viernes, 29 de junio de 2012

Nicolás Prividera – Poema de restos de restos



VELORIO

I

¿Por qué les cierran los ojos a los muertos? ¿Para que no vean
lo que hay del otro lado? ¿O para que no los veamos a los ojos?
¿Para que no veamos la muerte en los ojos,
o la muerte a los ojos?


II

Afuera llueve obstinadamente, en el país, en la memoria. Imagino
esa otra tumba que no he visto (anegada por el agua,
hecha quizá de agua, profunda, oscura).
No la olvido.


Nicolás Prividera (Buenos Aires, 1970).




Presentan BUSTOS & PRIVIDERA 
Presentación libros Restos de Restos de Nicolás Prividera
y Gotas de crítica común de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua,
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero CABA.

Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).


.

Emiliano Bustos – Poema de Gotas de crítica común



CACERÍA

Para Haydée Jöcker


El pájaro entra al edificio por un agujero
y sale por otro.

No me pregunten qué hace
y qué ve…

Es una ley antigua.


Emiliano Bustos (Buenos Aires, 1972). Poeta y dibujante.




Presentan BUSTOS & PRIVIDERA 
Presentación libros Restos de Restos de Nicolás Prividera
y Gotas de crítica común de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua,
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero, CABA.

Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).


.

Nicolás Prividera – Poema de restos de restos



ESCRITO EN UNA SERVILLETA


“Hay que morir joven y dejar un himno”.
Escribo un primer verso y luego nada. El rumor
de las voces borra
la duda, la línea que vacila,
mientras todo sigue del otro lado,
más allá del café y los signos que no pueden huir
del papel (las palabras tienen nostalgia
de las cosas) y sin embargo terminan
envolviéndolas, deteniendo fugaces
humedades, borroneando la eternidad
con un gesto incomprensible. Levanto
la cara y la veo –especular–
reflejada en el vidrio, sobre una camisa
negra que pasa bajo la lluvia en cámara lenta y
luego se desvanece, entre dos hombres grises
que conversan y conservan algo
de otras cosas, más trascendentes, tal vez,
que la tormenta. Y otra vez la nada. Me gusta
mirar la lluvia desde esta pecera, como
quien sigue la procesión desde la ventana. Siempre
llueve en los cementerios, y sólo los muertos
no se mojan. Esa es la vida, piensan
los vivos, de los muertos: oír el roce
del agua, hundidos
en un mar inmóvil
que ya no sabe
mecerlos.

Nicolás Prividera (Buenos Aires, 1970).



Presentan BUSTOS & PRIVIDERA 
Presentación libros Restos de Restos de Nicolás Prividera
y Gotas de crítica común de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua,
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero CABA.

Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).

.

jueves, 28 de junio de 2012

Emiliano Bustos – Poema de Gotas de crítica común



POR QUÉ INVITAN A ESA GENTE


El crítico,
que traduce del alemán versos iconoclastas,
escucha del ser de guatambú
los informes que se le deben antes
de subir al estrado. No podría cumplir
su misión sin oír el transplante,
la maceración. La Gran Revista lo envió.
Por eso, a través de sus gestos de
sereno lingüístico, reluce la linterna
directriz. Ya informado
habla sin límite de tiempo
de la historia de la Gran Revista.
El niño estanco mira al nutritivo
jefe, alisa su pantalón a cuadros,
asiente. Tiembla cuando alguien
incomoda con aquella vieja política
al disertante. Por qué invitan a esa gente,
habría dicho el traductor. El lacayo
le habría contestado al oído: estamos
en la cima pero, aun así, llegan
crápulas con esas credenciales
otorgadas por Brecht.


Emiliano Bustos (Buenos Aires, 1972). Poeta y dibujante.



Presentan BUSTOS & PRIVIDERA 
Presentación libros Restos de Restos de Nicolás Prividera
y Gotas de crítica común de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua,
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero, CABA.

Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).

.

miércoles, 27 de junio de 2012

Nicolás Prividera – Poema de restos de restos



OH LOOR DE LA PATRIA


Oh loor de la magdalena en un libro de Proust.
Oh loor de las praderas en los westerns de John Ford.
Oh loor de rebaños públicos.
Oh loor de rancia bandera de ceremonias.
Oh loor del río que cruzamos sin saber cuándo íbamos a volver.
Oh loor de jazmines en un jardín que ya no existe.
Oh loor de colonia barata en una canción de amor.
Oh loor del cuerpo eléctrico.
Oh loor de viejos libros queridos.
Oh loor de cabezas recién cortadas.
Oh loor de cenizas en el viento.
Oh loor de amigos muertos.
Oh loor de precaria tierra abierta.
Oh loor del sexo causal.
Oh loor del barro y la sangre.
Oh loor de lluvia en la selva nubosa.
Oh loor de museos sin memoria.
Oh loor de llantos sin culpa.
Oh loor de cartas vencidas.
Oh loor del vómito después del suicidio de un intento.
Oh loor de suburbios dejando atrás el amanecer.
Oh loor de noches develadas.
Oh loor del meconio.
Oh loor de la huella de un cuerpo.
Oh loor del tabaco en Pinar del Río.
Oh loor de un pañuelo que fue de mi madre.
Oh loor del temblor.

Nicolás Prividera (Buenos Aires, 1970).




Presentan BUSTOS & PRIVIDERA 
Presentación libros Restos de Restos de Nicolás Prividera
y Gotas de crítica común de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua,
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero CABA.

Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).


.

Emiliano Bustos – Poema de Gotas de crítica común


UN POETA DE LA BOCA PARA AFUERA

En la oscura franja, en la gota sentimental
de Patricios y Vuelta de Rocha hablaré, la
taza de café, el vasito de ginebra se irán, y
la tarde nos motivará. Aparecerán esos nombres
que la sed reclama, desmenuzaremos el
runrún de la casa natal de Carriego, te diré,
amigo reciente, que en el albor de los noventa
éramos parra en simiente bebedora, gozo, lápida
de Dylan aunque todos teníamos futuro. Después
A y B quisieron más y se tentaron. No veníamos
de la droga, apenas se bañaban algunos,
a veces se enfrentaban los más. La bohemia
nos tranzaba; sé de alguien que leyó Moby Dick
en la vieja casona de Flores, mientras Sívori y
patrullita peleaban. No sé, es tan basto el pasado.
Aquellos viejos compañeros se metieron en el
museo de cera de la boca del tigre, bueno, lograron
algo. Dejaron el cemento procaz, la palabra
mareada; ahora tronchan cáusticos y lamen los
pendejos de bronce del horizonte. A, dorado a la
hoja por el macilento editor, B, entre la espada y
la pared, C perdido; y Nixon Mamerto y Aqua Di
Splash. Me fui quedando solo. Fui lunfardo, fui
nacional y popular; ahora tengo preparadas mis valijas,
especialmente el velamen, la cortesana, el aroma
a Riachuelo desagradecido. Quinquela querido,
Lacámera amigo, ya me gané la bufa de los modernos.
Quiero acción, quiero luz. Un gatopardismo
hiela, dos son más de lo mismo. Grité, ahora hablo;
calé hondo, ahora educo; desmayé en estelas eficaces
a falaces y tiernos, ahora pacto mi equipaje. Estoy
viejo. Me publican las ratas que huyeron del
barco; no soy un fotógrafo mersa, el teatro de los
barcos abandonados quiso lola, tiene ácaros. Eso sí,
muy agradecido estoy, viejo pantano. La boina de
Severino Varela es valiosa en cualquier lado. Pero ahora,
aprovechando que el viejo mamarracho come
hígados publicados, reptemos un poco, un poquito.
Me disfrazaré, invitaré a góticos, émulos, galenos;
seré funcional, en la estampida un tropezón es caída.
Antes del papel picado, la solemne introducción; después
el hirsuto amanuense de estos días morderá del
abismo de Bartebly su scon predilecto, y Borges me
salvará. Claro muchacho claro camaleón. Que nadie
enturbie su mirada, mucho menos el sedentario,
vamos a Tomalín, cónsules, antifaces, repartidores
de helado. Que nadie se equivoque, sigo siendo
el mismo, pero entre ellos. ¿La murga aclamará?
La murga perderá.

