni Siccardi nació en Banfield (Provincia de Buenos Aires) en 1933. Murió en 2002
.

Gianni Siccardi – La tierra y el cielo, 2




Desde la tierra
el mirlo ve un cielo
Cuando está en el cielo
ve un mirlo


*


El mirlo se busca en la tierra
Se encuentra en el cielo


En “El Mirlo”, Ediciones Último Reino, 2004. Selección capítulo 6, “La tierra y el cielo”, por José María Pallaoro.

Gianni Siccardi nació en Banfield (Provincia de Buenos Aires) en 1933. Murió en 2002. Entre otros libros de poemas publicó: “Poesía Junta”, 1960; “Travesía”, 1967; “Ella”, 1989; “Fragmentos”, 1995 y “El Mirlo”, 2004
.