lunes, 22 de junio de 2009

Rubén Sacchi: Fábula


Me encaminé hacia los portales del amplio mar. “¡Que se abran las aguas!” –grité-, y las aguas no se abrieron. Me acerqué hasta que mis pies palparon la humedad de la playa y me introduje, dulcemente, en el ámbito neptunesco de la inmensidad.

Como alga colgué durante años de un barco fantasma. Luego me desprendí hasta las profundidades más remotas de la historia. Y fui coral. Sin días y sin noches definidas, las caracolas me poblaron.

Pasaron milenios hasta mi reencarnación como hombre. Entonces salí a la luz en procura de vos. Te busqué. ¡Tanto tiempo sumergido para poder alcanzarte! Pero he aquí que averigüé que, justo ahora, vos eras sirena.


_:
“Fábula” se publicó en la plaqueta Sextavar, Nº 3, 1977.Rubén Sacchi. Escritor, director de cine y fotógrafo. Director de la revista cultural Lilith.
:_

10 comentarios:

Nicolás dijo...

Muy lindo, gente...
Saludos

Mónica Angelino dijo...

Esa lucha por alcanzar los imposibles, siempre detrás de quimeras.

Excelente!!!

Anónimo dijo...

Bellísimo, Rubén. La enterna búsqueda y los temibles desencuentros; el enamorado para siempre. Un abrazo cálido desde una Viedma fría y soleada. Iris Giménez

Anónimo dijo...

Rubén, gracias por la compañía de tus trabajos; un abrazo, José Antonio Cedrón

Anónimo dijo...

Rubén, bueno lo tuyo! Esas de amores desencontrados son intensas. Tu leyenda me evoca también aires de Ítalo Calvino en "Las Cosmicómicas". Un abrazo desde el lejano oeste. Eduardo Espósito

Anónimo dijo...

Rubén, nunca vamos a dejar de ser soñadores aunque nos muestren los dientes los malsanos. Te mando un abrazo y vamos hacia adelante aunque como dice la canción... Te cerrarán caminos por decir lo que es verdad! Willy Quiroga.

Ruben dijo...

Gracias a todos por tan gentiles comentarios. Un fuerte abrazo.

Analía dijo...

Me agradó leerte, querido Rubén, un buen cuento, buen giro final.
Un cariño
Analía

Anónimo dijo...

Que bueno que, por momentos tengas un respiro y puedas desplegar tu fantasia y la plasmes con belleza.
Ricardo

sumbido dijo...

Muy lindo ese párrafo. Felicitaciones.