Emiliano Bustos (Buenos Aires, 1972). Poeta y dibujante.



Presentan BUSTOS & PRIVIDERA 
Presentación libros Restos de Restos de Nicolás Prividera
y Gotas de crítica común de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua,
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero CABA.


Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).




.

martes, 26 de junio de 2012

Vicente Zito Lema – En memoria de Darío Santillan y Maximiliano Kosteki



PRELUDIOS DEL AMANECER

In memoriam de Darío Santillan y Maximiliano Kosteki

      
La noche se presenta pálida y agónica,
como un testigo de la eternidad.
Tengo preguntas en la noche...
La luna quiere saber de la mar: su estruendo
la espanta.
Enjambres de flores alucinadas increpan
la desolación de la tierra: se marchitan.
Los niños escuchan las respuestas de las
vírgenes de la piedad: el hambre
no tiene respuesta.
Mil preguntas flotan en la noche. En el cielo
del perpetuo socorro se alza una cascada de
nubes rojas.
Sé que la agonía de la noche es el
comienzo de todas las  agonías. Veo venir los soplos
siempre agrios del dolor que se llama soledad.
Sé que la eternidad de la noche es un espejo
de la fugacidad del día. Escucho los pasos
de la resignación. (Son de mi cuerpo,
pero no son míos...)

La voz de mi madre llega con la liviandad
de un susurro, el viento del sur mueve
las cañas de bambú
y ella aleja la palidez de la noche
-Te conozco. Nunca te resignarás. Ya
de niño preguntabas todo.
-¿Por qué la muerte de esos cuerpos, madre,
sangrando como ríos por la calle?
-¿Por qué la muerte de esas almas, madre,
ya secas como piedras, arrastradas como sacos
de basura, en la estación de tren de Avellaneda?
-¿Ellos que deseaban, hijo?
-Uno se agitaba por el reino de la belleza...
El otro pretendía la justicia del cielo
aquí, en la tierra...
-Ya tienes las respuestas sobre sus muertes, hijo...

¿Siempre será así, madre?
Los cuerpos devorados en su vida…
Las almas perdidas en su muerte…
Los cielos de diciembre son espejos de sangre…
¿Siempre será así, madre…?
Tienes la respuesta en tu propia boca, hijo…
No lo olvides: el que calla, otorga…

La noche avanza sobre el día,
pálida y agónica.
La única eternidad que se escucha es el silencio.
De los muertos es la quietud de la muerte.
De los vivos es la desesperación de la vida.



Vicente Zito Lema, Buenos Aires, 1939. Poeta.

jueves, 21 de junio de 2012

IV Festival Latinoamericano de Poesía en el Centro del 20 al 27 de junio

Clickear ACÁ

En el marco del décimo aniversario del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini


Del 20 al 27 De Junio



Hay que saltar del corazón al mundo
Vicente Huidobro

Apertura: Miércoles 20 de Junio  
Presentación de los poetas latinoamericanos invitados al festival.
Jorge Campero (Bolivia); Sandra De la Torre Guarderas (Ecuador); Damsi Figueroa (Chile); Georgina Herrera (Cuba); Margarita Laso (Ecuador) y
Juan Manuel Roca (Colombia). La voz y el canto de Margarita Laso. Brindis

Sala Solidaridad [2º SS] 19:00 hs.

