domingo, 28 de diciembre de 2008

Néstor Mux: dos poemas inéditos


Vecino de compras


Para no contradecir
el ritmo de la naturaleza
avanza lentamente
por el vecindario
sosteniendo la bolsa exigua.

Poca es la compra
y poco parece
el aliento que lo empuja.

Lejos de la deseada
distribución de las riquezas
– empecinado en vivir –
cumplirá su compromiso
de repartir alimento diario,
noticias invariables de la aldea,
panes finales de la sombra.


Es un muchacho que ríe

a Ramón D. Tarruella

Envuelto en lanas
el verano implacable
lo tiene sin cuidado.

Es un muchacho que ríe
excluido de toda razón
y excluido del mundo,
sentado, solo,
en un cantero de la plaza.

Las alternativas
en que parece apoyarse
son igualmente amargas:
se ríe por no llorar
o se ríe de nosotros.

---
--
-

5 comentarios:

Luis Edgardo Soulé dijo...

Siempre vuelve la poesía de Néstor Mux, felizmente regresó, y para siempre de aquel exilio voluntario del que no queremos acordarnos.
Un abrazo fraternal

Luis Edgardo Soulé

Anónimo dijo...

Mux siempre me pareció un poeta menor de la ciudad. Estos dos nuevos poemas son lamentables. Lo mejor que hizo Mux en poesía fue dejar de escribir por más de 20 años.
Anhaí

LAS VUELTAS DE LA VIDA dijo...

Ni a-hí coincido con vos An-haí. Lástima que no pusiste bien el seudónimo: Anahí viene del guaraní y hace referencia a la flor del ceibo; cuenta la leyenda que la indiecita Anahí -que era princesa y todo- fue capturada por los conquistadores españoles y la quemaron viva. Al vesre estás haciendo vos, An-haí, con el bueno de Mux. ¿Tal vez algún encono personal?, ¿no te pagó la copa?
A Mux tal vez no le moleste que lo llamen “poeta menor”. Me hubiese gustado tanto conocer tus “poetas mayores” platenses, ¿algún municipal quizás?,

un beso, An-haí, donde más te plazca, pero no a-hí,
Seba

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.