martes, 3 de agosto de 2010

Jorge Ariel Madrazo – Cantigas para Ella, I, II, III


Foto: J. A. Madrazo en City Bell, octubre de 2009.
Archivo de la talita dorada.


I

Cuando los dedos del universo
se atreven a mecer
tu cabello con tal
untuoso desatino
una luz única, intensísima, se
enciende en el vino en
la casa del poeta, al borde
del acantilado

Una luz única, intensísima, y
el viento recién nacido
impulsa al navío violeta
contra el muelle y el albatros chillón
todo esto sucede cuando
el universo mece tu cabello

Y cuando atas tu cabello con
una delgada cinta de seda
como quien pretende contener
una tormenta en un dedal
las nubes caen sobre Tongoy
y yo pastoreo palabras
en el cosmos, en la luna,
y es mi única ambición

que tu cabello crezca en mi pecho
que tu cielo quepa en mis pupilas
que tus llantos empapen mi voz


II

La calidez, la seda.
Lisuras de la noche mojan tu cabello.

El mar escurre desde tus ojos
se incendia el parasol de la aurora.

La inteligencia dicta el turno de las gacelas
y electriza tus manos
con sonrisas de lluvia.

Haces nacer la música que nadie ha de oír.

Una garza desangra el horizonte, sólo
para que un lago de sangre insurrecta
dé vida a cuanto inerte parecía.

Cuando encendés tu luz, todas las estrellas
prefieren dormir.


III

Si la paloma por halcón perseguida
Huye con energía y vértigo pasmosos
A través de tornados, kilómetros, nubes
Y al sentirse alcanzada
Igual que el “Barón Rojo” proyéctase hacia tierra
Eludiendo la metralla enemiga

Así huyes de mí con grácil aleteo
A través de poemas, labios, ojos.
Y yo, ya casi un viejo
Y vos, siempre paloma

Y vos, siempre paloma
Y yo, de pronto, un viejo.

Poemas inéditos, especial para Aromito


Jorge Ariel Madrazo nació en Buenos Aires en 1931. Poeta, narrador y periodista.

1 comentario:

CarSur dijo...

Con qué gracia el amor conduce la escritura del poeta. Hay en ella un gozo que se disfruta plenamente en la lectura. Gracias JM, gracias Jorge.