+ Info: Blog del Festival: http://www.estudiom.com.ar/FPC12/FPC12.htm

martes, 19 de junio de 2012

Emiliano Bustos gotas de crítica común y Nicolás Prividera restos de restos


Libros de la talita dorada y Colección de Poesía Los Detectives Salvajes

presentan “BUSTOS & PRIVIDERA - 

Presentación libros “Restos de Restos” de Nicolás Prividera; 
y “Gotas de crítica común” de Emiliano Bustos.

29 de junio 18:30hs - Museo del Libro y de la Lengua
Avenida Las Heras 2555, entre Austria y Agüero CABA.

Artistas invitados: Juan “Tata” Cedrón y Miguel López (bandoneón).

Emiliano Bustos (Buenos Aires, 1972). Poeta y dibujante. Publicó Trizas al cielo (1997), Falada (2001), 56 poemas (2005), Cheetah (2007). Gotas de crítica común, hace un recorrido intrincado con la idea de legado, vislumbra la puerta de acceso a un “nosotros” imantada a un sujeto político dentro de la literatura misma (la crítica no puede ser externa al poético, la critica como la daga, despiadada y generacional para salir del vacío). Cada gota que cae quema, una poetica hecha de tajos, cicatrices y luces (Julián Axat)

Nicolás Prividera (Buenos Aires, 1970) Dirigió M (2007), película que obtuvo varios premios internacionales, y actualmente está presentando su segundo film,Tierra de los padres (2012).  Restos de Restos traza un puente posible entre dos generaciones, sin resignarse a lo que podría ser una historia oficial, o la prescindencia posmoderna. Porque si bien sólo nos quedan restos, y acaso “restos de restos”; también ellos dan cuenta de una historia posible (Julián Axat)

sábado, 16 de junio de 2012

René Char



El poema es el amor realizado por el deseo que ha seguido siendo deseo.
















.
René Char (Francia, 1907-1988). Poeta.
Versión de Raúl Gustavo Aguirre.

Nadie más



NADIE MÁS, SOLO TÚ
Anyone else but you
(The Moldy Peaches)



Eres un amante de medio tiempo y un amigo de tiempo completo
El mono en la espalda es la ultima moda
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo en ti

Te beso el cerebro en la sombra de un tren
Te beso toda sorprendida, mi cuerpo se mueve de lado a lado
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo en ti

Aquí hay una iglesia y aquí está el campanario
Seguro somos lindos para dos personas feas
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo en ti

Las rocas me perdonan, los árboles me perdonan
Entonces,  ¿por qué no puedes perdonarme?
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
sólo en ti

Encontraré mi nicho en tu coche
Con mi mp3, mi dvd, mi mochila repleta, mi guitarra
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo en ti

Du du du du du du du du du dudu
Du du du du du du du du du dudu
Du du du du du du du du du dudu du

Arriba arriba, abajo abajo, izquierda derecha, izquierda derecha, b a comienzo
Solo porque usemos trampas no significa que no seamos listos
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo a ti

Siempre estás tratando de mantener lo real
Estoy enamorado de como sientes
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo a ti

Ambos tenemos brillantes y felices ataques de celos
Quieres más admiradoras, y yo quiero más escenario
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo a ti

Don Quijote fue un hombre loco de acero
Mi nombre es Adam, soy tu más grande admirador
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo a ti

Un gesto de tu cara y nos pusimos a bailar
Sacudes un poco de mierda en la parte inferior de tus pantalones
No veo lo que cualquiera puede ver, en alguien más
solo a ti

Du du du du du du du du du dudu
Du du du du du du du du du dudu
Du du du du du du du du du dudu du
solo tú


The Moldy Peaches es Adam Green y Kymia Dawson.

Vicente Zito Lema – Canción para Haroldo Conti



LA CANCIÓN DE HAROLDO


Para Haroldo Conti, desaparecido


no dejes callar la música
de tu corazón
la muerte no calma la fiebre de
estar vivo
la muerte no es amor

viento de octubre trae
la vibración suave y dorada
de otros días
viento de octubre en una rama
y lleva y lleva y desparrama
sin tino
las cenizas sobre la tierra
aunque tiemble de gozo
la tierra no es humana
no dejes callar
la música de tu corazón

de un momento para otro llegará
la nieve
y aguas negras en el Norte
me sorprenderá a mí no a
los pájaros ¡ellos son tantos!
se habrán marchado
dejarán una estela moverán el cielo
lo callado pesará como eterno
por favor amigo nuestro
deja que escuchemos
la música de tu corazón

le has pedido al ciruelo
de tu puerta que florezca
aunque no volvieras tú
que florezca él
¿quién ha dicho que
las flores calman a los muertos?
la muerte no es belleza
la muerte no es amor

no dejes callar la música
no dejes callar la música
de tu corazón.



Vicente Zito Lema, Buenos Aires, 1939. Poeta.
Foto: Haroldo Conti, s/d.

viernes, 15 de junio de 2012

Vicente Zito Lema – La princesa, la niña pobre y la muerte de la tierra



LA PRINCESA, LA NIÑA POBRE Y LA MUERTE DE LA TIERRA


La princesa está triste. ¿Qué tendrá la princesa? Ha perdido
su risa. Su boca está seca. La boca humana se cerró. Las palabras
que decían son silencio, en el polvo de la muerte que todo
lo convierte en memoria sin sudor…
¿Dónde está la risa de la princesa de la infancia? ¿Dónde está la infancia
de quienes nunca tuvieron princesas de cuentos y poemas
ni una infancia abierta a la mañana abierta
como un río de estrellas en el final de la noche…?
La princesa está triste. La niña de la pobreza que se come sus dedos
está triste. Mañana se comerá su mano, su brazo, su hígado, su corazón.
Mañana se comerá la mañana. ¿Habrá mañana…?
La princesa está perdida en la niebla de los sueños. La niña de la pobreza
está perdida y olvidada y vejada en la oscura luz de la pobreza…
La pobreza de los sueños. La pobreza de la realidad sin sueños. La pobreza
de la vida que se vive en la muerte…
Allí están los cielos. Opacos. Opacos…
Aquí está la tierra. ¿Han visto la tierra con ojos de tierra?
La tierra está triste. ¿Qué tendrá la tierra?
La tierra está pobre. ¿Quién trajo la pobreza?
¿Dónde está la riqueza que hizo la pobreza?
¿Qué fue de los sueños de la princesa?
¿Dónde está enterrada la niña de la pobreza?
¿En la tierra sin cielos? ¿En la tierra sin tierra?
¿Quién, dónde y cómo? ¿Por qué se entierra a la tierra?
¿No habrá una pasión de alegría para la triste princesa?
¿No habrá labios de amor para la niña de la pobreza?
¿Alguien le dirá a la muerte que si la tierra se muere
ni siquiera habrá muerte….?



Vicente Zito Lema, Buenos Aires, 1939. Poeta.

jueves, 14 de junio de 2012

Luis Alberto Spinetta – La cara pequeña de otras ilusiones



II


La cara pequeña 
de otras ilusiones 
y otros secretos 
se cubre tímidamente 
asumida en un cuerpo 
arrebatado de luz.

Los cofres dorados 
y sin magnitud 
ejecutan el formato 
de otro mundo indiferente a todo reflejo.

Y la herrumbre de los días 
es un color que vivió en las formas, 
en un error de no haber sido la propia cosa.



En: “Guitarra negra”, Ediciones Tres Tiempos, Buenos Aires, 1978. 
Poema Parte Cuarta.
Luis Alberto Spinetta (Buenos Aires, 23 de enero de 1950 – 8 de febrero de 2012).
Músico, poeta, artista, luz.

viernes, 8 de junio de 2012

Luis Alberto Spinetta – Dieciséis muelas adosadas a una boca estanque



LAS MUELAS



Dieciséis muelas 
adosadas 
a una boca estanque. 
Las llamaradas 
dejaron un lugar salvaje 
para morir con la lengua.


El puente de este destino de papila 
es salir a contenerlo todo 
como a un sorbo.


Pero no sólo se han condenado a sí mismos 
los buitres de las bocas 
(a veces mueren también hojuelas 
que descansaban fuera de la planta).


Yo, conmovido, 
vuelvo entonces a mi retina. 
Veo dieciséis muelas 
abandonadas allí por la ridiculez.




En: “Guitarra negra”, Ediciones Tres Tiempos, Buenos Aires, 1978. 
Poema Parte Cuarta.
Luis Alberto Spinetta (Buenos Aires, 23 de enero de 1950 – 8 de febrero de 2012).
Músico, poeta, artista, luz.

miércoles, 6 de junio de 2012

Juan Carlos Bustriazo Ortiz – Y anduve solo y no era la luz



17

y anduve solo y no era la luz
fuíme por duros corredores
por los pasillos pesaroso
y saquéme un papel azafrán
con un saludo de tez granate
“he aquí que lleguéme a verte
juancarlos estuvo en esta torre”
y fuíme solo y no era la luz
por los pasillos musitantes
atrás dejé los corredores
negros y más que hechos con cuervos
quedóse el papel inclinado
esperando tus ojos de mora
y como un ciego fui con las manos
interrogando a las paredes
buscando la puerta brillante
los tragaluces del castillo
el aire que andaba en el mundo
“juancarlos estuvo en este cuarzo”
fuíme solo y no era la luz




De: “Unca bermeja”, 1984. En: “Elegías de la piedra que canta”,
El Suri Porfiado Ediciones, 2007,
Juan Carlos Bustriazo Ortiz (Santa Rosa, La Pampa, 1929-2010).

martes, 5 de junio de 2012

Luis Alberto Spinetta – Ocurre en todos los casos


I


Ocurre en todos los casos 
en que participa la ridiculez 
que se sustrae el símbolo de la idea 
y queda la cosa, 
pequeña cosa, 
aislada sin esperanza y sin mensaje.

Ocurre en todos los casos 
en que participa el ignoto 
que se sueña con la psicología de un proceder 
idea estéril,
acto condicionado
sin poder evitar la deformación.

Ocurre en todos los casos 
en que participa la verdad, 
que se transforma todo sentido aparente, 
espejo falso, 
en lugares ciertos entre la nada y el infinito.



En: “Guitarra negra”, Ediciones Tres Tiempos, Buenos Aires, 1978. 
Poema Parte Cuarta.
Luis Alberto Spinetta (Buenos Aires, 23 de enero de 1950 – 8 de febrero de 2012).
Músico, poeta, artista, luz.

lunes, 4 de junio de 2012

Juan Carlos Bustriazo Ortiz – Y crecía la hornalla hosca



4


y crecía la hornalla hosca
en aquel pueblo de hornos pérfidos
eran mayas eran aztecas
eran quichés de estuco y lágrima?
eran teocallis bermellones
o pirámides de tierra terca?
eran hombres de barro fresco
recién hacidos por el gran padre?
eran esclavos colorados
o eran grietosos cuasi hombres?
pero crecían las hornallas
trabajosamente crecían
empinábanse con dolores
para que cuajaran panes panes
eran palacios de gentes torvas
o con máscaras de barro impuro?
con inocentes mascarillas
gentes que siempre comerán barro?
crecía la hornalla cumplíase
entre colorinches y desvelos



De: “Unca bermeja”, 1984. 
En: “Elegías de la piedra que canta”, El Suri Porfiado Ediciones, 2007.
Juan Carlos Bustriazo Ortiz (Santa Rosa, La Pampa, 1929-2010).